Siria: escriben enciclopedia sobre antigüedades

Con más de 10.000 sitios arqueológicos, de los que cientos han sido destruidos por la guerra, Siria no contaba aún con una enciclopedia de sus antigüedades, pero las autoridades se han puesto manos a la obra y acaban de presentar los dos primeros volúmenes.

«Es un trabajo único porque nunca ha existido en Siria una enciclopedia de este tipo, en ella trabaja un gran equipo de expertos», declaró por teléfono el director general de las Antigüedades y Museos del país, Mâmún Abdelkarim.

Desde hace tres años, un centenar de arqueólogos e historiadores sirios ha estado documentándose, redactando artículos y seleccionando fotografías, ilustraciones y mapas para que los dos primeros libros de la colección, que se espera que tenga doce tomos, vean la luz.

Abdelkarim, supervisor de los textos sobre el período Clásico y presidente de la enciclopedia, considera que esta tarea es de vital importancia debido a las circunstancias por las que atraviesa el país, sumido desde hace casi cinco años en un conflicto bélico.

«Queremos recopilar en la colección todos los yacimientos arqueológicos, tanto los que están destruidos como los que no. La información se actualiza constantemente», detalla.

El compendio sigue un orden alfabético y no solo recoge datos de sitios monumentales, sino que también proporciona otros sobre hitos históricos, biografías y otro tipo de materiales.

El director del Organismo de la Enciclopedia Árabe, Mahmud al Sayed, explica que el lector que se acerque a la colección se encontrará con documentación sobre antigüedades, como edificios, mercados, tumbas, castillos, mezquitas, iglesias…

«Pero también verá que se abordan asuntos sociales, económicos, políticos y religiosos de nuestra historia», precisa.

Así, en los dos primeros tomos figura un artículo sobre los arameos, un pueblo nómada que habitó la antigua Mesopotamia; otro sobre la provincia de Askandarun (que existió durante la ocupación francesa de Siria y que actualmente es la región de Hatay en Turquía) y otro sobre el castillo de Ibn Wardan (siglo VI d. C.) en el centro sirio.

El primer libro de la compilación cuenta con 448 páginas y el segundo, con 476. Desde la página web del Organismo de la Enciclopedia Árabe, una institución pública que depende de la Presidencia siria, se puede acceder de forma gratuita a los textos de los volúmenes finalizados, aunque la colección también estará a la venta en papel por 12.000 libras sirias (unos 80 dólares).

Al Sayed rehúsa poner una fecha para la culminación de este proyecto, debido a que depende de las circunstancias actuales en Siria, aunque manifiesta su voluntad de continuar con él.

En el último año, han saltado las alarmas por la situación de las antigüedades en Siria después de que en mayo pasado el grupo terrorista Estado Islámico (EI) conquistara la ciudad de Palmira, con importantes restos grecorromanos.

Las ruinas de Palmira son uno de los seis lugares arqueológicos sirios incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco y, al igual que los otros cinco yacimientos sirios, está, además, en la lista del organismo internacional de sitios en peligro.

Abdelkarim apunta que, de los 10.000 lugares históricos existentes en Siria, 300 han sido devastados por el conflicto.

«Tan solo en Alepo (cuyo casco antiguo también está en la lista de la Unesco) se han destruido 1.050 edificios», indica el responsables de las antigüedades sirias.

Por ello, Abdelkarim cree que el trabajo de esta enciclopedia es importante y se dedica a «todos los sirios».

«Esta es una colección para todos los ciudadanos, desde el primer ministro hasta el alumno del colegio y todo aquel que quiera acercarse a ella», resume el experto.

Con información de Expreso

©2016-paginasarabes®

Deja un comentario