No estamos de acuerdo con que se inicie otro ciclo vicioso de negociaciones” – Entrevista con el dirigente del FPLP, Bassel Ismail Salem

Bassel Ismail Salem
Bassel Ismail Salem

A propósito de la nueva arremetida estadounidense para intentar los postergados Acuerdos de Paz, Bassel señaló que tenemos más de veinte años de idas y vueltas con las negociaciones. ¿Qué esperanzas podemos tener los palestinos si por un lado hablan de paz y por el otro nos siguen asesinando y construyendo asentamientos para más colonos sionistas? Sin exagerar puedo decir que la mayoría del pueblo palestino y de las fuerzas políticas patrióticas palestinas, sean integrantes o no de la OLP, no estamos de acuerdo de que se inicie otro ciclo vicioso de negociaciones y volver a caer en el engaño y la mentira”.

El dirigente del FPLP puntualizó que: “Esto es un sentir de la mayoría de los palestinos, incluyendo al movimiento Al Fatah. Recientemente se conocieron declaraciones de Al Fatah diciendo: “no podemos ir a las negociaciones así”. Sabemos que estas iniciativas engañosas llegan en un momento en que nuestros enemigos históricos, tanto Israel por la ocupación de Palestina, como su aliado estratégico, Estados Unidos, reafirman su objetivo principal de proteger al Estado sionista”.

Esto ocurre, apuntó Bassel, precisamente cuando ellos “ven movimientos de posibles cambios, que anuncian el amanecer para el mundo árabe, a través de tantas demandas populares en varios países ; cuando ellos ven que puede empezar a recorrers el verdadero camino para lograr la independencia y la soberanía para el pueblo árabe, que somos un solo país, una sola nación y una sola patria”. Y continuó: “Cuando sucede esto, nuestros enemigos siempre optan por la represión brutal, para seguir presionando y mantener el estado de división”.

El representante palestino no dudó en criticar las continuas divisiones que se dan en la resistencia palestina. “Lamentamos mucho el papel tibio que suele jugar la dirección de la OLP, pero también ocurre lo mismo con la dirección de Hamas, a quienes nuestro pueblo había otorgado un voto de adhesión en función de su promesa de volver poner a Palestina en el carril verdadero de la revolución, algo que en los hechos y en el terreno no ha ocurrido”.

Bassel insistión en que para enfrentar a Israel y sus aliados, “necesitamos unidad geográfica, identidad como un solo pueblo. Este pueblo está tanto en Gaza como en Cisjordania, en el exilio, entre los refugiados palestinos y en ese millón y medio de palestinos que están dentro del Estado sionista de Israel. Esta unidad pasa por un momento muy difícil y muy crítica. Ahora vivimos un nuevo intento imperialista de seguir presionando a la parte palestina para tener más concesiones, que se concentran en proteger de nuevo al Estado de Israel para de esa forma darle más vida al sistema colonial imperialista”.

“El régimen sionista israelí que ocupa Palestina, es la punta de lanza principal de la hegemonía en Medio Oriente. Esta política de ir cambiando de una táctica a otra, la hacen para no perder la brújula por dónde van. Actualmente ellos están pidiendo concesiones a la parte palestina y aceptar esas presiones significaría el suicidio y la autoeliminación, por parte de los mismos palestinos”, señala el representante del FPLP. Y enseguida se pregunta: ¿Cuáles son esas condiciones? Los palestinos deben reconocer el carácter judío del Estado israelí y esto es sumamente peligroso, porque justifica que Israel comience un genocidio y expulsé más de un millón y medio de palestinos que están dentro de lo que ahora es la Palestina ocupada desde 1948. El otro punto es el tema de intercambio de terrenos. Ellos quieren mantener el estado actual, como hecho consumado en el territorio palestino, algo que han concretado robando y construyendo colonias de más de medio millón de colonos judíos, y solo estoy hablando de la parte de Jerusalén y sus alrededores. A esto se suma la construcción del muro en territorio palestino, robando tierra palestina. ¿Qué control tienen los palestinos de esas tierras? Apenas el ocho o el nueve por ciento de Cisjordania, que son centros de ciudades y algunas aldeas que son clasificadas como la Zona A en aquel acuerdo de Oslo. Ni siquiera en el nueve por ciento de esos territorios la Autoridad Nacional Palestina tiene control o soberanía porque el ejército israelí puede entrar, secuestrar, matar, hacer todo lo que le da la gana, salir y quedarse en la frontera de un centro poblacional”.

Bassel explica que: “Si ellos están hablando del intercambio territorial quiere decir que buscan mantener la ocupación dentro de Cisjordania y a cambio dar a los palestinos otros territorios, pero que son nuestros también. Esta tierra que nos quieren dar es muy pobre desde el punto de vista del agua, de los recursos, pero a su vez se roban más del ochenta por ciento del agua subterránea de Palestina. Quieren mantener posiciones topográficas altas, donde hay algunas aldeas en Alsbon, en Jenin, en Tulkaren, que es la parte al lado de Jerusalén. Si la parte palestina acepta eso, ¿qué nos queda?”.

Palestina y su función universal

El representante del FPLP puntualizó que: “La causa palestina necesita aferrarse y mantenerse en los principios revolucionarios, y nunca debemos olvidar los objetivos estratégicos. Por eso necesitamos la unidad política, geográfica del pueblo, de la identidad y la cultura, necesitamos esa fortaleza. Pero estamos en medio de muchas influencias regionales, arábicas e internacionales, que presionan e influyen sobre la causa palestina. No podemos decir que a los palestinos y Palestina no les interesa lo que está pasando en Siria, eso no es verdad y no es correcto. La causa palestina no pertenece sólo a los palestinos, sino que también es de los árabes como nación, de los revolucionarios, de la región, de todos los amigos nuestros como es el caso de Irán, de los turcos revolucionarios que aman de verdad a Palestina y no están de acuerdo con la política de su gobierno. Palestina pertenece a toda la humanidad, y entre ellos, a los que luchan aquí en América Latina. Defendemos la revolución cubana y la revolución bolivariana, rendimos en ese sentido un homenaje a nuestro comandante Chávez, ya que él fue uno de los más firmes, fuertes y valientes defensores de nuestra causa. Tanto Chávez como Fidel son de una dimensión y una talla universal, por eso defienden a los pueblos del Tercer Mundo. Esto nos obliga a estar aquí firmes, por principios, porque estamos enfrentando a un enemigo común que nos obliga a unirnos”.

-¿En esta recomposición de las formaciones de la resistencia palestina, ¿con quién se siente más a gusto el FPLP a la hora de las alianzas?

– El interés y la preocupación y todo el trabajo se concentra en que tenemos que salvarnos de esta situación, y para salvarnos estamos obligados a trabajar con todas las facciones. No puedo decir que todos los que están dentro de Al Fatah apoyan la política de Mahmud Abbas y de la ANP. Hay sectores de Al Fatah que son nacionalistas y progresistas, que rechazan esa política, entonces les decimos bienvenidos para trabajar juntos. En el caso de Hamas, su dirección política se equivoca, pero no quiere decir que todos sus militantes estén de acuerdo con esa dirección. Incluso también hay que trabajar no sólo con los políticos, sino con todo el tejido nacional palestino social, de masas, sindicatos, estudiantil. La idea es ir acumulando fuerzas para llegar a una alianza. No podemos permitir que las contradicciones internas afloren por la violencia dentro de Cisjordania o en la Franja de Gaza. El diálogo democrático es lo más óptimo, junto a ejercer la presión popular a la dirección política y a los líderes palestinos, para que entiendan de que el tiempo es muy corto, como bien dice un dicho árabe: el tiempo es como el machete, si no te cuidas te cortas”.

Rescatar el papel revolucionario de la OLP

Bassel reafirma que: “Estamos obligados a no perder el tiempo en mantener esa situación de división. Hay que trabajar con todos, recordando los acuerdos firmados antes del asesinato de Arafat, el acuerdo de El Cairo, y todo lo que fue desarrollado posteriormente para encontrar una salida democrática para reconstruir la gran casa palestina, fortalecer la reconstrucción interna, con elecciones legislativas, con el objetivo de rehabilitar las instituciones y las organizaciones de la OLP. En otras palabras, rescatar el papel revolucionario y el liderazgo de la OLP. Lo más importante es que la OLP, que es un frente amplio, tenga su papel para poner un retén a todo lo que viene, eso sería como una fortaleza militar. Por eso necesitamos estar unidos internamente para después enfrentar los ataques que viene de afuera para destruir esta fortaleza palestina. Esto hay que hacerlo con todos los componentes de la causa palestina, caracterizando las realidades de Gaza, Cisjordania, y nuestros hermanos que pelean en el corazón del ocupante, y tener en cuenta a los más de seis millones de refugiados. No podemos permitir que estos refugiados estén marginados, que no tengan voz, y no puedan participar en el destino de su causa y de su pueblo”.

Entrevistas | Por Carlos Aznárez y Leandro Albani

Tercera información

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario