CulturaHistoriaMedio OrientePoliticaSiriaTerrorismo

Siria:Llama de la revolución de Marzo no se apagó

Revolución de Marzo en Siria

La gloriosa revolución del 8 de Marzo dirigida por el Partido Árabe Socialista Baaz en 1963, no fue un acontecimiento pasajero en la historia de Siria y del mundo árabe. La sólida popularidad nacional constituyó un punto de inflexión decisivo en la historia de Siria, y un verdadero amanecer y renacimiento en los diversos niveles políticos, económicos, culturales y sociales.

Se le atribuye a la revolución de marzo que fue verdaderamente una revolución de los trabajadores, campesinos e intelectuales contra las fuerzas de la tiranía y el atraso representadas por el feudalismo y la burguesía que aprovecharon las capacidades del país para servir sus propios intereses y trabajaron para difundir ignorancia y el atraso para mantener a Siria fuera de su papel principal como figura difícil en la ecuación de la región.

En poco tiempo, la revolución pudo construir la base material y militar, económica, política, científica y cultural a nivel de Siria y en varios otros niveles, ya que logró un avance de desarrollo integral en todos los campos que convirtió a Siria en un país fuerte que depende de sus propias capacidades y riqueza para administrar sus asuntos, lo que le dio una independencia completa que no se ve afectada de ninguna manera por ninguna forma de gobierno.

Las presiones externas ejercidas por los países coloniales para controlar y dominar las capacidades de los pueblos es el factor principal para la firmeza de la sociedad y el ejército sirios frente a la guerra terrorista a la que ha sido sometida durante doce años.

La Revolución del 8 de Marzo, especialmente después del establecimiento del movimiento correctivo, trabajó para preparar la infraestructura básica para construir generaciones jóvenes que sean conscientes y crean en los problemas de su Patria y sean capaces de enfrentar la ignorancia y combatir todas las conspiraciones urdidas en su contra, difundir la educación y expandir su base para incluir a todos los sirios mediante la construcción de escuelas, universidades, institutos y centros científicos y de investigación, para que Siria sea uno de los países líderes en los campos educativo, cultural e intelectual.

Por lo tanto, la Revolución de Marzo le dio a Siria una posición importante en varios niveles, y sentó las bases del Estado moderno basado en la construcción institucional y la democracia popular, y también convirtió a Siria en el foco de atención de todos los árabes que apostaban por ella para restaurar sus derechos y preservar su identidad, hasta convertirse ahora en la única fortaleza impenetrable ante los peligros y los desafíos, que hicieron que los enemigos de Siria tejieran conspiraciones y presiones, con el objetivo de acabar con todos los logros que ha alcanzado el pueblo árabe sirio durante las últimas décadas.

Para ello han intentado todo tipo de asedio, amenaza e intimidación, llegando a desencadenar la guerra terrorista que encabeza hoy Estados Unidos, pero no lo lograron.

Esta situación contribuyó a cambiar muchas ecuaciones en la región, y plantó las semillas de una cultura patriótica y nacionalista, que es la cultura de la resistencia, y la cultura de inspiración del patrimonio cultural árabe basada en los valores de libertad, dignidad e independencia.

Por Nasser Munther
Con información de Thawra

©2023-paginasarabes®

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − cuatro =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.