Shadia Mansour y  los exponentes del Hip-Hop

Shadia Mansour y Mutulu Olugabala
Shadia Mansour y Mutulu Olugabala

Diálogo con algunos de los principales representantes del Hip-Hop, asistentes al pasado festival distrital de “Hip Hop al Parque” organizado por la Bogotá Humana. Shadia Mansour – la “Primera Dama del Hip Hop Árabe-, Mutulu Olugabala -M1 en el dúo Dead Prez-, DJ Snuff – destacado DJ irlandés-, y MC Mazzi – nacido en y de origen Iraní-, fueron los protagonistas de esta entrevista.

¿Por qué usan el hip-hop como herramienta para la justicia social?

Shadia Mansour: Yo empecé con el hip-hop en mi juventud. Cuando asistía a las protestas a favor de Palestina, protestas contra la guerra, cantaba a capella, y de ahí me uní a un grupo, un colectivo de Hip-Hop y luego grabamos canciones para subirlas a internet, en MySpace.

Crecí escuchando Hip-Hop, para mí, Chuck D, Public Enemy, Dead Prez, todos ellos eran mi inspiración. Sentí la relación al entender que soy palestina, una árabe en la Diáspora, y crecí en la Diáspora. El Hip-Hop es un arma para mí, para expresarme artísticamente.

M1: Mi nombre es Mutulu Olugabala, me conocen como M1, soy uno de los dos artistas de Dead Prez. Yo no llegué al Hip-Hop, el Hip-Hop llegó a mí. El Hip-hop es una manera de vivir, desarrollado desde la cultura de África. Entonces, como un africano, un africano desplazado que creció en América, en los Estados Unidos, el lugar donde el Hip-Hop empezó a entender el mundo, me involucré para explicar cuál es nuestra visión del mundo.

La música suena como nuestra lucha, contra, dentro y fuera del Sistema. Así era la música de mi juventud. Por eso refieren el Hip-Hop como “boom-bap”, pero hasta estos sonidos son violentos; esta fue la manera en que el Hip-Hop nació para mi vida, no nació con el propósito de hacer de mí un artista en esta cultura. Vivo, camino, respiro y soy lo que es el Hip-Hop. Mi entendimiento del arte era el Graffiti, mi entendimiento del baile era el Break Dance, mi entendimiento de comunicación era el Rap y, así es la vida.

La razón por la que elegí la herramienta de Hip-Hop se debe al entender que somos pobres, nos enfrentamos como pobres y, como tales, tenemos que salir de nuestra situación. Me interesaba resolver el problema número uno dentro de la comunidad africana, africana en términos amplios, los hispano-hablantes, también puertorriqueños y dominicanos, todos son gente africana; entonces, intenté explicar la pobreza, la insistencia de drogas en nuestra comunidad, entender los hogares rotos, la adicción. El Hip-Hop me hizo dar cuenta que necesitaba entender el Sistema.

Me volví científico, un científico social, quien quiso conocer cómo se construyó el Sistema en el cual vivía. Cuando vi cómo se construyó el capitalismo y como las colonias formaron su capital con las personas africanas como su riqueza inicial, supe que la única manera para tener una voz libre y clara es al eliminar el Sistema como es. Me hice revolucionario.

Los revolucionarios expertos, de hace mucho tiempo, me enseñaron teoría revolucionaria, y se hicieron mis padres, madres, mentores, profesores, guías y transformadores. Fui una nueva persona, un luchador para mi pueblo. No es fácil seguir en estos pasos, incluye mucho trabajo organizando, hablar con las personas y entender sus problemas.

Es difícil porque todos enfrentan circunstancias insuperables, y los trabajos 9am-5pm nos distraen y no nos dejan resolver la contradicción más grande en nuestras vidas, que es el Sistema. Aquel que no provee recursos básicos para la gente y elimina la posibilidad de tener autodeterminación sobre nuestras vidas. El Sistema determina nuestro futuro en vez de nosotros.

Ahí la música fue una herramienta más útil que los volantes. Tenía que organizarme, participar en plantones, acciones, foros y pues en estos espacios como los plantones fue donde difundimos las noticias pero siempre fue muy aburrido. Yo decidí hacer resúmenes de la información pero cantando y rapeando. Esta fue la herramienta que utilizaba para organizar, para alcanzar a las masas.

DJ Snuff: Nací en Belfast occidental, Irlanda del Norte, ocupada por Inglaterra. Crecí sin otra opción que luchar con nuestra comunidad desde todas las formas de la lucha que uno puede imaginar. A pesar de estar involucrado en esta forma de resistencia comunitaria, el conflicto armado sólo por estar allí, en Irlanda del Norte.

Entonces, encontré al Hip-Hop en el centro de la ciudad, encontré un grupo de B-boys, Belfast City Breakers, bailando en la calle, y eran de ambos lados de nuestra comunidad dividida, pareció que ellos estaban superando esta división. Me inspiró e impresionó. Era muy joven y ellos me entrenaron, mostraron la verdad sobre la cultura de Hip-Hop, la paz, el amor y la unidad como fue escrito por la nación de Zulu.

Me di cuenta que era más revolucionario que la resistencia armada porque el enfrentamiento cultural entre la comunidad es una manera de reformar la sociedad, sin entrar a la trampa de un conflicto perpetuo. La manera en que el Hip-Hop hizo su impresión en mí fue por medio de la cultura indígena de la tierra. Creo que muchas personas que viven la desposesión por el colonialismo tienen una conexión con el Hip-Hop. Encuentran la cultura de Hip-Hop verdadera, no sólo la versión comercializada que nos imponen.

La comercialización del Hip-Hop es otra forma de colonialismo cultural, nos han robado y pretenden usar el Hip-Hop en contra de nosotros. Pero cualquier persona que conoce del Hip-Hop sabe cómo afecta a sus comunidades, en una manera positiva. Porque se une la gente y generalmente tiene como objetivo mejorar las vidas y la autoestima de la gente.

Como yo soy una persona colonizada, mi identidad cultural fue robada, Irlanda del Norte, ocupada. Encontré al Hip-Hop y me inspiraban las artes, fue algo impresionante, sobre el mundo, deprimido con el conflicto, su ocupación. Piensas en porqué naciste en un mundo tan brutal y cuando ves el Hip-Hop te muestra el potencial y las habilidades increíbles en todos para transformarlo. Los bailes y las artes abren tu mente, abren tu visión del mundo y te dan una visión global de la cultura para que puedas ser parte de ella.

En todo el mundo hay Hip-Hop y en cualquier parte donde vayas puedes encontrarte con personas en la comunidad del Hip-Hop trabajando, haces parte de esta cultura; estoy muy feliz de encontrar al Hip-Hop de esta manera, ha sido importante para mí desde cuando tenía 14 años y empecé a ser DJ. Hoy sigo descubriendo más sobre el mundo desde la perspectiva del Hip-Hop.

Mazzi: Mi nombre es Mazzi y mi crew es S.O.U.L. Purpose. Igual a M1, no encontré al Hip-Hop, el Hip-Hop estaba por todos lados. Salía de mi casa y había chicos bailando Break Dance en la calle, en la esquina haciendo Graffiti, en el radio los DJ’s hacían Spinning, y en la escuela los niños rapeaban. Hacía parte del tejido social de la comunidad donde vivía. Al principio, bailaba y fue una manera para divertirme y estar ocupado. Después cuando ya era adolescente tenía claras indignaciones, y por eso te metes en problemas, usábamos el Hip-Hop para distraernos de los problemas y dificultades que teníamos en la escuela, en la comunidad. Canalizamos la ira, nuestra indignación, en el Hip-Hop.

Ahí, empecé a ser un MC, a rapear. Luego me di cuenta de que todos en mi familia eran músicos, la música siempre estuvo presente y, mi mamá era activista, estaban interconectadas, la música y el activismo. Yo dije “espera, estoy enojado, mi mamá es una activista, mi papá es músico, puedo mezclar esto, ¿el Hip-hop me deja hacerlo?”

Además, el Hip-Hop fue creado por las minorías, y en todos sentidos yo soy minoría, soy del Medio Oriente y vivo en un barrio de latinos y afros, en mi barrio todos son cristianos y yo soy musulmán, dentro de la comunidad del Medio Oriente yo soy persa no soy árabe, y dentro de la comunidad Musulmán yo era la minoría siendo Chiita. ¡El Hip-Hop acepta las minorías, es amor, paz, unidad y diversión!, entonces todas estas cosas y además al ver todos los estilos del Hip-Hop en esta época, me dieron la libertad. Empecé por diversión, y luego, para canalizar mi ira, ¡canalizarlo todo!

Tenía y tengo mucho para aprender, estudiaba mucho, era estudiante y lo sigo siendo.

Con información de Colombia Informa

©2015-paginasarabes®

Deja un comentario