Fui expulsado de mi país hace 12 años – Ibrahim Abayat

Ibrahim Abayat en la Casa Palestina de Zaragoza. - Foto: Ángel Castro
Ibrahim Abayat en la Casa Palestina de Zaragoza. – Foto: Ángel Castro

Ibrahim Abayat nunca conoció la Palestina libre, nació en Belén en 1974 en plena ocupación israelí. Su rostro, de rasgos duros, refleja rabia, dolor y angustia por los 35 asesinatos cometidos por israelíes contra su familia. Lleva 12 años en Zaragoza en contra de su voluntad.

«Para mí vivir en Europa es una condena porque lo mío fue un exilio forzoso», dice. Abayat cuenta que, entre el 2 de abril y el 10 de mayo de 2002, las tropas israelíes invadieron Belén y él junto con 249 personas se refugiaron en la Iglesia de la Natividad. Pasaron 39 días de sufrimiento, sin comida, sin agua, sin luz. Durante el asedio murieron 8 personas y 30 heridos. «Lo peor de todo comenzó cuando los israelíes nos obligaron a convivir en ese espacio tan reducido con los muertos. La mayoría eran mis amigos. Lo hacían para torturarnos psicológicamente.

Todo acabó cuando comenzaron las negociaciones con ellos y nos dijeron que si queríamos que terminase el sufrimiento de esas 200 personas, varios de nosotros teníamos que aceptar ser expulsados de nuestras tierras. Yo lo acepté junto con otros 12. Nos repartieron por Italia, Grecia, Portugal, Bélgica y a mí me dejaron en España». Para Ibrahim, la solución al conflicto de Gaza es que «la Corte Internacional juzgue a los israelíes por los crímenes que están causando, el problema es que la corte está formada por los europeos».

Hasta el momento, el palestino manifiesta que todas las potencias europeas tienen parte de culpa en este conflicto. «Alemania, por ejemplo, sigue pagando indemnizaciones al Estado de Israel por lo de Hitler». Asimismo, Abayat tampoco apoya todas las acciones que está llevando a cabo Hamas como, por ejemplo, el uso de la religión para fines políticos.

Por Sheila Peñalva
Con información de : El Periódico de Aragón

©2014-paginasarabes®

Deja un comentario