Archivo de la etiqueta: Socotra

Socotra, la isla de los genios de Jordi Esteva

socotra_camella

Es la primera película hablada enteramente en socotri, una lengua sudarábiga emparentada con el antiguo idioma del Reino de Saba. La película, rodada en cuidado blanco y negro, trata de un viaje a la remota isla  en el océano Índico conocida en la Antigüedad por ser la morada, según la leyenda, del ave Roc y el ave Fénix.

Socotra no posee ningún abrigo natural y los monzones, que en otras regiones del Índico propiciaron la navegación y el intercambio, en las costas de Socotra resultaron un gran peligro. El aislamiento ha preservado una flora que parece de otra era. En la isla crecen los árboles del incienso y de la mirra. Abunda el árbol de la sangre del dragón, en forma de seta gigante, de savia roja que utilizaron tanto los gladiadores del Coliseo para embadurnar sus cuerpos, como los lutiers de Cremona para dar la pincelada decisiva a sus Stradivarius. Durante siglos, atraídos por la riqueza de sus resinas olorosas, indios, griegos y árabes del sur, acudieron a Socotra. Tras ellos, los piratas.

Algunos historiadores sitúan en Socotra el lugar dónde acudió Gilgamesh en busca de la planta de la inmortalidad tras la muerte de su fiel Enkidú. Para los egipcios quizá fuera la isla del relato del náufrago, el primer relato marinero de la historia. Herodoto situó en Socotra la morada del ave Fénix

La película sigue el recorrido por el interior de la isla de un grupo de camelleros que se dirigen a las montañas antes de la estación de las lluvias. Por la noche, alrededor del fuego, se cuentan historias de genios y serpientes monstruosas. En un remoto poblado, los camelleros recibirán la visita de Ahmed Afrar hijo póstumo del último sultán de Socotra quien les hablará del trágico destino de su padre. La película trata de un mundo que desaparece.

La isla de Socotra

Se halla en el océano Índico entre Somalia y la península de Arabia.  Marco Polo afirmó que los socotríes eran los nigromantes más poderosos del mundo. Los portugueses invadieron el sultanato de Socotra, durante un tiempo, para salvaguardar su ruta marítima hacia la India. Desde finales del sXIX fue protectorado británico hasta su incorporación a Yemen del Sur. Antes de la reunificación del país, se creía que la isla albergaba una base de submarinos soviética. Los primeros vuelos comerciales, a principios de este siglo, pusieron fin al aislamiento secular. A pesar de los importantes cambios, Socotra sigue siendo un lugar remoto y fascinante.

Para reencontrar la Socotra de los tiempos del sultán hay que caminar varios días hacia las cumbres del Haggar donde anidaron las aves monstruosas de los antiguos y donde Urano tenía su trono antes de ser castrado por su  hijo Cronos. Sin embargo, los socotríes, que siguen hablando una lengua emparentada  con la del Reino de Saba, desconocen las historias que egipcios, griegos,  árabes y los viajeros renacentistas fabularon sobre la isla.

El Director: Jordi Esteva (Barcelona 1951)

Escritor y fotógrafo, es un apasionado de las culturas orientales y africanas a las que dedica la mayor parte de su trabajo periodístico y fotográfico.  Ha vivido durante cinco años en Egipto trabajando en Radio Cairo Internacional. Durante esos años documenta la vida cotidiana en el desierto recogida en “Los oasis de Egipto”(Ed. Lunwerg 1995). Redactor jefe y director de arte de la revista Ajoblanco entre 1987 y el verano de 1993. En 1994 participa en el proyecto Patrimonio 2001 de UNESCO y fotografió la medina de Marraquech.

En 1996 realiza un estudio fotográfico sobre la arquitectura del Atlas marroquí: “Fortalezas de barro en el sur de Marruecos” (Compañía Literaria 1996). En 1998 aparece “Mil y una voces”(El País/Aguilar 1998, Círculo de Lectores  1999), un libro de conversaciones con dieciséis artistas e intelectuales de ambas orillas del Mediterráneo acerca de las sociedades árabes enfrentadas al desafío de la modernidad. En 1999 Publica “Viaje al país de las almas” (PreTextos 1999) un acercamiento al mundo del animismo africano, en el que documenta los rituales iniciáticos y los fenómenos de posesión. En el 2006 aparece “Los árabes del mar” (Península/Altair): la búsqueda de los antiguos marineros de las costas de Arabia que recorrían los puertos del océano Índico con sus veleros propulsados por los monzones siguiendo unas rutas que apenas habían variado desde los tiempos de Simbad. Febrero de 2009: tras dos meses de trabajo en Costa de Marfil, finaliza el rodaje de “Retorno al país de las almas”.

En 2011, tras el circuito internacional de festivales “Retorno al país de las almas”se estrena en España.Septiembre 2011. Atalanta publica su último libro “Socotra, la isla de los genios”. “Bellísimo, extraordinario y apasionante este melancólico viaje a la isla perdida de Simbad”, en palabras de Jacinto Antón en Babelia. El País.Julio 2012 “Socotra, la isla de los genios” recibe el V Premio de Literatura de Viajes Caminos del Cid. Diciembre 2013 Viaja de nuevo a Costa de Marfil y a Ghana para filmar “Komian”. Regresa a Socotra a principios de 2014 para filmar“Socotra, la isla de los genios”Enero de 2015, “Los árabes del mar” aparece traducido al árabe. Septiembre de 2015. Finaliza la edición de “Socotra, la isla de los genios”.

Pere Vall : ¿Por qué el subtítulo de ‘La isla de los genios’?

Jordi Esteva : “Porque es una isla donde, según los pastores, existe un mundo paralelo de duendes y genios”, comenta el realizador: “No son genios como Mozart o Einstein, sino como el genio de la botella o de la lámpara de Aladino, por ejemplo. Todo ello me fascinó. Además, es el nombre que le daban los antiguos egipcios que acudían en busca del incienso que crece libremente en la isla para ofrendarlo a sus dioses y para momificar a sus faraones”.

©2016-paginasarabes®