Cristianos y musulmanes comparten valor sagrado de la vida

moros_cristianos_orihuela_a
Ciudad del Vaticano, 23 May. 11 (AICA)

Card. Jean-Louis Tauran

Concluyó en Roma el II Coloquio celebrado entre el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso y el Real Instituto de Estudios Interreligiosos de Ammán, Jordania. La reunión fue presidida por el cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Pontificio Consejo, y por el profesor Kamel Abu Jaber, director del Real Instituto. El tema del coloquio fue «Los valores humanos y religiosos compartidos por los cristianos y los musulmanes de una educación común”, así lo informa un comunicado de prensa del dicasterio romano.»

Sobre el tema ”Valores humanos para la educación” expusieron desde una perspectiva cristiana el profesor Calogero Caltagirone, y desde una perspectiva islámica la doctora Hanan Ibrahim.

Del mismo modo desde ambas perspectivas, cristiana y musulmana, fueron presentados los otros temas abordados: “Valores religiosos para la educación” y “Acción común en la educación de derechos humanos y valores religiosos compartidos”.

Finalizado el encuentro los participantes llegaron a las siguientes conclusiones:

1) Los cristianos y musulmanes comparten los valores humanos básicos como el carácter sagrado de la vida humana, la dignidad humana y los derechos fundamentales inalienables que emanan de ella.

2) En cuanto a los valores religiosos, algunos de ellos son comunes a cristianos y musulmanes, mientras que otros son específicos de cada comunidad. Por tanto, es importante señalar puntos en común  identificar las diferencias. El respeto de las diferencias es en realidad una condición importante para un auténtico diálogo.

3) Educación y valores religiosos, en particular, no deben formar identidades en antagonismo o en conflicto, sino por el contrario, mientras ayuda a los jóvenes a estar bien arraigados en su propia identidad religiosa propia,  debe favorecer la formación de identidades abiertas a otras identidades.

4) Un espacio privilegiado de la educación común es el de las escuelas, institutos y universidades, públicas y privadas, donde estudian juntos niños y jóvenes cristianos y musulmanes. Tal experiencia es la ocasión para crear amistades sólidas y permanentes.

Las dos partes acordaron reunirse nuevamente dentro de dos años. Una reunión preparatoria precederá al coloquio.+

AICA – Toda la información puede ser reproducida parcial o totalmente, citando la fuente

©2011-paginasarabes®


La bioética en el islam – Ali Alejandro Badrán (Imán; miembro del Comipaz)

Los principios fundamentales islámicos son el respeto a las integridades física y psíquica y la conservación de la genealogía. Ali Alejandro Badrán.

Desde hace algunos años y debido a los progresos tecnológicos en biología y en genética molecular, la medicina vive momentos históricos. Esos grandes avances de las ciencias de la vida humana parecen dar al hombre el dominio de la reproducción, de la herencia genética, del sistema nervioso.

Se pueden hoy predecir algunas enfermedades o ciertas malformaciones en un estado muy precoz de desarrollo del embrión. Se puede, igualmente, gracias a las manipulaciones genéticas, incluir en el cromosoma humano un gen externo sano y funcional, como también corregir un gen defectuoso.

Este progreso fantástico de la biología produce mucha esperanza en la medicina, pero también puede engendrar problemas; entre ellos, la procreación médicamente asistida, que entraña el riesgo de confundir la noción de filiación o de engendrar millares de embriones, cuya existencia plantea un problema de conciencia en el dominio no sólo de lo moral, sino también del Derecho.

También el diagnóstico prenatal puede llevar al eugenismo, que es la posibilidad de seleccionar los hijos de acuerdo al gusto de los padres. Las manipulaciones genéticas, verdadera cirugía plástica de los genes, podrían modificar el patrimonio hereditario de los individuos y constituir una amenaza para las libertades y la supervivencia de la especie humana.

Los trasplantes pueden engendrar un tráfico comercial de órganos y amenazan transformar el cuerpo humano en una reserva de piezas separadas, listas para el injerto. La necesidad de definir una actitud moral y de tomar conciencia, o de lograr un consenso social frente a los numerosos problemas planteados, ha dado nacimiento a una disciplina nueva que es la ética de las ciencias de la vida o bioética.

Si la palabra moral fue por largo tiempo la única empleada, la noción de ética está unida a ésta, porque la ética es el cuestionamiento que precede a la introducción de la ley moral, es la expresión de la mesura y una concepción interior.

El médico, cuya regla de conducta es el juramento hipocrático, se encuentra enfrentado a problemas jurídicos, éticos y religiosos que debe resolver en el terreno y de inmediato.

Moral islámica. Por eso es que el islam está dando una gran importancia a este tema, abordando la posición de la moral islámica en el campo de la bioética, frente a los grandes problemas actuales, como la interrupción involuntaria del embarazo, la procreación médicamente asistida, el diagnóstico prenatal, las manipulaciones genéticas, los trasplantes de órganos, los marcadores genéticos revelados por el genoma humano y la eutanasia, para citar algunos.

Además, define dos nociones fundamentales, que son las de la persona humana y la de muerte cerebral, siendo estas las claves de la bioética que condicionan el comportamiento de la moral islámica.

Recientemente, se ha constituido un Consejo Mundial de Ministros de Salud Musulmanes, que realizó un congreso mundial en Kuwait, en el que trató temas en los que afirma que los principios fundamentales islámicos son el respeto a la integridad física, el respeto a la integridad psíquica y la conservación de la genealogía o filiación de las personas.

El texto de la declaración final termina diciendo: “De acuerdo al Corán y los dichos del profeta Muhammad (Mahoma) nadie está ni estará jamás autorizado a poner fin a su vida ni la de otra persona, aun cuando esté aquejado de una enfermedad incurable”.

Uassalamu alaicum (La paz sea con ustedes).

©2011-paginasarabes®

«El Islam me hizo entender mejor a Oteiza y Nietzsche» – JAVIER ABDUL HAQQ SALABERRIA. EL ISLAM DESDE EL CANTÁBRICO

BEGOÑA DEL TESO

Una comunidad de nuevos y viejos guipuzcoanos quiere participar en la vida de este territorio: los musulmanes … Escribe en la revista ‘Buceo XXI’. Ha participado en el Plan de Lucha Contra El Cambio Climático y cuenta con orgullo la verdad y toda la verdad sobre la caza de la última ballena vasca cuyo esqueleto veneramos en el Aquarium. Su tatarabuelo era el patrón de la txalupa que la arponeó. Alumno de Jesuitas durante once años, llegó al Islam por el mejor camino: el sufismo, y encontró en él la espiritualidad y la tradición occidental que no reconocía en otras vías de conocimiento. Es miembro y preside varias asociaciones musulmanas.– ¿Hablamos del mar o del Islam?– El mar lo estamos matando. Ya has oído que se va a pagar a los pescadores para que capturen ¡basura! pero ¿sabías que en el Pacífico existe una isla inmensa a la que llaman ‘The Plastic Ocean’ y en la que por kilómetro cuadrado flotan 334.271 trozos de plástico?– ¡¡¡!!!– Te diré más. En esa zona, la relación entre el plástico y el placton es de seis a uno. Y añadiré: lo peor no es que el plástico no se destruya jamás sino que absorbe todo lo que hay a su alrededor. Si cianuro, cianuro. Si mercurio, mercurio. Es un destructor en potencia. No sé por qué nos preocupamos tanto del Choque de Civilizaciones. No necesitamos ningún enemigo más. Ni vivo ni muerto. Nos bastamos solitos para destruirnos.– Supongo que el Islam considerará el mal trato que damos a la Naturaleza pecado de usura.– Por supuesto. Porque el Islam no entiende la usura solo como el cobrar tremendos intereses sobre el dinero prestado, sino todo lo que destruye y corrompe la relación entre los seres humanos. El buen Islam no admite el juego sucio de los bancos, porque no acepta contratos en los que una de las dos partes termine siempre ganando y la otra sea la única que arriesgue su tranquilidad y su riqueza. En el buen Islam no se habla de comercio justo sino de economía justa.

– Le hubiese gustado contestar a la pregunta de qué le pediríamos a los políticos diciéndoles que aprendiesen de la parábola de la última ballena vasca. Cuéntela.

– Sabes del litigio que estalló entre las villas de Zarautz y Getaria tras su captura. Las dos reclamaban la propiedad del cetáceo y se arrogaban el derecho a obtener en el reparto mayor proporción de carne y aceite. Los ánimos se enconaron tanto que acabaron en juicio en Pamplona. Tanto duró la bronca que la ballena terminó pudriéndose sobre la arena sin que nadie pudiera aprovecharla….

– ¿Sabrá aprovechar Gipuzkoa la riqueza que le pueden aportar sus habitantes musulmanes?

– Ójala, insha’ Allah. Acaso a los más viejos les baste con usar las mezquitas como simples… casas regionales pero los más jóvenes, muchos de ellos nacidos ya en Gipuzkoa y conocedores del euskera prefieren la idea de centros culturales islámicos gestionados por ellos mismos, comunidad abierta, que participa en la sociedad. Centros que tengan un oratorio, sí, pero también espacios para la fiesta, la compra, la charla, la buena mesa y el intercambio de ideas y amistades. Yo llamaría a esas casas ‘Nur etxea’. Porque Nur significa ‘luz’.

– ¿Es cierto que el Islam le hizo comprender mejor a Oteiza?

– No entré al Islam a través de la religión residual árabe, sino por la espiritualidad del sufismo, que no me alejaba de mi tradición cristiana ni europea. Llegué al Islam del conocimiento, a ese que habla del ser, del vacío y se cuestiona.

Licencia Creative Commons
«El Islam me hizo entender mejor a Oteiza y Nietzsche» por JAVIER ABDUL HAQQ SALABERRIA se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Las revoluciones árabes son inspiradoras, dice Cat Stevens


El mundo árabe-musulmán conoce desde las revoluciones en Túnez y Egipto «un despertar y un pedido fuerte de libertad», estimó el domingo 22 de mayo en Rabat el cantante británico Yusuf Islam, más conocido con el nombre de Cat Stevens.

 

Erekat acusa a Netanyahu de confundir «historia con geografía»

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) –

El líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) Saeb Erekat ha acusado al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de confundir «historia con geografía» en sus declaraciones del martes ante el Congreso de Estados Unidos. Además dice de él que «no es un hombre de paz».

«No ofreció nada nuevo y confundió historia con geografía». El ex negociador jefe palestino también ha criticado el llamado de Netanyahu al presidente palestino, Mahmud Abbas, para que corte lazos con Hamás.

«El Gobierno palestino no abandonará la reconciliación», ha asegurado, al afirmar que «la paz depende de la reconciliación» entre Al Fatá y Hamás. En declaraciones recogidas por la agencia palestina Maan, Erekat denunció igualmente que los congresistas estadounidenses aplaudieran a Netanyahu en su intervención.

El dirigente israelí sigue descartando una solución basada en las fronteras de 1967 y en la partición de Jerusalén para que sirva de capital también a un futuro Estado palestino.

La reacción palestina a su discurso no se hizo esperar. Nabil Abu Rdainah, portavoz de Abbas, ha hecho hincapié precisamente en que se cumplan estos dos requisitos. Según este portavoz Netanyahu ha puesto «más obstáculos» al proceso de paz, al tiempo que ha dejado claro que los palestinos jamás aceptarán «cualquier presencia israelí» en su futuro Estado.


Discurso de Netanyahu desata la ira de palestinos

Sieg Heil !!! ... retrotrae a otro personaje de la historia ... verdad?

Washington. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, reiteró ayer que su país “no regresará a las fronteras de 1967”, en un discurso ante el Congreso estadounidense en el que rechazó lo solicitado la semana pasada por el presidente Barack Obama en su mensaje sobre Medio Oriente.

“Jerusalén no debe ser dividida y debe seguir siendo la capital de Israel” agregó Netanyahu en medio de constantes ovaciones de los legisladores que colmaron el recinto, tras subrayar que es “absolutamente vital” que el nuevo Estado palestino sea “desmilitarizado”.

Para el premier israelí, el Movimiento de Resistencia Islámica, Hamas, es la versión palestina de la red Al Qaeda y, en consecuencia, su país no podrá negociar un acuerdo de paz con una Autoridad Nacional Palestina (ANP) que incluya al movimiento islámico que controla la Franja de Gaza.

Durante su discurso, que fue transmitido por la cadena de noticias CNN, Netanyahu dijo que Israel está dispuesta a “hacer dolorosas concesiones” y agregó que su país “será generoso con el tamaño del Estado Palestino, pero será firme en la negociación de sus fronteras”, tras lo cual enfatizó: “Jerusalén jamás será dividida”.

Las palabras del primer ministro constituyeron un rechazo enfático al discurso pronunciado el jueves pasado por Obama, quien propuso a palestinos e israelíes retomar las negociaciones de paz sobre la base de las fronteras de 1967, anteriores a la Guerra de los Seis Días.

Netanyahu también cargó contra Irán y aseguró que su país “no permitirá jamás que Teherán desarrolle armas nucleares”, pues Israel “siempre se reservará el derecho a defenderse a sí mismo”. “Israel jamás dejará de buscar la paz”, concluyó el gobernante derechista.

La Autoridad Nacional Palestina recibió con incredulidad, desconfianza y no poca desesperación, el mensaje del primer ministro, calificándolo de su “peor discurso hasta ahora”.

“Fue el peor de Netanyahu, pero no es él a quien hay que culpar por sus palabras vacías, sino al Congreso de Estados Unidos que lo recibió con semejante calidez”, dijo el portavoz de la ANP, Ghasan Khatib.

En casi un monólogo que denotaba su indignación, Khatib agregó: “Éste ha sido el discurso del No, porque Netanyahu ha dicho No a todo: a los refugiados, a las fronteras, a la partición de Jerusalén…”.

“¿Esa es realmente la paz que tanto desea?”, se preguntó el portavoz al comentar las palabras del premier .

“Es una declaración de guerra, no de paz. No ha ofrecido nada”, se quejó el veterano negociador Nabil Shaat, para quien Netanyahu lo que quiere es “imponer la rendición” y “borrar Jerusalén del sueño palestino”.


SISTEMAS DE REGADÍO EN AL-ANDALUS

En la literatura andalusí existen numerosas apariciones y menciones del agua relacionada con lluvia, surtidores, ríos, acequias, norias, albercas, etc. Se desarrolló una gran tecnología en campos como la hidráulica, sistemas de captación, canalización y almacenamiento además de ingenios y mecanismos.

Para Ibn Jafäÿa (1058 – 1139) de Alcira, máximo exponente de la poesía andalusí de jardines, tanto que se le llamó al-Ÿannän (el jardinero), las nubes amamantan a las flores con la lluvia:

«(se ven) en un valle en el que las bocas de las margaritas han mamado el pecho de las nubes de chaparrones generosos»

Abú Ishaq Ibrahim Ibn Jafäÿa nació en el año 450 de la Hégira (1058 de la era cristiana) en la próspera ciudad valenciana de Yazirat Suqr (Alcira) donde realizó estudios gramaticales, religiosos y literarios, sintiendo una fuerte inclinación hacia estos últimos desde muy joven. Tras una formación rigurosa en poesía clásica árabe, se dedicó a la creación de una obra propia, en la que destacó especialmente su tratamiento de los temas de la naturaleza. Este gran poeta lírico desplegó su actividad en el Reino de Valencia (1058-1139). Sorprende la modernidad . con que Ibn Jafaya canta la naturaleza y el paisaje luminoso y colorista de su querida Al-Andalus.

«El jardín era un rostro de una blancura resplandeciente, la sombra una cabellera negra y el agua del arroyo una boca de hermosos dientes».

«El agua del canal adornada de las joyas del rocío, se parecía a un cuello sobre el que los árboles habían abotonado los cuellos de sus camisas»

«En torno a él, una acequia le hace parecer una hermosa ceñida por la cintura».


El desarrollo tecnológico y científico de los musulmanes hispanoárabes les permitió adoptar y adaptar diversos medios y recursos técnicos para la prospección, captación, elevación, almacenamiento, distribución y uso de aguas, que propiciaron el desarrollo del regadío esencial para la agricultura hasta el punto de que fue el motor de una importante revolución agrícola en el siglo XI.

Los musulmanes perfeccionaron inmensamente las técnicas de riego, se convirtieron en los maestros de la técnica hidráulica agrícola, aprovecharon los sistemas de riego romanos que aquí encontraron, y junto a las técnicas orientales que conocían, pudieron lograr un excepcional aprovechamiento del agua, no podemos pasar por desapercibido el hecho del contenido etimológico árabe de las palabras actuales con las que se designan las obras hidráulicas o de riego: sèquia, assut, assarb, sínia, nória, alcaduf, aljub, safareig, martava, tanda, etc..

Los dos sistemas de regadío tradicionales todavía vigentes en la actualidad provienen de la época musulmana, además de las canalizaciones del agua ó acequias, por las que corría el agua de los ríos o de los manantiales, sirviendose de los desniveles del suelo. En la utilización de las aguas fluviales emplearon los azudes o presas, y los alquezares o cortes.

Para sacar el agua de pozos, fuentes, manantiales, o ríos se utilizaron diversos medios: la polea, el torno de mano horizontal, el cigüeñal y las ruedas elevadoras.

A partir del siglo X proliferan por toda la geografía de al-Andalus las norias accionadas por energía hidráulica «naura». se destinaban a la elevación de agua, al manejo de molinos para la industria textil y la fabricación del papel.

En la huerta murciana se utilizaban también unas ruedas elevadoras conocidas como «dawlab» nombre de origen persa. El término «saniya» se destinaba a la noria de sangre, ya conocida por los romanos y también difundida en al-Andalus por los árabes. Se dice que fueron los sirios quienes la trajeron ya en el siglo XIII. Ar-Razí nos habla del sistema de regadío del Segura, muy similar al del Nilo en Egipto.

Para captar aguas subterráneas se utilizaron pozos y, quizá lo más conocido y relevante de las canalizaciones de agua en el mundo árabe, el famoso qanä que consiste, básicamente, en unas galerías subterráneas, perforadas aplicando técnicas de origen oriental, por las que se conduce el agua desde un pozo madre que la capta desde las capas freáticas y que está provista de unos respiraderos o pozos de ventilación cada cierta distancia.

Es una técnica conocida desde muy antiguo en al-Andalus, introducida por los Omeyas, y abundante en muchas zonas de Mallorca, Madrid y Alicante, donde los arquitectos o expertos se servían de los zahoríes (del árabe zuharï) para detectar la localización de las aguas subterráneas.

Lo que posibilitó la utilización de las norias para la extracción de recursos hídricos de los pozos fuesustituir la fuerza motriz del agua por la de las bestias de carga, lo que permitió accionar la máquina sin necesidad de la existencia de agua corriente.


No era fácil construir el mecanismo de rueda y piñón que convierta el movimiento horizontal en un giro vertical. Los carpinteros de al-Andalus construían las dos ruedas con maderas de diferente dureza para que la más débil actuara como fusible de cualquier accidente mecánico y pudiera ser fácilmente sustituida.

Para la distribución del agua de regadío se desarrollaron complejas y extensas redes de acequias que subdividían sucesivamente en conducciones menores en una estructura arborescente hasta llegar a cada uno de los predios que regaban y alcanzar así grandes extensiones de regadío intensivo.

Si la captación se hacía en una corriente de agua, a veces se hacía necesario recurrir al azud para la derivación hacia el canal, acequía o noria que se encargaba de conducir o elevar el agua.

Entre las técnicas agrícolas que exponen los agrónomos andalusíes cabe indicar la destinada a conseguir que corra el agua en una tierra para posibilitar el riego. La técnica consiste en disponer el suelo con una inclinación de acuerdo con una proporción de desnivel determinada, esta proporción se calculaba con una herramienta al efecto.

La clasificación de las aguas que realizaban los tratadistas musulmanes se basa en un criterio de procedencia a partir del cual establecen cuatro grupos diferentes: lluvia, ríos, pozos y fuentes, cada una de ellas con sus propiedades y efectos sobre los cultivos. Sobre el riego de los frutales y las plantas en general se deben tener en cuenta una serie de principios generales y específicos para cada caso.

La clave para aumentar la superficie de regadío era el aprovechamiento óptimo de los recursos existentes, y en esta línea, en las zonas donde los recursos eran más escasos, las aguas de los baños eran reutilizadas después para el riego. Tal es el caso de los baños de Alhama de Murcia, que ya a mediados del siglo XIII servían para regar las tierras de la alquería. Práctica que se ha mantenido hasta el siglo XX.

En cuanto al origenétnico de las instituciones de distribución del agua en los sistemas de regadío, hemos de señalar que en la zona de Xarq al-Andalus (sureste español) también tiene raíces beréberes en algunos casos.

En Castellón, por ejemplo, recogían el agua sobrante de las fuentes de San Vicente de Borriol, del Part de Lucena, de Sueras, de Noguered, y San José en Vall de Uixo, de Ayodar y Fuentes de Ayodar, de Agua Zorrilla en Azuebar, de la Higuera y Santa Cristina en Artana, del Fontanás en Bechí, y de San José en la Llosa, convirtiendo en ricas huertas 2.700 hectáreas de tierra en los términos de esos diez pueblos más los de Chilches, Onda, Artesa, Tales, Alcora y Figueroles.

Todavía se llaman «huertas de los moros», las regadas por una fuente que brota junto al despoblado lugarcillo de Berita en el término de Onda.

De reconocida transcendencia y mucho coste son las canalizaciones subterráneas del cano o sifón y mina vieja, de las que Mr. Jaubert de Passá, después de un escrupuloso e instruido estudio dice «tenían demasiada previsión en sus empresas, para desatender las ventajas que les ofrecían las localidades, y sabían superar los obstáculos con el mayor éxito… Por más estragos que cause la rambla, jamás padece el cano…» deduciendo de todo, con una imparcialidad muy laudable en un extranjero y por añadidura francés, que la teoría del sifón era ya conocida en una provincia de España, ocho siglos antes que se presentara en Francia su descubrimiento como una novedad.

No contentos los labradores musulmanes con haber cruzado las principales llanuras y laderas de acequias, canalejas y regaderas que derramaban en todas direcciones el gérmen más precioso de la fertilidad, que se propusieron, además, aprovechar para la obtención de muchas producciones de huerta, las tierras turbosas o pantanosas de los cuadros próximos al mar y de algún otro lugar del interior, que un exceso de humedad hacía improductivas.

Para ello utilizaron las técnicas de drenaje y desecación que la ciencia moderna aconseja actualmente como mejores o menos costosos; el de zanjas cubiertas y el de cauces al aire libre o sin cubrir.

El primero, más perfecto, lo adoptaron en Alcolea, pueblo fundado por ello, que desapareció sustituido por el actual Villanueva de Alcolea, cuya fértil Hoyada inutilizarían las filtraciones de los montes vecinos, si las manos entendidas y cuidadosas de los musulmanes andalusíes no hubiesen abierto profundas y angostas zanjas de desagüe, tapándolas con lozas en arcos apuntados para sostener encima la tierra cultivable.

El segundo, más fácil, lo practicaron en Torreblanca y Benicasim, Almazora, Mascarell, Almenara, etc., rodeando de anchas y hondas acequias que recogían el agua encharcada.

De este modo crearon las marjales o al-marjales -marchals-, nombre árabe sin equivalente especial y apropiado en latín.

La importancia social y económica del agua exigió, lógicamente, una normativa o regulación jurídica, la prevención o solución de conflictos relacionados con ese preciado y escaso bien, eran de suma importancia para los andalusíes. En al-Andalus, las cuestiones del riego, el reparto y distribución de las aguas formaba parte de lo que en el derecho andalusí se denominaba furü al-fiqh.

El Tribunal de las Aguas de Valencia se remonta a la época Califal de al-Andalus en la Plana en el Campo de Morvedre, en la Huerta Valenciana, en la Ribera del Júcar, en el Pla de Xátiva, y en la Huerta de Gandía el regadío es permanente y se rige por el principio de que es agua es un bien común e inseparable de la tierra.

Las acequias son conservadas por las comunidades de regantes, los cuales se someten a un tribunal de las aguas para resolver los litigios. Esta estructura está documentada en la época musulmana, por ejemplo, en la época Califal está demostrado por un texto del cronista Ibn Hadjdjan publicado por Lèvi-Provençal, el cual nos refiere también que Mubàrak y Mudaffar, los amirís sublevados contra Córdoba en el año 1010 ejercieron el cargo de inspectores de riego del Turia (actualmente más conocido como río Turia).

Sistema que en Valencia imperaba de modo análogo respecto a las aguas de la Vega, con el nombramiento de ocho acequieros (actualmente denominados síndicos) correspondientes a las ocho Acequias que regaba y permitían la distribución de las aguas en la Huerta Valenciana, estos procesos por cuestiones de riegos del principio de publicidad, las vistas se celebraban en el lugar de máxima afluencia de creyentes, en la Mezquita los viernes y en horas determinadas, ya que los juicios orales debían contar con la presencia masiva de testigos y gentes interesadas en el modo en que se instruía, conocía, y sentenciaba.


portal de cultura arabe

This site is protected by wp-copyrightpro.com

A %d blogueros les gusta esto: