Yo renuncio , Seré Papa hasta el 28 de febrero – Benedicto XVI

Benedicto XVI se reúne con el presidente palestino Mahmud Abbas.
Benedicto XVI se reúne con el presidente palestino Mahmud Abbas. (Foto junio 2011).

Renuncia Benedicto XVI «por falta de fuerzas»

Benedicto XVI, elegido Papa el 19 de abril del 2005 a los 78 años, 20 más que su antecesor Juan Pablo II, se convierte hoy en el primer Sumo Pontífice en dimitir por voluntad propia después de Celestino

En discurso pronunciado en latín durante un consistorio del Vaticano, señaló que “en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones (…) es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu”.

Ciudad del Vaticano. El papa Benedicto XVI anunció hoy en Roma de manera inesperada que renuncia a su Pontificado el 28 de febrero por motivos de edad y por no poder “ejercer bien el ministerio” que le fue encomendado.

La noticia la comunicó Joseph Ratzinger, de 85 años y nacido en Alemanis, en un discurso en latín durante una misa en el Vaticano, en el marco del consistorio que se celebra estos días y en el que originalmente se iban a decidir una serie de beatificaciones.

“Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”, dijo el religioso, líder de mil 200 millones de católicos en el mundo.

“Siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20:00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante”, indicó.

Respecto de su estado de salud, subrayó que “en el mundo de hoy (…) para gobernar la barca de San Pedro y anunciar el Evangelio es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado”.

Ahora será necesario celebrar un nuevo cónclave para elegir a su sucesor

Es el primer Papa que renuncia a su Pontificado por voluntad propia en más de siete siglos de historia de la Iglesia. Para un antecedente similar hay que remontarse hasta Celestino V en 1294.

Además de éste, otros Papas se retiraron en circunstancias históricas particulares, más o menos conocidas, pero en ninguno de esos casos se trató de una renuncia propiamente dicha.

Elegido como Papa el 19 de abril del 2005 a los 78 años -20 años más que los que tenía Juan Pablo II cuando se convirtió en pontífice- Benedicto XVI gobernó un Vaticano con un estilo más pausado, cerebral y menos impulsivo.

Su papado se vio opacado por una serie de escándalos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes que mancharon a la Iglesia Católica, por un discurso en el que irritó a la comunidad musulmana y por la crisis surgida tras la filtración de documentos clasificados del Vaticano por la que se responsabilizó al mayordomo del pontífice.

Aunque los conservadores lo elogiaron por intentar reafirmar la identidad tradicionalista de la Iglesia Católica, sus críticos lo acusaron de darle la espalda a reformas que han estado pendientes por casi medio siglo y de perjudicar los diálogos con las comunidades musulmana, judía y otras iglesias cristianas.

Antes de ser elegido Papa, el ex cardenal Joseph Ratzinger era conocido por apodos tan severos como el rottweiler de Dios, en referencia a su estricta postura en torno a asuntos teológicos.

Reacciones

El decano del colegio cardenalicio, Angelo Sodano, calificó el anuncio de “un rayo en medio de un cielo despejado”. Benedicto XVI había dicho ya anteriormente que se imaginaba perfectamente dejar el cargo por motivos de salud.

Su hermano, el también sacerdote Georg Ratzinger, apuntó claramente a la maltrecha salud del papa. “La edad pesa”, dijo el religioso de 89 años a Dpa, y añadió que el médico del pontífice le había recomendado no hacer más viajes transatlánticos. También tenía problemas para caminar.

“Esto es un hecho natural. Mi hermano quiere más tranquilidad a su edad”, comentó Georg Ratzinger, quien es cuatro años mayor que el Pontífice.

Max Seckler, teólogo alemán y amigo de muchos años del papa Benedicto XVI, sostuvo que se vio muy afectado por “las intrigas que hay en Roma”. “Sufrió mucho por ciertas cosas que conlleva este cargo. Es difícil de imaginar las intrigas que hay en Roma y con las que tiene que lidiar. Es algo que lo afectó mucho porque es teólogo y una persona noble”, dijo.

“Pienso que no quería repetir los últimos meses dramáticos del pontificado de Juan Pablo II”, comentó por su parte Adam Boniecki, uno de los intelectuales católicos polacos más destacados, en la web del semanario religioso Tygodnik Powszechny. “Hay que agradecerle a Benedicto haber mostrado cómo es posible resolver en la fe el problema del cargo, la edad y la debilidad física”.

En la plaza de San Pedro se extendió la conmoción entre los turistas y creyentes al enterarse de la decisión. También mostró su sorpresa el primer ministro italiano, Mario Monti.

Fuente : La Jornada

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario