Nada de nada – Cuento Sufí

umbral_puerta

Un día, un mendigo llamó a la puerta de una casa y suplicó al amo del lugar que le diese un poco de pan, aunque fuese duro.

“¿Cómo quieres que yo te encuentre pan? replicó este último. ¿Me tomas por un panadero?

-Entonces, ofréceme un poco de gordo de carne.

-¡Esto no es tampoco una carnicería!

-Dame al menos un puñado de harina.

-¿Se parece mi casa a un molino?

-¿Entonces, un vaso de agua?

-¡Aquí no hay río!”

Así, cada petición del mendigo fue rechazada del mismo modo. Finalmente, éste se quitó el pantalón y defecó en el umbral.

“¿Qué haces? preguntó el amo de la casa escandalizado.

-Esto es una ruina propicia a la defecación, dijo el mendigo. No hay nada que beber y nada que comer. ¿Cómo podría nadie vivir aquí? ¡Manifiestamente, este lugar no puede servir más que como letrina!”

Por Yalal Al-Din Rumi

©2014-paginasarabes®

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × cuatro =

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.