Teofanía – Por Felipe LLanas Moreno

Dios es la contraposición del cuerpo humano y su ser.
No es posible concebir a Dios cabalmente a causa de
las apremiantes necesidades que el propio cuerpo
nos impone y que nos distraen de tal propósito.
¿Cómo concebir lo que no tiene continente, caducidad, consistencia ni explicación simple y que, por tanto,
es mistérico en esencia para el hombre?
¿Cómo concebir algo que es ajeno y extraño, y a lo
que sólo puede referirse la palabra, y proclamarse
mediante la iluminación o el dogma, la fe?
Ocurre la creencia.
La única pista común, el único rastro de su presencia,
si acaso,
se localiza en el pensamiento, hecho que descubre
la realidad a los ojos de un anónimo creador interpretado
por cada individuo colocado en semejante situación.
El pensamiento, la mente, es puerta, clave y ritual.
Es contacto.
La maravilla prudente de nuestra idea nos provoca
vislumbrar escenarios y paisajes sublimes,
de la mano de la emoción.
Pasamos a ocupar un puesto en las orillas de la existencia para aspirar a ver, para Ver sin más.
Mas vivimos sobre la tierra y pasamos enguantados
en un cuerpo que nos exige respeto y atención,
a propósito de obtener un lugar apreciable en
la dinámica social del mundo.
Pero siempre, con estremecimiento, con curiosidad,
con temor, volvemos de vez en vez a cuestionarnos,
a especular.
Y así, la propia mortalidad se muerde la cola para despejar,
por un instante, la incógnita, y hacernos abrir los ojos,
agitar la respiración y resentir la ansiedad de lo que casi
se alcanza, pero se abandona con la intención de repetir,
más adelante, en algún otro momento, la experiencia
de la interrupción fulminante de la cotidianidad y el tedio,
junto con la certeza de lo predecible.
Volver al punto para vivificar el ánimo con el éxtasis
de la palpable revelación pospuesta.
Ser entonces, y comprender en forma lo que carece
de ella.
Refundar el mundo confrontando la consunción de la cepa espiritual del buen hereje, que insiste y sigue insistiendo, convirtiendo el nosotros en el yo oficiante de la añeja libertad.

F.LL.M. JULIO 2012.

©2012-Páginas Árabes®

Licencia Creative Commons

Teofanía por Felipe Llanas Moreno se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Deja un comentario