Israel prohibirá embarcar en vuelos destinados a su país a 300 activistas

 


Unos 300 activistas pro palestinos que habían sacado sus billetes para viajar a Israel no serán autorizados ni siquiera a embarcar en sus vuelos debido a unas listas negras que las autoridades israelíes han entregado a compañías aéreas de todo el mundo.

Así lo ha informado el servicio de noticias electrónico ‘Ynet’ en vísperas de la llegada masiva de activistas al aeropuerto internacional de Ben-Gurión, próximo a Tel Aviv, para participar en acciones solidarias con el pueblo palestino.

Los organismos de seguridad han identificado los nombres de al menos tres centenares de activistas en los listados de los diferentes vuelos, ha informado la radio pública israelí.

Más de medio millar de activistas internacionales tienen previsto llegar al país en las próximas horas con la intención de dirigirse a Cisjordania para participar en actos de solidaridad con los palestinos.

A todos ellos se les solicitará que firmen un documento antes de desplazarse al territorio palestino, destino de su visita a la zona, en el que se comprometen a no participar en acciones violentas, según ha asegurado uno de los organizadores de las jornadas en solidaridad con Palestina.

La policía israelí ha desplegado más de seiscientos agentes en el aeropuerto para impedir que se produzcan desórdenes, aunque hasta el momento se desconoce si los activistas pro-palestinos serán deportados o se les permitirá la entrada en el país.

También habrá agentes de fuerzas especiales estacionados a las afueras del aeropuerto, para poder prestar refuerzos rápidamente en caso necesario.

Una quincena de ONG palestinas anunció la llegada de más de 600 activistas extranjeros para el viernes, que participarán en el evento ‘Bienvenido a Palestina’, que consistirá en una semana de actividades culturales y de promoción de la resistencia pacífica a la ocupación israelí.

En esta ocasión, los activistas declararán en la frontera que viajan al país para «visitar Palestina», motivo que, según aseguran, habitualmente tienen que ocultar para que no se les impida la entrada a Israel.

Más de la mitad proceden de Francia y el resto son nacionales de Alemania, Bélgica, Gran Bretaña, Italia, EEUU, Canadá e incluso Japón.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Turismo de Israel se prepara para recibir a miles de turistas que comenzarán a llegar al país durante el fin de semana, el primero de la época plenamente estival.

El titular de Turismo, Stas Miseznikov, tiene previsto desplazarse el viernes al aeropuerto para recibir a los visitantes, coincidiendo con la llegada de los activistas, según informan los medios locales.

«Es importante mantener la sensación de normalidad en el aeropuerto Ben-Gurión. El Ministerio de Turismo garantizará que los turistas son recibidos con respeto y enviará el mensaje de que Israel es un país seguro y un destino turístico atractivo»

Deja un comentario