Netanyahu defiende al Mossad y al sistema judicial israelí en el caso del Prisionero X

benjamin_netanyahu_003

El premier israelí, Benjamin Netanyahu, defendió la actuación de la justicia y del Mossad (servicio de inteligencia) en cuanto a la identidad y muerte del Prisionero X, identificado la semana pasada como Ben Zygier, presunto agente secreto.

El Parlamento iniciará una investigación sobre el joven israelí de origen australiano, que presuntamente se suicidó en una celda en la Palestina ocupada donde se encontraba detenido en secreto.

«Una sinceridad exagerada en las áreas de seguridad y servicios secretos puede infligir graves daños a la seguridad del Estado», destacó el jefe de gobierno durante una reunión con su gabinete, en su primera declaración pública sobre el presunto agente secreto del Mossad.

Ben Zygier fue arrestado en febrero de 2010, acusado de traición, y en diciembre de ese año fue encontrado ahorcado en su celda de aislamiento de la prisión de máxima seguridad de Ayalon.

Fue el martes pasado cuando medios australianos dieron a conocer el caso y un día después Israel admitió de forma oficial la existencia de Zygier, denominado Prisionero X por los medios debido a que las autoridades penitenciarias mantuvieron su nombre en secreto.

«Estamos muy amenazados y nos enfrentamos a muchos desafíos; por lo tanto, debemos mantener una actividad adecuada de las agencias de seguridad», dijo el primer ministro.

También defendió a su país como una nación «democrática y ejemplar» que «respeta los derechos de los prisioneros y los derechos individuales», pero, reiteró, «tenemos más amenazas y desafíos». Pidió que se «deje a las fuerzas de seguridad trabajar de forma callada para que podamos seguir viviendo en seguridad y tranquilidad en el Estado de Israel».

En Jerusalén, el ex ministro israelí de Relaciones Exteriores, Avigdor Lieberman, principal aliado político de Netanyahu, se declaró inocente en el juicio que enfrenta por fraude y abuso de confianza.

Según la fiscalía, Lieberman recibió hace algunos años ilegalmente informaciones sobre otra investigación por corrupción abierta en su contra. En señal de agradecimiento, el ahora ex canciller habría ayudado en 2009 a su fuente, el diplomático Zeev Ben-Arie, para que fuera nombrado embajador en Letonia. La breve audiencia de hoy se limitó a la lectura de los cargos y se reanudará el 25 de abril.

En otro orden, Samer Essawi, palestino de 34 años que ha estado encarcelado en Israel desde julio de 2012, cumple 209 días en huelga de hambre. Arrestado en abril de 2004, Essawi fue condenado a 30 años de prisión, pero fue liberado con base en un acuerdo de intercambio de prisioneros mediado por Egipto y alcanzado entre Israel y el movimiento Hamas en octubre de 2011. Sin embargo, un tribunal israelí en Jerusalén decidió mantenerlo bajo custodia, acusado de violar los términos del acuerdo de intercambio.

Fuente : La Jornada

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario