Al-Andalus Expreso – (El retorno de la Belle Epoque)

al_andalus_expreso_005

La presentación tendrá lugar el 18 de abril de 2012 a las 20:00 horas en la estación de Adif en Cádiz, donde el Tren Al Andalus quedará estacionado para tomar imágenes y conocer tanto el exterior como interiormente éste espectacular tren.

El tren Al Andalus cuenta con ingredientes de primera calidad: un tren con refinados coches salones que han sido decorados con materiales nobles y todo esmero y que dispone de habitaciones confortables, en las que la elegancia se conjuga con las comodidades del siglo XXI; y una ruta que acerca al viajero a los más inolvidables destinos de la fascinante Andalucía, a lo largo de seis días y cinco noches inolvidables.

al_andalus_expreso_006

Coquetos vagones construidos en Francia a finales de los años 20 del pasado siglo se trasladan ahora a Andalucía para desfilar por algunas de las joyas del patrimonio artístico español.

Imagínense 450 metros de convoy ferroviario -siete coches cama, cuatro salones, dos generadores, cocina, almacenes y una locomotora- deslizándose como una alfombra mágica por un paisaje de ensueño. Coquetos vagones construidos en Francia a finales de los años 20 del pasado siglo para satisfacer el capricho de la familia real británica. Ahora el escenario se traslada a Andalucía y esos mismos coches, envueltos en una atmósfera de Belle Epoque, desfilan por algunas de las joyas del patrimonio artístico español.

al_andalus_expreso_007

Córdoba, la Nueva York del siglo XII, cumbre de la cultura omeya y sede de tres religiones -la cristiana, la árabe y la judía-, con su mezquita catedral encajada en un dédalo de calles encaladas con aroma a azahar y el omnipresente rumor de las fuentes que se derrama por los patios. O Baeza, encaramada a una loma entre millones de olivares, un mar de copas verdes y troncos torturados a la vista de la Sierra de Mágina. Tierra bendecida con catedrales y universidades, con plazas que saltan del arte mudéjar al Renacimiento y que atrapan en un abrazo de piedra sin hallar resistencia; de aulas donde todavía se escuchan los ecos de Machado hablando de caminos que se hacen al andar y de estelas en la mar.

Y Úbeda, surgida a la sombra de batallas sin cuartel. como la de las Navas de Tolosa o la de Bailén, y de peleas a brazo partido entre las familias de los Aranda y los Trapera resueltas a puñaladas y saldadas sin honor. Por algo será que uno empieza hablando de la capilla del Salvador y acaba saliéndose por los cerros de Úbeda. Eso sí, que nos quiten lo bailao.

El embrujo andalusí y el glamour de la Belle Époque se ensamblan con la perfección de la orfebrería en este tren turístico que recorrerá Andalucía entre mayo y diciembre (excepto julio y agosto). La compañía ha programado viajes de seis días y cinco noches en un itinerario que arranca y termina en Sevilla, y que pasa por Córdoba, Baeza, Úbeda, Granada, Ronda, Cádiz, Jerez de la Frontera y Sanlúcar de Barrameda.

Esta idea de unir Andalucía en tren y hacerlo de una forma sosegada y disfrutando de las ciudades andaluzas surge en 1983 y con una clara inspiración en el Orient Express. (Ver nota «Siria a través de Agatha Christie»)

El convoy está formado por catorce coches, dos restaurante, Alhambra y Gibralfaro, coche bar Giralda, salón y juegos Medina Azahara, cinco coches cama, dos ducha, uno para el personal, un furgón generador y la máquina.

al_andalus_expreso_004

De todos estos los que más destacan son:

Alhambra; WR-3579 Construido en 1929 en Charantaises, Francia es un coche restaurante. A lo largo de los años ha sufrido una reconstrucción completa en 1985 y una remodelación interior en 1988, también se aprovecha este año para cambiar los bogies.

Gibralfaro; WR-3395. Data de la misma fecha que el Alhambra y ha sido sometido a los mismos procesos, eso sí, este es de origen británico.

Medina Azahara; WR-3562. Fabricado en la Naval de Bilbao en 1930 y con un uso, el de restaurante hasta que en 1985 es adaptado como coche de juego y revestido con materiales de gran lujo.

Giralda; WR-3582. Fue propiedad de la Wagon-Lits, dueña del Orient Express y data de 1928.

Aparte de estos los coches-cama, son de lujo y han sido objeto de una reciente remodelación. Su uso pasado fue el de dar servicio a la Monarquía británica para sus traslados desde Calais a la Costa Azul. Estos pueden jugar con una cama de matrimonio o dos individuales que durante el día se giran y se puede usar como sofá.

Leer Más >>>

Deja un comentario