El Guerrero – Nathalie Handal

El Guerrero

Era miércoles, lo recuerdo.
Tal vez era jueves.
Yo había llegado temprano,
suficientemente temprano para beber un buen

[vino sola,

con un hombre que pensaba todos debíamos

[temer,

y por un segundo lo olvidé.

Luego ellos llegaron.
Nada en mí había cambiado,
incluso después del vino,
incluso después de que vi una cabra y un

[cadáver abiertos de un tajo,

uno al lado del otro.
Algunos dicen que este lugar está maldito,
cada gota de agua hunde la tierra.

Cuán extrañas las cosas que pensamos en

[momentos como éste.

¿Era yo una extraña para el amante que vio mis

[curvas y cicatrices,

los besó y luego durmió como un desertor?
Cuán extraño lo que se nos ocurre en las

[sombras oníricas de Dios,

los niños que un día viste en Nablus o Ramallah,
que te dijeron la hora en que los dátiles

[crecerán en Palestina.


Luego ellos llegaron.
Anunciaron,
ella murió ayer,
pero había oído que murió hace un año,
luego esa noche supe que morirá mañana.
Y luego lo escuché decir:
Cállate,
sólo hay una manera de librar una guerra.
Conviértete en el otro.

Cruzo mis piernas
y deshago su rostro,
intentando hallar una forma de recordar este

[momento de manera diferente.

Nathalie Handal *


* De sangre palestina y libanesa, nació en Haití en 1969. Es una galardonada poeta, escritora de obras de teatro y de narrativa, quien ha vivido en Europa, Estados Unidos, el Caribe, Latinoamérica y el mundo árabe.



©2018-paginasarabes®

Deja un comentario