Una apuesta de vida y cultura – Mostafa Majdi El Mofaddal Quiosquero marroquí

M. Hadji
Mostafa Hadji, junto a su quiosco © Sonia Tercero La Rrioja

Frente al desempleo, una apuesta de vida y cultura. El quiosco de prensa enclavado junto a la Torre de Logroño, en plena Gran Vía de la capital, dice adiós  a cinco años de cierre.

«La lectura perjudica seriamente la ignorancia y la intolerancia», asevera su nuevo propietario, Mostafa Majdi El Mofaddal, un licenciado en Filología Árabe y diplomado como técnico contable, que llegó a España desde su Marruecos natal en el verano de 1989 y a La Rioja ocho años después, en la primavera de 1997. Casado y padre de dos hijos -«los tres son riojanos de pura cepa», destaca- Mostafa, nacionalizado español desde septiembre del 2005, es otra víctima de la crisis que ha rehusado rendirse.

«Fui al paro en diciembre del 2011 y no ha pasado un solo día sin mantener la búsqueda activa de empleo. Al final, me enteré de que el Ayuntamiento sacaba a licitación siete quioscos de prensa y me tocó éste», resume.

El paso no ha sido sencillo. A la compra del quiosco (28.000 euros nuevo y sobre la mitad de segunda mano); hay que sumar 7.500 euros en fianzas a las distribuidoras; la tasa municipal por ocupación de vía, 156 euros anuales por metro cuadrado (mil al año); 200 euros al mes a las distribuidoras en concepto de portes; la cuota como autónomo, 280 euros mensuales; el seguro del local, otros 300 al año … «Es una inversión que asusta, es mi indemnización y la capitalización del tiempo restante por la prestación por desempleo, pero hoy en día debes aferrarte al trabajo como a un buen amigo», señala, para añadir que «la concesión es por 20 años, renovables automáticamente cada dos hasta los 40».

‘Libros viajeros’

Mostafa, consciente de las dificultades, se muestra esperanzado e ilusionado: «Esto va a ser mucho más que un quiosco. No se trata sólo de vender periódicos, revistas, chucherías y tabaco, quiero fomentar la lectura». Para ello, además de la puesta en marcha de un blog y de la venta de papiros egipcios, ha ideado una iniciativa bautizada como ‘Libros viajeros’. «Yo dejaré un ejemplar en una plaza o un espacio público de Logroño con una nota explicativa para que quien lo desee se lo lleve a su casa, lo lea, lo firme y lo libere en otro lugar de la capital. El vigésimo lector lo devolverá al quiosco y yo lo regalaré a la biblioteca pública o al centro penitenciario». La propuesta cultural, con cuatro citas anuales en principio, se iniciará en junio con ‘Identidades asesinas’, del autor Amin Maalouf, Príncipe de Asturias de las Letras.

Por Roberto Glez. Lastra

Con Información de : La Rioja

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario