Siria : Un llamado a detener la agresión en marcha

Siria_septiembre_2013
Organizaciones sirias hacen un llamado a detener la agresión en marcha

Organizaciones políticas y de la sociedad civil de Siria confirman hoy su rechazo a las amenazas de Estados Unidos para emprender una agresión militar bajo el pretexto de un supuesto ataque gubernamental con armas químicas, que sigue sin probarse.

La Dirección del dirigente Partido Árabe Socialista Baaz afirmó que las alegaciones estadounidenses para violar la soberanía nacional constituyen una escalada peligrosa que amenaza la seguridad regional y del mundo, además de una violación flagrante de las leyes y normas internacionales.

En mensajes dirigidos a partidos y organizaciones nacionales árabes, la entidad subrayó que el país padece desde hace casi 30 meses «un ataque imperialista salvaje», encabezado por Washington y administraciones occidentales y de Oriente Medio que apadrinan a bandas de mercenarios y extremistas islámicos para derrocar al presidente Bashar al-Assad.

Exhortó a los ciudadanos, partidos y organizaciones populares, culturales y sociales árabes a detener la agresión en marcha que, consideró, ponen en peligro la seguridad de todas las naciones árabes.

La Red Siria para la Observación de Derechos Humanos argumentó que cualquier llamado de una nación a hacer uso de la fuerza contra otra de manera unilateral, viola la Carta de Naciones Unidas y pone en riesgo el sistema de relaciones internacionales.

Exigió la Red a organizaciones extranjeras y al Consejo de Seguridad de la ONU mantener una postura moral basada en los principios de los derechos humanos, con el objetivo de evitar la repetición de escenarios como los de Afganistán, Irak y Libia donde algunas potencias iniciaron conflictos que han desestabilizado a dichos países y propagado la violencia y el caos.

Por su parte, la Unión de Ulemas Musulmanes del Levante condenó la decisión de la Casa Blanca de recurrir a la fuerza contra esta nación mesoriental bajo argumentos de dudosa verificación.

Los llamados a una nueva guerra contradicen las alegaciones de quienes dicen respetar los derechos humanos y la libertad, pero anuncian acciones que provocarán más muertes de civiles inocentes y traerán mayor destrucción al país, expresó un comunicado de la organización.

Consideró la Unión que quienes se sumen a esta agresión deben considerarse enemigos de Dios y de la patria.

La entidad llamó a declarar el lunes 9 de septiembre como día de ayuno para rogarle a Dios que proteja a Siria de los enemigos.

Mientras tanto … 

El secretario de Estado John Kerry rendirá hoy testimonio a puertas cerradas ante un comité senatorial de Estados Unidos, en la continuación de las audiencias parlamentarias como preámbulo de la guerra más anunciada.

Kerry tiene previsto debatir sobre un ataque a Siria en el panel de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, y después -sin acceso a la prensa- en el grupo legislativo equivalente del Senado federal.

En el salón del Capitolio junto al jefe de la diplomacia norteamericana estará este miércoles el Director Nacional de Inteligencia, James Clapper.

El resto de los participantes en la reunión no han sido identificados, y fuentes parlamentarias calificaron de «top secret» a esta sesión extraordinaria del Comité.

La resolución del Senado que autoriza al presidente Barack Obama a emplear la fuerza militar contra Siria prohibiría el uso de efectivos terrestres para operaciones de combate.

La Associated Press obtuvo una copia del proyecto de resolución que irá a votación en la Comisión de Relaciones Exteriores el miércoles.

La medida impondría un límite de tiempo de 60 días que el presidente podría extender otros 30 días con la aprobación del Congreso.

El senador demócrata Bob Menéndez, presidente de la comisión, y el senador Bob Corker, el republicano de mayor jerarquía, acordaron el proyecto el martes por la noche.

Horas antes, Obama obtuvo un importante respaldo del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, para su propuesta de lanzar una incursión contra Siria, al tiempo que funcionarios del gobierno coincidieron en descartar el despliegue de efectivos en tierra en represalia por un ataque con armas químicas.

«Es probable que usted obtenga el respaldo del Congreso» , concedió el senador Rand Paul de Kentucky, quien probablemente se opondrá a la medida, en un diálogo en la tarde con el secretario de Estado John Kerry.

El líder republicano de la cámara baja salió de una reunión en la Casa Blanca y dijo que Estados Unidos tiene «enemigos en todo el mundo que necesitan entender que no vamos a tolerar este tipo de comportamiento. Asimismo tenemos aliados en todo el mundo y en la región que también necesitan saber que Estados Unidos estará ahí para darles su respaldo cuando sea necesario» .

Boehner habló mientras los legisladores de ambos partidos solicitaban cambios en la ley solicitada por el presidente, reescribiéndola a fin de restringir el tipo y duración de cualquier acción militar que sea autorizada,  incluyendo una prohibición de emplazar fuerzas de combate estadounidenses en tierra.

«No hay problema en que tengamos el lenguaje que no permita ninguna autorización para que haya tropas estadounidenses en el terreno» , dijo Kerry, uno de tres altos funcionarios que presentaron argumentos para una intervención militar en una audiencia de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Para esta operación supuestamente ligera, el Pentágono estacionó en el Mediterráneo una flotilla de seis destructores con 350 misiles Tomahawk, además de un portaviones, y un buque transporte con dos mil infantes de marina.

Además Estados Unidos confirmó que había despachado hacia Siria un pelotón de 50 soldados, con entrenamiento especial de la CIA para combatir al gobierno del presidente Bashar al Assad.

Esta medida fue revelada por Obama durante una reunión en la Casa Blanca con los senadores republicanos John McCain y Lindsey Graham, reportó el diario The New York Times.

Según el mandatario, un escuadrón de combatientes nativos, adiestrado en una base de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Jordania, partió con el objetivo de penetrar a territorio sirio vía terrestre.

 Obama no explicó que tipo de armamentos había proporcionado la CIA a esta misión mercenaria en un país que atraviesa un conflicto armado desde mediados de 2011.

No obstante ,»El presidente Obama no le está pidiendo a Estados Unidos que vaya a la guerra» , afirmó Kerry en una declaración inicial. Y sin embargo, acotó, «este no es el momento para una política aislacionista. No es el momento de ser espectadores de una masacre» .

Obama dijo que estaba dispuesto a admitir modificaciones en la solicitud relativamente amplia que la Casa Blanca hizo durante el fin de semana. Expresó confianza de que el Congreso responderá a su pedido para respaldar una acción militar.

Según una encuesta de Pew publicada este martes, el 48% de los estaounidenses se opone a bombardear Siria y el 29% está de acuerdo (el 23% no tiene opinión). El 35% de republicanos respalda la operación mientras que es sólo el 29 en el caso de los demócratas. La mayoría de estadounidenses no considera que Obama haya explicado con «claridad» sus razones contra la guerra y no cree al presidente cuando dice que será una acción limitada que no supondrá participar en otra guerra prolongada.

Obama insiste en que el ataque contra Siria no empantanará a Estados Unidos en otra larga campaña militar. “Ésto no es Irak. Ésto no es Afganistán …

 Con información de :Prensa Latina , AP, El Universal

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario