Israel y la alianza carnal con terroristas en los Altos del Golán

Militar del ejército sirio cerca de la ciudad de Ceraa en el sur de Siria © AFP 2018 / STR

El avance del Ejército sirio al sur del país dejó perplejo a Israel, que pasó años ‘coqueteando’ con los opositores armados para crear ‘una zona de amortiguación’ cerca de los Altos del Golán, según un politólogo libanés. Pero Tel Aviv no renunciará a sus planes y probablemente aumentará sus actividades contra Damasco.

“Estos últimos años Israel ha apoyado a los combatientes llamados ‘la oposición armada siria’, con atención especial a las unidades que operaban a lo largo de la frontera de los Altos del Golán, ocupados por Tel Aviv”, explicó  el politólogo Nidal Said al Sabaa.

Según detalló, los israelíes buscaban crear una zona de amortiguamiento para evitar un contacto directo con los Ejércitos libanés y sirio.

Con este fin, invitaron reiteradamente a los representantes de los opositores sirios a varias conferencias y reuniones trilaterales con la participación de EEUU.

Por eso, algunos políticos en el sur de Siria resultaron promotores de los intereses israelíes, opina el politólogo.

“Pero los habitantes de Deraa siempre buscaron restablecer el poder legítimo de Damasco para no ser peones en la política de Israel”, subrayó.

Ahora que el Ejército sirio controla Deraa y retomó el control sobre una importante zona fronteriza con Jordania, surge el riesgo para Israel que Damasco plantee la pregunta de la vuelta de los Altos del Golán —internacionalmente reconocidos como parte de Siria ocupada por Israel— bajo el control sirio.

Israel no lo quiere para nada, así que “van a impedir a toda costa los avances del Ejército sirio en el sur del país”, valoró Al Sabaa. El propio ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, advirtió en términos fuertes que “corre riesgo la vida de cualquier soldado sirio que entre en la zona desmilitarizada entre Siria e Israel”.


Israel, Irán y Siria y el tenso enfrentamiento del 10 de mayo

El servicio de prensa del Ejército israelí declaró haber atacado a varias instalaciones pertenecientes a la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán como “respuesta” a un ataque con sistemas lanzamisiles contras sus posiciones en los Altos de Golán, territorio sirio ocupado por Israel.

Sin embargo, según la información que maneja Hasán Shemshadi, un ex corresponsal militar de la televisión y radio estatal iraní en Siria e Irak cercano al CGRI, Irán no sufrió bajas ni pérdidas materiales en este ataque.

“Lo que pasó en Siria aquel día es a la vez un fenómeno inusual y un ataque rutinario. Rutinario porque Israel ha atacado a Siria con misiles en reiteradas ocasiones a lo largo de la guerra sin que nadie le castigue por eso (…) Inusual porque esta vez los sionistas trataron de presentar a Irán como el agresor que los atacó en los Altos de Golán”.

En realidad, “Irán no fue responsable por este ataque: ningún comandante de la Fuerza Quds confirmó haber dado la orden”.

Fue el Ejército sirio el que atacó con cohetes las posiciones israelíes en los Altos de Golán ocupados en respuesta a recientes transgresiones. Los golpes “alcanzaron sus blancos”, pero Israel prefiere “callarlo y responsabilizar a los iraníes”, afirmó Shemshadi.

Cada ataque de Israel contra Siria tiene su objetivo, recordó el especialista. Habitualmente, Tel Aviv afirma que quiere prevenir los suministros de armas a Hizbulá en Líbano.

Esta vez, al atacar las posiciones sirias, Israel advierte que “no quiere ninguna presencia de Irán en Siria y buscará cualquier manera de expulsar a los militares iraníes del país”.

“Irán opera en Siria legalmente, a petición del Gobierno sirio, a diferencia de los ocupantes como EEUU. Pero Israel insiste en que ‘Irán no debe tener bases militares en Siria y que todos los iraníes deben irse’“.

Un importante aspecto para considerar en los últimos ataques, según Shemshadi, es el momento en el que decidieron llevarlos a cabo.

Los bombardeos israelíes coincidieron con el anuncio del presidente estadounidense de abandonar el acuerdo nuclear con Irán, como si buscaran ‘dar más peso’ a la postura de Donald Trump y persuadir a los demás países del mundo de que esta es correcta.

“Los sionistas buscan mostrar esta imagen al mundo: ‘un país está amenazando a Israel con sus misiles, es una amenaza para la región e incluso para Europa’. Afirman que Irán y el CGRI representan un peligro para el mundo”, sostuvo.

Otro “factor importante”, según el analista, es que Irán, a pesar de su fuerte retórica, hasta la fecha ha demostrado una gran moderación a la hora de responder a los ataques de Israel.

“[Incluso] al sufrir bajas en sus filas en los ataques anteriores, Teherán se reservó el derecho a responder, pero nunca recurrió a ello”.

En este sentido, están a la espera de “nuevos ataques israelíes dedicados a provocar una respuesta agresiva de Irán” para completar la imagen negativa del país persa, aseguró.

Tanque en los Altos del Golán – © Reuters – Baz Ratner


Si Israel da un paso temerario, reduciremos Tel Aviv a cenizas

El clérigo persa Ahmad Jatami, miembro del Consejo de Expertos de Irán, amenazó con la destrucción total de Tel Aviv en caso de que el país hebreo se comporte de manera temeraria.

“No tenemos nada que ver con la bomba nuclear. Al contrario, nuestra política es meramente disuasoria. El poder de los misiles de Irán viene incrementándose en los últimos tiempos. Lo que hemos hecho tiene como meta no dejar dormir a Israel. Si dan un paso temerario, reduciremos Tel Aviv y Haifa a cenizas”, declaró Jatami, citado por el medio IRIB.

Anteriormente, el ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, había instado al presidente sirio, Bashar Asad, a expulsar a las formaciones militares iraníes del territorio del país árabe. Según explicó, la presencia de los soldados persas suscita problemas para Siria.

El Ejército israelí acusó el 10 de mayo a la fuerza iraní Al Quds de haber lanzado desde el territorio de Siria cerca de 20 cohetes contra sus posiciones en los Altos del Golán.

En respuesta, Israel bombardeó con misiles las bases iraníes en Siria, así como varias baterías de defensa antiaérea siria, que abrieron fuego contra los aviones israelíes ignorando el llamamiento a no obstruir la operación.

Según el Ministerio de Defensa de Rusia, Israel lanzó alrededor de 60 misiles aire-tierra y más de 10 proyectiles tierra-tierra, de los cuales más de la mitad fueron derribados por la defensa antiaérea siria.

Con información de Sputnik

©2018-paginasarabes®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *