Controversia sobre Israel y Palestina

©Embajada Palestina Chile
©Embajada Palestina Chile

Entre la cantidad de notas y publicaciones que nos toca leer en el día a día, hay un artículo en particular que me ha llamado poderosamente la atención por el sentimiento que expresa, por el dolor, la bronca y el rechazo que le produce la ocupación y el genocidio sionista a esta palestino-nicaragüense. A continuación, la carta que ha enviado a un correo de lectores:


He leído una nota del señor José Ramón Ramos en la que lamentablemente tergiversa las realidades históricas.

El señor Ramos trata de negar el derecho del pueblo palestino a tener su Estado, quizá porque está influido por las ideas del movimiento sionista que siempre ha tratado de crear conceptos religiosos del conflicto para tapar sus objetivos racistas y expansionistas. Palestina es la cuna de las tres religiones: islámica, cristiana y judía, que convivieron allí sin ningún problema hasta que dio inicio el movimiento sionista para engañar a los judíos y empujarlos a emigrar a Palestina.

1917, a raíz de la Declaración Balfour, la población judía en Palestina no alcanzaba siquiera al seis por ciento y el 94 por ciento era palestino. Ese seis por ciento ahora es la mayoría por todas las masacres que cometieron en Palestina, por la destrucción de aldeas completas, la evacuación de la población palestina que ha venido sustituyendo por emigrantes judíos de todo el mundo.

En 1994, según los acuerdos de Oslo, Israel se retira de la ciudad de Jericó, reconociendo que este es un territorio palestino. Jericó es la ciudad más antigua del mundo, data de hace más de diez mil años, de esa manera, el mismo Israel reconoce que Palestina es la civilización más antigua del mundo.

El señor Ramos habla de la cultura, la moneda, el idioma. ¿Sabe desde cuándo existe el folclor palestino reflejado en su baile, el Dabke? Existe desde hace más de tres mil años. ¿Me puede usted decir si existe folclor israelí y desde cuándo?

El hummus y el falafel son comidas autóctonas de los árabes, pero los dirigentes israelíes ofrecen nuestra comida a los que visitan Israel como si fuera comida judía. Y el colmo es que introducen el vestuario palestino como un vestuario israelí. Israel no tiene cultura propia, todo, hasta hoy, lo ha robado de la cultura palestina. Con respecto a la moneda palestina, ésta existió mucho antes de la creación del Estado de Israel.

Ya existe el rechazo del mundo a la política represiva que aplica el estado de Israel en contra del pueblo palestino, la construcción de asentamientos y el robo de tierras al pueblo palestino. El mundo apoya el reconocimiento al derecho del pueblo palestino a tener un Estado libre soberano e independiente, a la liberación de los prisioneros palestinos, al derecho al retorno de los refugiados palestinos.

Una gran parte de los emigrantes que manda el movimiento sionista a Palestina ni siquiera son judíos de religión, son cristianos, la construcción del estado de Israel fue a costa de los derechos del pueblo palestino, esos territorios eran todos palestinos, no había asentamientos, ni muros, de repente el movimiento sionista puso ahí un país como quien abre un negocio, y encima de éso, se expandieron hasta desplazar al pueblo palestino que son sus habitantes ancestrales.

Suad Marcos, palestina nacida en Nicaragua



©2015-paginasarabes®


Deja un comentario