Atentado en Líbano, vinculado 
a guerra 
en Siria

libano_bandera_animada

Beirut.- Ayer la calle cubierta de escombros y sangre frente a la Embajada iraní en Beirut quedó como mudo testimonio de otro día negro en Líbano, en el que cerca de dos docenas de personas murieron en un doble atentado suicida, el último de una serie de ataques sectarios.

El primer atacante, montado en una motocicleta, se hizo estallar en un puesto de control a unos metros de la Embajada en la zona de Bir Hassan de la capital, según funcionarios de seguridad y el Ejército. La explosión hizo que los residentes salieran a la calle o a sus balcones, lo que los expuso a la explosión más potente de un coche-bomba, que ocurrió minutos más tarde.

Al final del día, el número de muertos por el doble atentado suicida fue de 23, con 147 heridos, según el Ministerio de Salud. La agencia estatal iraní Islamic Republic News Agency (IRNA, por su sigla en inglés) confirmó que el agregado cultural del país, Ibrahim Ansari, estaba entre los muertos.

La extensa guerra civil en Siria ha expandido las tensiones sectarias en toda la región, debido a que una insurgencia, principalmente sunní, apoyada por Arabia Saudita y Qatar, combate para derrocar al presidente sirio, Bashar al-Assad, quien ha recibido el apoyo de combatientes chiítas provenientes de Irán y su aliado, el grupo militante libanés, Hizbullah.

En Líbano, donde las divisiones políticas son similares a las del otro lado de la frontera, los bombardeos de toma y daca han matado a decenas de personas en vecindarios lo mismo chiítas que sunitas este año, incluso cuando el endeble país lucha para aislarse de la violencia.

La Brigada Abdullah Azzam, el grupo militante sunní vinculado a Al-Qaeda que se atribuyó la responsabilidad del ataque de ayer, dejó claro que la guerra en Siria fue el motivo del ataque y que demandan que Hizbullah saque a sus combatientes del país.

“El ataque a la Embajada iraní en Beirut fue una operación de doble martirio realizada por dos héroes de los sunnitas en Líbano”, manifestó Sheikh Sirajeddine Zuraiqat, un clérigo afiliado con el grupo, a través de un mensaje publicado en Twitter.

Majid bin Muhammad al-Majid, jefe de la Brigada Azzam, llamó en agosto a los sunnitas en Líbano y Siria a unirse en contra de Hizbullah, a quien calificó como el “partido de Irán”…

Ayer, afuera de la Embajada, los equipos forenses vestidos en monos blancos recolectaban las pruebas al otro lado de un cordón de seguridad.

En la misma escena, coches estacionados en la calle humeaban todavía y los árboles de las banquetas estaban quemados por el fuego.

Hombres armados, afiliados al partido político Amal, aliado de Hizbullah , patrullaban el barrio de mayoría chiíta. En un comunicado, el partido describió el atentado como un “acto malicioso” que había atacado a civiles inocentes.

Si la guerra de Siria se extiende con toda su crudeza a Líbano y lo incendia de nuevo, se abriría un escenario peligroso.

Con información de : El Economista

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario