Asmaa lucha contra el prejuicio social en Egipto

.
.

Asmaa o Asma’a (en árabe أسماء) es un filme dramático egipcio, y es el primer filme realizado que presenta a los pacientes de SIDA con clemencia. Escrita y dirigida por Amr Salama, el filme cuenta la historia de una mujer con VIH que lucha por vivir con la carga de mantener su estatus de portadora de VIH en secreto, y el dilema que enfrenta cuando se le ofrece la oportunidad de aparecer en un programa de televisión. Está basado en la historia real de una mujer que murió por un estallamiento de vesícula después de que los médicos se negaron a operarla porque ella tenía SIDA. El director, Amr Salama, intenta con el filme crear conciencia sobre el SIDA: en sus propias palabras, corregir “las ideas equivocadas y mentiras” sobre la enfermedad, desde que más gente está muriendo por las ideas equivocadas que por falta de tratamiento. El filme no es sobre SIDA, es más bien una batalla en contra del prejuicio social en Egipto, y sobre “amor, coraje, vencer el miedo, y pelear por los derechos individuales».

Antecedentes

A finales de los 80’s y principios de los 90’s, terroríficos comerciales sobre el SIDA fueron transmitidos en Egipto por televisión, con imágenes escalofriantes de locos, sangre, prostitutas demoníacas y uso de drogas intravenosas. Los primeros filmes sobre SIDA tendían a mostrar total ignorancia sobre las causas de la enfermedad, y jugaban con el miedo; uno de esos filmes estaba basado en el VIH transmitido por una mujer infectada de los agentes del Mossad en Taba. Wessam el-Beih, el coordinador regional para Egipto de ONUSIDA, dijo: “Los medios egipcios, especialmente la industria fílmica ha propagado por años información errónea y retratos prejuiciosos sobre la gente que vive con VIH.”

En diciembre de 2011, Index on Censorship reportó que “baja autoestima y miedo al rechazo son sentimientos comunes que comparten los egipcios que viven con VIH. Hay un estimado de 11,000 personas que viven con VIH y SIDA, solo 500 están bajo tratamiento, de acuerdo a reportes de la ONU. Y ninguno de ellos habla abiertamente de su condición”. El fuerte estigma asociado con el SIDA evita el acceso a un adecuado cuidado y tratamiento. De acuerdo a la Iniciativa Egipcia por los derechos individuales (EIPR por sus siglas en inglés), los profesionales médicos están renuentes a tratar esta condición, porque no tienen el conocimiento necesario de control de infecciones, y es por el estigma moral de las relaciones ilícitas que los pacientes con SIDA son incapaces de discutir su condición abiertamente, y también porque también sufren discriminación su ambiente familiar y laboral.

Pacientes con SIDA encuentran difícilmente empatía en comparación a pacientes que tienen otro tipo de enfermedades, y serán señalados como pecadores. Amr Salama dice:

“Por ejemplo, en Egipto pensamos que es un castigo de Dios y que no deberíamos de tratarlos. Pensamos que contrajeron el virus por un pecado y que entonces se lo merecen, y pensamos que es muy contagioso y que no debemos de relacionarnos con los contagiados. Entonces la gente muere más por la indiferencia que por otra cosa”

Asmaa está basada en historias verdaderas de pacientes con SIDA que Salama conoció cuando hizo un documental sobre SIDA para la ONU en 2005.

Recepción de la crítica

En la revista egipcia escrita en inglés Lo que las mujeres quieren, May Abdel Asim alabó el filme como “auténtico y honesto” y “la historia real de una mujer fuerte y orgullosa que tiene SIDA pero el SIDA no la tiene a ella”. Otros críticos egipcios no fueron tan favorables: a Hani Mustafa, en al-Ahram weekly le molestó el “sermoneo y la moralidad” que encontró en el fime, llamándola “una hábil propaganda que funcionaría bien como parte de una campaña contra el SIDA para la sociedad civil

Stephen Farber, de The Hollywood reporter, llamó al filme “una de las peliculas más fuertes” entre todas del mundo árabe que se mostraron en el Palm Springs International Film Festival del 2012 y “ciertamente una de las mejores películas de todo el festival”.

Premios

El filme fue premiado en el Abu Dhabi Film Festival en 2011, donde ganó el premio Nuevos Horizontes por Mejor Director del Mundo Árabe (Amr Salama) y Mejor Actor (Maged el-Kedwany). En 2012 en el Fribourg International Film Festival Asmaa ganó el Premio de la Audiencia.

Por Karla Fabiola Castillo
Para Páginas Árabes

©2014-paginasarabes®

Licencia Creative Commons
Asmaa lucha contra el prejuicio social en Egipto por Karla Fabiola Castillo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://paginasarabes.com/2014/01/21/asmaa-lucha-contra-el-prejuicio-social-en-egipto.

Deja un comentario