Ladrillos de barro,un invento palestino

ladrillo_palestina

Los ladrillos de barro secado al sol se fabricaron por primera vez en Palestina alrededor del año 9000 a.C. y los empleaban para edificar viviendas. La ausencia de rocas fue lo que motivó a los habitantes de dicha región a crear este tipo de material para la construcción, pues la tierra era el único elemento con el que se podía contar.

El ladrillo de barro tiene muchas ventajas: se puede disponer enseguida de él, su fabricación es barata y fácil de usar. Sin embargo, se erosiona fácilmente por la acción del agua. Por esta razón no se volvían a usar cuando una obra se derrumbaba, sino que se rellenaba el terreno y se construía un nuevo edificio sobre el anterior. De esta manera se iban superponiendo unos edificios sobre otros, dando lugar a los montículos que forman los típicos yacimientos arqueológicos de Medio Oriente y que en árabe reciben el nombre de “Tell”.

En Palestina se inventó también, en el año 4000 a.C., “la Técnica de la Cera Perdida”, que fue la primer técnica utilizada para la elaboración de artesanías en oro, plata y bronce.

Estos hechos ponen de manifiesto que mucho antes de la invasión israelita, ocurrida a finales del segundo milenio a.C., los habitantes de Palestina habían desarrollado una importante y avanzada civilización que, como parte de la Siria Histórica, dió origen a las demás civilizaciones de la Humanidad.

Por Samira Adbel Masih
Con información de Alta Política

©2015-paginasarabes®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *