Aziz y su partida de Palestina como emigrante

Compartir14TwittearPin2CompartirCompartir16 Compartir Desde hacía dos días el mar corcoveaba; olas como montañas golpeaban las naves, las pequeñas embarcaciones, muchas de las cuales parecían juguetitos de papel encumbrados en sus crestas. Un rumor a océano violento llegaba desde el poniente, mezclado con olores

Leer más

A %d blogueros les gusta esto: