Yemen, el “país del Sur”

Yemen, el “país del Sur”
Yemen, el “país del Sur”

En árabe Yaman significa “país del Sur”, opuesto a Sham (Siria, Damasco) “país del Norte”. El Yemen es por su posición geográfica, gracias al monzón, el núcleo verde de la península de Arabia, la más grande del mundo, una península sin ríos, conformada por estepas áridas y desiertos salpicados por raros oasis.

Las antiguas leyendas árabes dicen que AL-YAMAN deriva de la palabra AL-YUMN (que significa bendiciones y prosperidad). Este significado concuerda con el nombre de “Arabia Feliz” (traducción latina de la “Eudaimon Arabia” con que la denominó Ptolomeo) de los antiguos geógrafos griegos y romanos.

El viaje a Yemen nos transporta a otras épocas, a la ruta del incienso, al reino de Saba o Bilqis, que según la leyenda tuvo un hijo con el Rey Salomón, al puerto de Moka en el del Mar Rojo que llegó a ser en el s. XV el más importante puerto cafetero del mundo…

Hubo un tiempo en que la reina de Saba ere popularmente descrita como una ladrona de niños y una bruja demoníaca . En la tradición árabe y hebrea, la reina de Saba era frecuentemente asociada con Lilith. En algunas tradiciones islámicas , la reina de Saba (Bilqis) era considerada una semi-genio. De acuerdo a un relato, Salomón habiendo escuchado de un hoopoe ( una clase de pájaro) que Bilqis y su reino adoraban al sol , le envió una carta en la que le pedía adorara a Dios. Ella respondió enviándole regalos pero, cuando Salomón se mostró reacio a aceptarlos, ella misma decidió ir en persona al reino de Salomón. Mientras tanto , los demonios del rey , temiendo que él pudiese ser tentado para contraer matrimonio con Bilqis , susurraron al oído de Salomón que Bilqis tenía las piernas peludas y los cascos de asno. Salomón sintiendo curiosidad acerca de un fenómeno tan peculiar, construyó un piso de cristal detrás de su trono. Bilqis, engañada creyendo que era agua, se levantó el vestido para cruzar y reveló que sus piernas eran verdaderaamente peludas. Salomón ordenó entonces a sus demonios que crearan un depilatorio para la reina.

En el folklore persa , ella es considerada la hija de un rey chino y un peri (tipo de ser sobrenatural). La historia de la Reina de Saba adquirió especial importancia e impacto con la tradición etíope. En ella, Saba es referida como Makeda y se cree que dio a luz a un hijo de Salomón, que fue el fundador real de la dinastía real de emperadores de Etiopía.

El Corán declara que Salomón no solamente reinaba sobre personas sino que también daba albergue a genios; el rey era capaz de comprender el lenguaje de los pájaros y de las hormigas , y de ver algunas glorias del mundo que no eran accesibles a la mayoría de los seres humanos.

Ya no deben quedar muchos lugares en el mundo que hagan sonreír a Dios, pero Yemen es uno de ellos. Habitado casi desde el inicio de los tiempos, Yemen es, en muchos sentidos, la cuna de la humanidad. Los hijos de Noé lo conocían como la tierra de la que mana leche y miel, Gilgamesh acudió aquí en busca del secreto de la vida eterna, los sabios recolectaron incienso y mirra en sus montañas, y una famosa mujer conocida simplemente como Saba declaró que Yemen era su hogar.

Sin embargo, desde que se cerrara el libro de la mitología, Yemen ha permanecido, en gran medida, recluido en un olvidado rincón, ajeno a un mundo que lo ignoraba. Sin embargo, hoy en día el mundo está despertando a todo cuanto se ha perdido. Situado en la encrucijada de dos continentes, ha sido construido a partir de las sombras de Arabia y los reflejos de África, y es profundamente romántico y absolutamente único. Hogar de un pueblo que el Profeta (BPD) describió como “los de corazón más gentil”.

Cuenta la leyenda que un día Dios decidió comprobar cómo iban las cosas; vio que Londres había cambiado mucho, Egipto no era como lo recordaba, pero al ver Yemen sonrió: “No ha cambiado nada desde que lo creé”.

Hoy Yemen se mueve al borde de la catástrofe, se encuentra en el limbo político, sin presidente ni gobierno, desde que el ejército hutí tomara las instituciones del gobierno y el palacio presidencial en la capital Sanaa. Hay una revolución en Yemen: el movimiento popular Ansarolá, quieren igualdad, justicia y democracia. Anhelos que Arabia Saudí ve con malos ojos, por ello esta semana decidió atacar ese, su vecino país. Con 10 de sus aliados, bombardea desde el aire a Yemen para destruir posiciones de Ansarolá. El ex presidente de Yemen, Abdu Rabu Mansur Hadi, superado por la crisis y hasta hace unos días prófugo, reaparece con los saudíes porque quiere regresar. El rey Saudí, Salman bin Abdelaziz Al Saud, dice que hará todo lo posible con sus ataques a Yemen, le pusieron a la operación: “tormenta decisiva”. Desde EE.UU. la voz es de apoyo. Es decir, lo contrario que en Ucrania, aquí el Tío Sam apoya al Gobierno, cuando no apoyó al Gobierno de Víctor Yanukóvich. Rusia e Irán critican la invasión militar en Yemen. Mientras tanto, el movimiento Ansarolá resiste, se reagrupa y organiza. Irán reitera su posición de paz y de no intervención ante las amenazantes declaraciones de Turquía responsabilizando a los iraníes de lo que pasa en Yemen.

Llama la atención que hace cinco años, el cinco de enero de 2010 teóricamente se abrió un portal en Yemen (Golfo de Adén), se habla de una puerta interdimensional muy similar al Triángulo de las Bermudas donde se concentran irregularidades magnéticas en el mar, además hay numerosos testimonios de avistamientos de ovnis.  En ese lugar se  han dado cita los científicos más brillantes del mundo , a partir de ese año se registró una actividad sísmica fuera de lo cotidiano.

Hoy vuelve a tomar fuerza esa información con los actuales acontecimientos en Yemen.

©2015-paginasarabes®

Deja un comentario