Mujaddara ( مجدرة) – Lentejas con trigo

Mujaddara de trigo

La mujaddara, (pronunciar mu-yád-da-ra),  puede ser un plato único, pero también se sirve como guarnición de carnes, aves o pescados.

Historia en la cocina

La primera receta descrita de este plato aparece en Kitab al-Tabikh, un libro de cocina compilado en 1226 por al-Baghdadi, en Irak.

Debido a la referencia bíblica de que a Esaú le gustaba mucho esta especie de potaje de lentejas, a la mujaddara se le suele denominar como el “favorito de Esaú”, de quien se dice dio origen al pueblo Edomita o Idumeo. Los sirios judíos suelen comer este plato dos veces a la semana: caliente los jueves en la noche y frío los domingos.

Los árabes cristianos Ortodoxos, Maronitas y Melquitas, lo consumen durante la Cuaresma.



Mujaddara de arroz

Variantes de una misma receta

La mujaddara, que en un sitio u otro puede prepararse con lentejas verdes o de lo contrario con la variedad marrón, se suele servir con o sin verduras, fría o caliente. Con arroz, reemplazando al trigo. Aunque se considera un plato de origen humilde, comida de gente de pocos recursos, en la actualidad es uno de los platos más conocidos y demandados de la cocina libanesa, palestina y siria.

Ingredientes

2 tazas tamaño té de lentejas
1 taza tamaño té de trigo burgol  grueso
2 cebollas grandes
1 ½ litro de caldo de verduras
½ taza tamaño té de aceite de oliva extra virgen
Agua Caliente, cantidad necesaria.
2 cucharadas de té colmadas de baharat.
Sal y Pimienta  a gusto.

Preparación

Volcamos dos tazas de lentejas en un recipiente. Lo llenamos con agua para lavarlas y retirarle cualquier tipo de  impureza que tengan.

Cortamos la cebolla en fina juliana.

Salamos a gusto la cebolla, friéndola en una sartén a fuego medio con media taza de aceite de oliva extra virgen.

Colocamos las lentejas en una olla y le agregamos un litro y medio de caldo de verduras  bien caliente. Pueden optar por utilizar solo agua, aunque el caldo le dará un buen sabor.

Dejamos hervir por espacio de 15 minutos a fuego medio.

Pasados los primeros 15 minutos de hervor, sumamos la taza de trigo burgol grueso, (en otra variante, puede agregar arroz). Cocinamos por otros 20 minutos más.

Mientras tanto, la cebolla se irá  tostando y caramelizando, tornándose cada vez más dulce y crocante. Cada tanto la iremos revolviendo con una cuchara de madera para que no se nos queme.

Pasados unos 20 a 25 minutos desde que la empezamos a saltear y una  vez que hayamos obtenido una coloración marrón subida apagamos el fuego.

Agregamos la mitad de las cebollas caramelizadas a las lentejas, junto con todo el aceite de cocción. El resto de la cebolla la reservaremos para disponerla sobre la superficie de la preparación a modo de  decoración.

Salpimentamos a gusto y sazonamos con dos cucharadas colmadas de Baharat, la mezcla de 7 especias típica de la cocina árabe.


Con informacion de Tras la receta


©2018-paginasarabes®

Deja un comentario