Archivo de la etiqueta: Muin Basisu

Yo, Tù, Él – Muin Basisu

Yo, Tù, Él

En su vocabulario no había árboles
ni flores…
En su vocabulario no había pájaros.
Sólo sabía lo que le habían enseñado:
matar a los pájaros,
y mató a los pájaros,
odiar a la luna,
y odió a la luna,
tener un corazón de piedra,
y tuvo un corazón de piedra,
a gritar: «¡Viva lo que sea!»
«¡Abajo lo que sea!»
«¡Muera lo que sea!».

En su vocabulario no había árboles,
en su vocabulario no había
tú ni yo
porque él debía matarnos
a ti y a mí.
Sólo sabía lo que
le habían enseñado:
matarnos a ti y a mí.

Muin Basisu

Con información de Poesía Àrabe
Traducción del árabe: María Luisa Prieto

©2017-paginasarabes®

La Rosa y el Pájaro – Muin Basisu

La Rosa y el Pájaro

El pájaro ha jugado
a su gran juego.
Ha creado la rosa, le ha dado
forma en seis días
y el séptimo día se ha dormido.
El pájaro se ha cansado de crear,
de dar forma, y se ha dormido.
El pájaro se ha dormido
y la rosa gira sin cesar
en torno al pájaro…
¡Despierta, pájaro!
Que la rosa se tambalea
y está a punto de caer en un pozo
llamado jarrón de flores.
¡Despierta, pájaro!
Por tu plumaje reptan las polillas
y un batallón de hormigas concentrado en
tus alas está a punto de arrancártelas.
¡Oh, pájaro!
La rosa se tambalea, se tambalea, se tambalea,
está a punto de caer, pájaro.
Despierta, pájaro.
Despierta, pájaro.
Despierta, pájaro.

Muin Basisu

Traducción del árabe: María Luisa Prieto
Con información de Poesía Árabe

©2017-paginasarabes®

Tres muros para la sala de tortura – Muin Basisu

Tres muros para la sala de tortura

 

Al alba
Yo resistiré…
Mientras haya en el muro una página en blanco
y no se derritan los dedos de mi mano.
Aquí, alguien pulsa
un mensaje a través del muro.
Nuestros hilos se han convertido en nuestras venas,
las venas de estos muros.
Toda nuestra sangre se derrama
en las venas de estos muros…
Un mensaje a través del muro:
Ellos han cerrado una celda,
han matado a un prisionero,
han abierto otra celda
y han llevado a un prisionero…

A mediodía
Ellos me han puesto delante el papel,
me han puesto delante el lápiz,
me han puesto en la mano la llave de mi casa.
El papel que han querido manchar
ha dicho: ¡Resiste!
El lápiz cuya frente han querido mancillar en el barro
ha dicho: ¡Resiste!
La llave de la casa ha dicho:
En nombre de cada piedra
de tu humilde casa ¡Resiste!
Un golpe en el muro
es el mensaje de una mano rota
que dice: ¡Resiste!
Y la lluvia cae
golpeando el techo de la sala de tortura.
Cada gota grita: ¡Resiste!

Al ponerse el sol
Nadie está conmigo,
nadie oye la voz de este hombre,
nadie lo ve.
Cada noche, cuando los muros
y las puertas se cierran…
él sale de mis heridas sangrantes
y camina por mi celda.
Soy yo.
Es como yo.
Le veo de niño
y con veinte años.
Es mi único consuelo,
mi único amor.
Es la carta que escribo cada noche
y el sello para el amplio mundo
y el pequeño país.
Esta noche lo he visto
saliendo de mis heridas
sombrío, torturado, triste,
caminando en silencio, sin decir
nada, como si dijera:
No me volverás a ver si confiesas,
si escribes…

Muin Basisu

Con información de Poesía Árabe
Traducción del árabe: María Luisa Prieto

©2017-paginasarabes®