La engañifa conque la corregidora de Ávila embaucó a Abdalá Alahazen

Iba y venía Jimena por todas las calles, como buena capitana, ofreciendo armas, visitando tramos de muralla, dando comida a centinelas y alentando al personal. Ahí ya tenía la fama ganada.

Leer más

A %d blogueros les gusta esto: