Nana de Gaza – Carlos Piera

Qué guapa en la cuna, mi niña adorada,
para que la muerte cuando venga a verte
te encuentre acostada.

Cierra los ojitos, vida de mi vida,
para que la muerte cuando venga a verte
te encuentre dormida.

Duérmete, mi rosa,
para que la muerte cuando venga a verte
sea cariñosa.

Duérmete, ojos bellos,
si hay gatitos muertos por entre las ruinas
jugarás con ellos.

Duérmete, rubí,
y a ver si la muerte cuando venga a verte
me lleva a mí.

Por Carlos Piera
Poeta y escritor . Profesor de lingüística en la Universidad Autónoma de Madrid y miembro del Consejo Editorial de Sinpermiso

©2014-paginasarabes®

Deja un comentario