Corán – Mérito del que lo aprende,recita,escucha y practica

recitando_coran_a
Recitando el Corán

Relató Ad-Darimí, que Wahab ad-Dimarí dijo:

“A quien Alláh le hubiera dado el Corán y lo ejecutara durante el día y la noche, actuara según sus principios y leyes, y muriera en obediencia a él, Alláh lo resucitaría el Día del Juicio junto a los ángeles y los enviados.”

Relató Muslim, en una transmisión de Aisha, que dijo el Mensajero de Alláh (BPD):

“El hábil con el Corán estará con los ángeles honorables y justos. Aquel que recita el Corán entrecortada y dubitativamente y con dificultad tendrá recompensa doble”.

Obtendrá dos recompensas, una por la recitación y la otra por la dificultad; Sin embargo los grados del hábil y el diestro con el Corán están por encima de todo eso, porque primero, el Corán era dubitativo para él y luego fue ascendiendo hasta ser comparado con los ángeles. Y Alláh sabe más.

Relató At-Tirmidí, en una transmisión de Abdullah ibn Masúd, que dijo el Mensajero de Alláh (BPD):

“Quien recite una letra del Libro de Alláh obtendrá por ello una hásana, y esta hásana es equivalente a otras diez como ella. Y no digo Alif. Lam. Mim es una sola letra, sino que Alif es una letra, Lam es otra, y Mim es otra”.Dijo: Hadiz Hasan Garíb.

Relató Muslim, en una transmisión de Uqba ibn Ámir, que dijo:

“Acudió a nosotros el Mensajero de Alláh un día estando en un lugar de la mezquita llamado as-Suffa y nos preguntó: “¿A quién de vosotros le gustaría amanecer cada día en Buthán o en Al-Aquíq llevando con él dos camellas de la mejor raza, y sin haber incurrido en falta ni haber roto sus lazos familiares?” Contestamos: ¡Mensajero de Alláh! A todos nosotros nos gustaría eso. Y entonces dijo: “¿Por qué no acudís entonces cada uno de vosotros a la mezquita para aprender o recitar dos ayát del Libro de Alláh, Poderoso y Majestuoso, y sería mejor para él que dos camellas, tres ayát mejor para él que tres camellas, y cuatro ayát mejor para él que cuatro camellas, y así mejor que cualquier número de camellas?”

Se transmitió de Abu Huraira, que dijo el Mensajero de Alláh:

“Quien libere a un musulmán de una aflicción de este mundo Alláh lo liberará a él de otra en el Día del Juicio. Quien alivie a alguien de una dificultad Alláh lo aliviará a él en este mundo y en el Otro. Quien cubra la falta de un musulmán, Alláh le cubrirá a él en este mundo y en el Otro. Alláh acudirá en ayuda de Su siervo mientras éste acuda en ayuda de su hermano. Quien siga un camino buscando en él el conocimiento, Alláh le facilitará el camino al Jardín. Si un grupo se reúne en una de las casas de Alláh para recitar el Corán y estudiarlo, descenderá sobre ellos el sosiego, serán cubiertos de misericordia, los rodearán los ángeles, y Alláh los mencionará ante quienes estuvieran con Él. Y quien demore sus acciones, por el contrario, de nada le servirá su nobleza.”

Relataron Abu Daud, An-Nasaí, Ad-Darimí y At-Tirmidí, una transmisión de Uqba ibn Ámir, que oyó decir al Mensajero de Alláh (BPD):

“El recitador del Corán en voz alta es como el que da limosna (sádaqa) públicamente, y el recitador del Corán en voz baja es como el que da limosna secretamente.” Dijo At-Tirmidí: Hadiz Hasan Garíb.

Relató At-Tirmidí una transmisión de Abu Huraira, que el Profeta Muhammad (BPD) dijo:

“Vendrá el estudioso del Corán en el día del Juicio pidiendo a su Señor que le vista con las mejores galas, y vestirá la corona del honor. Después pedirá más y vestirá el manto de la nobleza; y después su Señor se complacerá con él y se le dirá que recite, por lo que subirá y aumentará por cada aya una hásana.” Dijo: Hadiz Sahíh.

Relató Abu Daud de Abdullah ibn Marín, que dijo el Mensajero de Alláh (BPD):

“Se dirá al recitador del Corán: ¡Recita y salmodia como lo hacías en el mundo, porque verdaderamente tu condición estará a la altura de la última aya que hayas recitado!”

Relató Ibn Maya en su Sunan en una transmisión de Abu Saíd al-Judrí, que dijo el Mensajero de Alláh (BPD):

“Se dirá al recitador del Corán, a su entrada en el Jardín: «recita y sube». Recitará y subirá por cada aya un peldaño de escalera hasta recitar todo lo que sepa.”

Se transmitió de Abu Bakr al-Anbarí, y éste de Abu Umama al-Hamasí, que dijo el Mensajero de Alláh (BPD):

“A quien le fuera dado un tercio del Corán, se le habría dado un tercio de la Profecía, y a quien le fueran dados dos tercios del Corán, se le habrían dado dos tercios de la Profecía. Y quien recitara el Corán completamente se le daría toda la Profecía, excepto que no le sería revelada y se le diría el Día del Juicio: ¡Recita y asciende!

Recitará una áya y ascenderá un peldaño hasta acabar todo lo que sepa del Corán. Después se le dirá: ¡Cierra los puños! Y entonces se le preguntará: ¿Sabes lo que hay en tus manos? Tendrá en su mano derecha la vida eterna y en su izquierda la delicia.”

Se transmitió de Al-Hasan, que dijo el Mensajero de Alláh (BPD):

“Quien tome un tercio del Corán y lo practique es como si hubiera tomado los asuntos de un tercio de la Profecía. Y quien tome la mitad del Corán y lo practique es como si hubiera tomado los asuntos de la mitad de la Profecía. Y quien hubiera tomado todo el Corán es como si hubiera tomado toda la Profecía.”

Se transmitió de ‘Alí (P), Alláh esté complacido de él, que dijo el Mensajero de Alláh (BPD):

“Quien leyera el Corán , lo recitara , y lo memorizara , Alláh , el Altísimo, le admitirá en el Jardín y le concederá la intercesión por diez personas de su familia a las que les correspondiera el Fuego”.

Dijo Umm ad-Dardá:

“Entré a ver a Aisha, Alláh esté complacido de ella, y le pregunté: ¿Cuál es el mérito del que recita el Corán sobre el que no lo recita de los que han entrado en el Jardín? Y contestó Aisha, Alláh esté complacido de ella: Realmente el número de ayát del Corán se corresponde con el número de peldaños de la escalera del Jardín, pues no hay nadie mejor de entre los que han entrado en el Jardín que quien haya recitado el Corán.”

Dijo Ibn Abbás:

“Quien recite el Corán y siga sus principios Alláh le salvará del extravío, lo protegerá el Día del Juicio del mal que tuviera en la Rendición de Cuentas.”

Alláh, el Altísimo, dijo en el Corán:( (َف  من اتب  ع  هدا  ي َف َ لا ي  ضلُّ  و َ لا ي  شَقى). (طه- 123“Quien siga Mi guía no se extraviará ni será desgraciado”. (Ta.Ha-20:123)

Dijo Ibn Abbás: “Alláh, el Altísimo, ha garantizado a quien siga el Corán no extraviarseen este mundo ni ser desgraciado en el Otro”. Dijo Al-Laiz: “¿Cuál no será la misericordiade Alláh para aquel que corre a escuchar el Corán?”. Como dice Alláh:(  وإ َ ذا ُق ِ رئ الْقُرآ ُ ن فَاست  معوا َله  وأن  صتوا َلعلَّ ُ ك  م تر  حمو َ ن). (الأعراف-(204 – “Y cuando el Corán se esté recitando, escuchadlo y callad, tal vez obtengáis misericordia”. (Al-A‘araf-7:204)

Y ‘tal vez’, cuando viene de Alláh, es obligado.

En el Musnad de Abu Daud at-Tayálisi, que fue el primero que se compuso en el Islam, se transmitió de Abdullah ibn Marín, que dijo el Mensajero de Alláh (BPD):

“Quien ejecutara diez ayát no será considerado de los negligentes, y quien ejecutara cien ayát será considerado de los piadosos; y quien ejecutara mil ayát será considerado de los ejemplares”.

Y los hadices referentes a este capítulo son abundantes. Basta aquí con los que hemos mencionado, y Alláh es el Dador de guía.

Del Tafsir del Corán «Al-Qurtubi»

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario