Archivo de la etiqueta: Qur’an

Sagrado Qur’an: El Profeta Idris, (La Paz sea con Él)

Sayyedina Idris fue uno de los primeros profetas mandado a las primeras generaciones de la descendencia de sayyedina Adam. Desafortunadamente no se sabe mucho de él. Ha sido revelado que fue el primero a quien se le reveló la ciencia de los números, y que le fue dada mucha sabiduría. También se dice que sayyedina Idris fue el hombre a quien conocen los Judíos y Cristianos como Enoch. Y Allâh es el que mejor sabe.

El Corán se refiere a sayyedina Idris, en Surah Maryam y en Surat al-Anbiya’: Y recuerda en el Libro a Idris, él fue veraz y profeta. Lo elevamos a un alto lugar. (19-56-57).


En el ayah que sigue, Allâh describe a sayyedina Idris, (así como a los Profetas Ibrahim, Musa, Harun, y a Isma’il, la paz sea con ellos, quienes son mencionados en los ayah anterior a éste), en estas palabras: Ésos son los que Allâh ha favorecido entre los profetas de la descendencia de Adam, los que llevamos con Nuh, la descendencia de Ibrahim e Israil (Yaqub), y los guiamos y escogimos. Cuando se les recitaban los signos del Misericordioso caían postrados llorando. (19-58).

Y también: E Ismail, Idris y Dhul-Kifl, todos de la gente de constancia. Los pusimos bajo Nuestra misericordia, es cierto que eran de los justos. (21-84-85).

Por Iftekhar Bano Hussain
Traducido por Abdullah Weston
Con información de Islam


©2018-paginasarabes®

Tafsir Surah al Falaq – EL RAYAR DEL ALBA – (Sura 113)

Tafsir Surah al Falaq – EL RAYAR DEL ALBA – (Sura 113)

 

En el Nombre de Allâh, El Misericordioso, El Compasivo

Di: Me refugio en el Señor del rayar del alba.
Del mal de lo que ha creado.
Del mal de la noche cuando se hace oscura.
De la maldad de las que soplan en los nudos
Y del mal del envidioso cuando envidia.

“Di”, con el fin de refugiarse “Me refugio” recurro, resguardo y me aferro firmemente en “el Señor del rayar del alba”, del surgimiento de la semilla y del grano,  del filo del cielo al amanecer  “Del mal de lo que ha creado”, todo lo que Allâh ha creado: hombres, genios y animales. Por lo tanto uno se refugia en Su creador del mal que contienen.

Luego. Allâh enumera los casos específicos abarcados por la importancia general del versículo anterior: “Del mal de la noche cuando se hace oscura”, es decir, de la maldad de lo que sucede en la noche cuando la oscuridad envuelve al hombre, cuando muchas almas malvadas y criaturas malévolas se dispersan en ella. “De la maldad de las que soplan en los nudos”, es decir brujas que soplaban en los nudos para ayudarlos en sus brujerías que habían atado en  los caminos de su arte secreto. “Y del mal del envidioso cuando envidia”, el envidioso es uno que desea ver la desaparición de las bendiciones que ve en el envidiado, y hace el máximo esfuerzo para que le sean retiradas. Por lo tanto el hombre está en la necesidad de buscar refugio de su maldad y  hacer que sus maquinaciones sean vanas. Incluidos en la categoría del envidioso, aquellos que afectan a los demás con el mal de ojo, porque esto sólo procede de uno que es envidioso y tiene una naturaleza maligna.

Este capítulo abarca la búsqueda de refugio de toda clase de mal: generales y específicos. También demuestra que la magia es algo verdadero, su daño debe ser temido, y que uno debe refugiarse en Allâh de él y de quienes lo practican.

Traducido por: Umm Abdurrahman




سورة الفلق
(Surat al Falaq)

Sura del Rayar Del Alba

بسم الله الرحمان الرحيم
(Bismi allah ar rahmani ar rahim)

En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo

قُلْ أَعُوذُ بِرَبِّ الْفَلَقِ (1(
(Qul a’udu bi rabbi al falaq)

1• Di : Me refugio en el señor del rayar del alba, (En árabe “falaq”  Sobre el sentido de esta palabra, hay toda una variedad de opiniones entre los comentaristas. Unos, la interpretan con el significado aquí traducido. Otros dicen que es una prisión, una edificación, un río de infierno, (yahannam), e incluso un árbol. La raíz de la palabra tiene que ver con hender o henderse, habiendo algún  comentarista que la explica como refiriéndose a todo aquello, en la Creación, que se hiende, como el óvulo al fecundarse, el alba al despuntar y la semilla al germinar).

مِنْ شَرِّ مَا خَلَقَ (2)
(Min Sharri ma khalaq)

2• Del mal de lo que ha creado

وَمِنْ شَرِّ غَاسِقٍ إِذَا وَقَبَ (3)
(Wa men sharri ghasiqin ida waqab)

3• Del mal de la noche cuando se hace oscura

وَمِنْ شَرِّ النَّفَّاثَاتِ فِي الْعُقَدِ (4)
(Wa men sharri nnafatati fi al a’uqad)

4• Y del mal de las que soplan en los nudos

وَمِنْ شَرِّ حَاسِدٍ إِذَا حَسَدَ (5)
(Wa men sharri hasidin ida hasad)

5• Y del mal del envidioso cuando envidia


Con información de Islaam, Luz del Islam, Islam Talca e Islam y Ciencia

©2018-paginasarabes®