La ONU acusa a Israel de torturar y usar a niños palestinos como escudos humanos

palestina_020304_a
Niños palestinos secuestrados y torturados por el régimen israelí

La Organización de Naciones Unidas (ONU) denunció este jueves a Israel por torturar a niños palestinos arrestados, perseguidos o detenidos por sus fuerzas militares y policiales en los territorios reocupados, así como su uso como escudos humanos.

Los menores son capturados durante la noche por soldados que les atan las manos y les cubren los ojos para trasladarlos a lugares desconocidos, apuntó en un informe el comité de los Derechos del Niño, que también acusó a Israel de aplicar de manera sistemática la violencia física y verbal, trato degradante, humillación, controles dolorosos, amenazas de muerte y ataques sexuales.

Esos crímenes son perpetrados desde el momento del arresto y durante los traslados e interrogatorios para tratar de obtener confesiones sobre bases arbitrarias, según testimonios de algunos militares israelíes. Los interrogatorios se realizan en hebreo, lengua que no entienden, y firman confesiones en hebreo para poder ser liberados”.

Los menores en poder de las fuerzas de Tel Aviv son sometidos a confinamiento solitario, en ocasiones durante varios meses, y la mayoría son acusados de haber arrojado piedras, ofensa que puede acarrear una pena hasta de 20 años en prisión.

El informe, redactado por 18 expertos independientes, examinó un periodo de diez años hasta 2013, durante los cuales fueron arrestados, interrogados y detenidos cerca de 7 mil niños palestinos de entre 12 y 17 años, pero también algunos de nueve años.

El comité de la ONU denunció también el «continuo uso de niños palestinos como escudos humanos e informantes» y documentó 14 casos de ese tipo entre enero de 2010 y marzo de 2013.

Además, a los niños palestinos de la franja de Gaza y de Cisjordania se les niega en forma rutinaria el registro de nacimiento, acceso a la salud, a escuelas decentes y a agua limpia, por lo cual sufren de crecientes índices de desnutrición.

El reporte también rechazó la ocupación ilegal de los territorios palestinos y de los Altos del Golán, en Siria, la permanente expansión de los asentamientos de colonos israelíes y la construcción de un muro en Cisjordania, la confiscación y destrucción de casas y medios de sustento.

Estos actos, dijo, «constituyen violaciones graves y continuas de los derechos de los niños palestinos y sus familias». El ministerio israelí de Relaciones Exteriores replicó el informe y señaló que reciclaron datos viejos para atacar a Israel.

Otro problema que enfrenta Tel Aviv, de acuerdo con Menahem Landau, antiguo responsable de la unidad encargada por los extremistas judíos en el Shin Beth (servicio de seguridad interior israelí), son los actos racistas contra palestinos y árabes, pero «todavía no se ha decidido cómo resolverlo», declaró a la radio militar.

Colonos extremistas y activistas de extrema derecha ejercen, bajo la apelación del «precio a pagar», represalias contra los palestinos o los árabes israelíes, los lugares de culto musulmanes y cristianos, los militantes pacifistas israelíes, e incluso el ejército, después de una decisión gubernamental que consideran hostil a sus intereses o de actos atribuidos a palestinos, indicó Afp.

El gabinete de seguridad israelí reforzó el domingo los poderes de las fuerzas de seguridad al clasificar a los autores de estos actos como miembros de «organizaciones ilegales», pero se abstuvo de designarlos como «terroristas», lo cual permitiría al Shin Beth combatirlos de forma eficaz, según Landau.

Durante una vista a Gaza, la titular de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Catherine Ashton, pidió suavizar el bloqueo israelí del territorio palestino. «Queremos la apertura de los puntos de paso y la mejora de las situación económica en la franja de Gaza», expuso.

En el Día Mundial de los Refugiados, Ashton visitó Gaza, que alberga un cuarto de los 5.3 millones de refugiados palestinos registrados por la agencia de la ONU para ayuda a los refugiados palestinos (UNRWA), y pidió a la UE hacer más por los palestinos.

En una reunión con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, Ashton coincidió en que el cese de la construcción de asentamientos israelíes en Cisjordania facilitaría las negociaciones de paz. La diplomática europea también se reunió en Jerusalén con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

Por otra parte, el primer ministro palestino, Rami Hamdallah, presentó su renuncia a Abbas, a menos de tres semanas de su nombramiento, debido a las diferencias con dos viceprimeros ministros, dijo en Ramalá una fuente oficial que solicitó el anominato, y añadió que Abbas no ha dicho si acepta su renuncia.

Con información de : La Jornada

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario