Por sus frutos los conoceréis: ultraortodoxos provocan altercados en el Muro de las Lamentaciones por el rezo de mujeres

 Judíos ultraortodoxos hacen ruido para que no se escuchen los cantos y los rezos de las mujeres. (EFE)

Judíos ultraortodoxos hacen ruido para que no se escuchen los cantos y los rezos de las mujeres. (EFE)


En rigor de verdad, si  la actitud no fuera tan violenta y anacrónica, la fotografía podría resultar cuasi cómica … pero no lo es. Éstos energúmenos ataviados con ropajes de siglos pasados,son los mismos que arengan a los colonos que a su vez, abren fuego sobre la inocente población civil palestina.

Lo que muestra la imagen es, ni más ni menos que, la violencia de género que estos retrógrados, misóginos y anacrónicos seres manifiestan no sólo contra las mujeres palestinas sino también contra las de su propia raza, credo y condición.

El Muro de las Lamentaciones ha vuelto a ser el escenario de altercados entre judíos ultraortodoxos y mujeres de otras corrientes del judaísmo. Y no es la primera vez. Los ultraortodoxos arrojaron piedras, botellas y agua a las mujeres, que tuvieron que ser escoltadas por la Policía israelí. (Muestra cabal de hombría, similar a la de abrir fuego o atormentar a niños en edad escolar … práctica cotidiana en los territorios usurpados).

Cerca de un centenar de integrantes del grupo denominado ‘Mujeres del Muro’, vinculadas a las corrientes reformista y conservadora del judaísmo, acudieron a rezar a ese lugar por primera vez después de que el Tribunal del Distrito de Jerusalén dictaminara recientemente que no suponía una «vulneración de la costumbre local» hacerlo ataviadas con indumentaria característica de los varones judíos.

Cada mes este grupo de féminas acude al lugar más sagrado de su fe para orar ataviadas con filacterias y solideos y leer directamente de rollos de la Torá, lo que es considerado por los sectores ortodoxos como un desafío, una blasfemia y un acto de provocación. (Todo para ellos es un acto de provocación …).

A fin de impedir que lo hicieran en la principal sección del Muro de las Lamentaciones, y no en una zona aledaña como tienen costumbre de hacerlo y denominada Arco de Robinson, miles de mujeres ultraortodoxas (jaredí) acudieron para impedirlo siguiendo los llamamientos de líderes de sus comunidades. (Aparentemente, Yaveh testó a favor de ellos y los derechos sobre el muro les pertenecen absolutamente … vendrían a ser algo así como «Los elegidos» del «pueblo elegido» … que no es poca cosa … una verdadera elite).

«Los sucesos se registraron esta mañana cuando un centenar de mujeres acudieron a rezar y al mismo tiempo llegaron miles de jaredí a la zona para protestar e impedirles orar», afirmó el portavoz de la Policía israelí, Miki Rosenfeld.

Cientos de fuerzas del orden se encontraban frente al muro desde primera hora formando un cordón a fin de impedir altercados, tuvieron que escoltar a las mujeres para evitar que fueran agredidas y las acompañaron a los autobuses con los que abandonaron el lugar.

El portavoz policial ha indicado que les arrojaron piedras, botellas y agua, y atacaron los autobuses, aunque no se registraron heridos.  Cinco personas han sido detenidas en relación a los disturbios, dos de las cuales interrogadas y tres detenidas, precisó la fuente.

Los servicios de oración fueron planificados tras coordinarlo con el rabino del Muro de las Lamentaciones, Shmuel Rabinovich, y miembros del partido Judaísmo Unido de la Torá, indican los medios.

El líder espiritual del partido ultraortodoxo sefardí Shas, Ovadia Yosef, y el rabino Aharon Leib Shteinman, habían exhortado a jóvenes mujeres estudiantes en seminarios a celebrar una sesión masiva de rezos en el Muro al objeto de no permitir al otro grupo de mujeres poder hacerlo frente al santuario. (Pensar que Inglaterra pudo liberarse de  los holigans!).

El presidente del Movimiento Reformista en Israel, el rabino Guilad Kariv, también presente en el lugar de los hechos, manifestó que los líderes de los sectores ultras «han profanado la santidad» del Muro de las Lamentaciones al haber exhortado a la confrontación en ese santo lugar.

Por su parte, el rabino del Muro afirmó que «esas escenas dañan los ojos. La Torá judía debe servir para unir y pido al Señor arriba que otorgue a todos inteligencia para sobreponer esta controversia».

Si no pueden tener paz ni entre ellos mismos … como van a tenerla con sus vecinos …

Con información de 20 Minutos

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario