Badajoz: ruta por la ciudad de la alegría y la cultura

  • Es una ciudad en la frontera y bien comunicada.
  • Sus carnavales y su Semana Santa son Fiestas de Interés turístico Nacional.

Badajoz como núcleo urbano más importante de Extremadura y por su especial ubicación merece una visita a fondo. Lo mejor para conocer Badajoz es comenzar con un buen desayuno en el que se degusten las excelencias de la zona como las migas extremeñas, un mollete con manteca ‘colorá’ y café portugués en cualquiera de los excelentes establecimientos de restauración que pueblan la ciudad. La plaza de España es el lugar más adecuado para iniciar una ruta turística. Allí se encuentra la catedral de San Juan, del siglo XIII, el museo catedralicio y el ayuntamiento. La catedral funde los estilos gótico, renacentista y barroco. Las tres puertas asombran al viajero, así como la torre y los retablos que alberga. Cuenta con una impresionante lámpara colgante del crucero de 3.750 kilos y que tiene el reconocimiento de Monumento Histórico Artístico.

Muy cerca de la catedral se encuentra el museo de la ciudad que permite al viajero situarse en el entorno histórico de Badajoz.

Posteriormente lo mejor dirigirse a la Plaza Alta, primera plaza pública que se construyó en la ciudad y que actualmente se restaura. El viajero no debe de dejar de visitar la Alcazaba, fortaleza situada en la cima del cerro de la Muela sobre la que Ibn Marwan estableció en el año 875 el primer asentamiento de la ciudad. La obra primitiva era de adobe, aunque en el siglo XII se amplió para ofrecer la actual imagen. También está declarada Monumento Histórico Artístico.

La ciudad de Badajoz también es conocida por sus puertas, entre ellas Puerta de Palmas, considerada el monumento más representativo de la ciudad, al lado de la torre de Espantaperros. La forman dos torres cilíndricas rematadas por almenas que fueron cárcel real. Su construcción finalizó en 1551 y fue durante largo tiempo la puerta de acceso a la ciudad.

Aunque se la conoce como torre de la Atalaya o del Alpendiz, la torre de Espantaperros es la torre albarrana de la alcazaba y tiene más de 30 metros de altura por lo que se divisa desde casi toda la ciudad. Se la considera antecedente de la Torre del Oro sevillana.

Otra puerta famosa de Badajoz es la puerta del capitel que debe su nombre precisamente al capitel que la corona. Está considerada como una obra cumbre de la arquitectura hispano-árabe y ponía en contacto el zoco musulmán con la fortaleza.

El viajero no puede dejar de pasear ante el edificio de La Giraldilla, construido en la década de los años 30 y que en una de sus partes reproduce la famosa Giralda de Sevilla. El edificio está inspirado en el estilo de Aníbal González.

Pero además de toda esa gran oferta patrimonial, Badajoz se perfila como un espacio perfecto para los negocios o para pasar un día de compras. El pequeño comercio de la ciudad se encuentra vertebrado en asociaciones entre las que destaca Centro Comercial Abierto de Menacho o la Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo.

Badajoz no se entiende sin su río, el Guadiana, cuyos márgenes se han acondicionado y mejorado con fuertes inversiones en los últimos años.

El matiz comercial de Badajoz está también propiciado por la intensa actividad que se realiza desde Ifeba, cerca de la frontera, que acoge acontecimientos tales como Expobodas, Feria Hispano Portuguesa (Fehispor), Iberocio, Feria de los Mayores, Feria del Mueble y la Decoración, Feria del Caballo y el Toro, y Feria de la Caza (Feciex), por solo citar algunas. Ifeba tiene unos 10.000 metros cuadrados de exposición y tres pabellones dotados con la última tecnología en acontecimientos feriales.

Además, Badajoz alberga interesantes espacios museísticos, entre los que destaca el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC) que se ubica en la antigua prisión de la ciudad y que tiene una extensión de más de 7.000 metros cuadrados y unos jardines excelentes. Muy interesante es el edificio panóptico de la cárcel, con cuatro plantas y un semisótano para exposiciones temporales. Alberga actualmente más de medio millar de obras.

Si un acontecimiento goza de especial relevancia en Badajoz es el carnaval. Por ello la ciudad dispone de un museo especializado en esta fiesta, en la que participa prácticamente toda la ciudadanía. A lo largo de diversos espacios explica los orígenes del carnaval, la crónica del último carnaval en la ciudad y hace un recorrido hasta nuestros días. Se encuentra en la plaza de la Libertad y la entrada es gratuita.

Para los amantes del toro hay un museo taurino en la sede del club taurino de Badajoz con una interesante colección de cartelería y fotos. El Museo Arqueológico de Badajoz acoge cerca de 20.000 piezas de toda la provincia con muestra de la presencia humana en la zona desde sus orígenes hasta la actualidad. La Semana Santa pacense es uno de los grandes momentos del año, con una decena de cofradías en la calle y una especial emoción y recogimiento entre los devotos. Tal es así que ha merecido el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Nacional.

©2012-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

Badajoz: ruta por la ciudad de la alegría y la cultura por Páginas Árabes se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Deja un comentario