Melilla creará la Casa Amazigh

©El Faro
©El Faro

El presidente del Gobierno local anunció ayer que Melilla será la sede de esta casa nacional de la cultura bereber. Ayer decenas de melillenses participaron en la celebración del año nuevo amazigh, ‘yennayer’.

Melilla será la sede la Casa Nacional de la Cultura Amazigh. Así lo anunció ayer el presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, que resaltó que el Gobierno local y el Instituto de las Culturas está trabajando en este proyecto. Imbroda resaltó que es “interesante” que se cree esta institución con el objetivo de “potenciar aún más la cultura milenaria del pueblo amazigh”.

El presidente de la Ciudad explicó que será una casa nacional con sede en Melilla y organizada a través del Ejecutivo local, por ello, el Ministerio de Exteriores tendrá contacto con esta entidad cultural a través de las otras casas, como son la Sefarad, la Árabe o la de América. Insistió en que la Casa Amazigh será una institución cultural que protegerá el patrimonio de este pueblo.

Imbroda realizó el anuncio de este proyecto durante la celebración del año nuevo amazigh que se realizó ayer por parte del Instituto de las Culturas y que contó con la participación de decenas de melillenses.

El presidente de la Ciudad aseguró que es “muy hermoso” para los ciudadanos poder celebrar una de las festividades más importantes para los imazighen, como es el año nuevo, ‘yennayer’. Resaltó que este pueblo siempre se ha caracterizado por ser libre y que ha conseguido mantener sus tradiciones a pesar de que se ha sometido a otras culturas y religiones, como la cristiana, la judía o la musulmana.

Imbroda indicó que aunque los imazighen se hayan dejado influenciar por otras civilizaciones, “deben recuperar a su identidad originaria, la autóctona del Norte de África que se extendía hasta Egipto”. Por eso, destacó que era importante celebra el nuevo año para resaltar que “el pueblo de Melilla está orgulloso de contar con esta cultura milenaria”. Afirmó que las tradiciones amazigh son patrimonio de los melillenses y de los españoles.

Tirar  lo viejo

El Instituto de las Culturas fue el encargado de organizar una celebración del año nuevo amazigh que contó con música, representaciones teatrales y una degustación gastronómica.

La presidente de esta entidad, Fadela Mohatar, aseguró en la presentación que este tipo de iniciativas son las “hacen crecer la ciudad” a través del acercamiento entre las culturas que conviven en Melilla. Afirmó que el objetivo de esta actividad era dar a conocer una de las tradiciones de los imazighen que se está perdiendo con el tiempo. Resaltó que el Instituto de las Culturas promoverá todas las iniciativas necesarias para proteger el legado cultural de una gran parte de los melillenses.

Mohatar afirmó que sin el esfuerzo de las mujeres imazighen, gran parte de las tradiciones de este pueblo se habrían perdido. Ellas son la depositarias de la cultura y las que se encargan de enseñar las fiestas, las creencias y los valores a las generaciones futuras. Por ello, ayer se le dio especial relevancia a las mujeres con una representación teatral en la que se dieron a conocer los ritos que se hacen para ‘yennayer’. Algunos de ellos son tirar las cosas que están viejas para dejar sitio a las nuevas, limpiar la casa y aromatizarla para eliminar todo lo negativo que haya en el interior, comer en abundancia ese día para que sea así el resto del año y esconder un hueso de dátil en el cuscús para que quien lo encuentre pueda pedir un deseo.

La presidente del Instituto de las Culturas aclaró que el pueblo amazigh se caracterizó por ser libre y por permitir que sus miembros profesaran la religión que deseaban sin fanatismos.

Mohatar indicó que los imazighen creen en la naturaleza y se veían como hijos y no como dueños de la tierra. Fueron los primeros en respetar el medio ambiente. Así, apuntó que el año lo dividen según las cosechas y los cambios del tiempo.

Tras la representación teatral de Bidaya, el grupo teatral de Movimiento por la Paz, se realizó una demostración de ‘izri’, unos poemas cantados que fueron recitados por tres señoras mayores acompañados de música.

A este acto acudieron representantes del Ejecutivo local y de la Delegación del Gobierno, así como de asociaciones culturales y sociales de la ciudad. Todos disfrutaron de la música del grupo ‘Ismael Melilla’ que amenizó la velada mientras los participantes en el ‘yennayer’ disfrutaban de la degustación gastronómica.

Por Dori Nuñez
Con información de El Faro

©2014-paginasarabes®

Deja un comentario