Los hebreos y su inclinación hacia la violencia – Por Aisar Albornoz

sacrificio_ismael
Sacrificio de Ismael

Siempre llama la atención la virulencia conque los sionistas realizan sus ataques sobre la población palestina; como maltratan, detienen y golpean a mujeres y niños. Viven reclamando compasión y proclamando una condición de víctimas que ya nadie en su sano juicio cree. Pero todo tiene una razón de ser, todo tiene un origen, nada se produce por generación espontánea. Veamos entonces.

Es indiscutible que los antiguos “hebreos” manifestaron una inclinación extraña hacia la práctica de sacrificios sangrientos a sus dioses. Típico es el cuento judío de Abraham, que ofrece matar con un cuchillo a su primer nacido, Isaac, como una ofrenda a Yahvé quien  había ordenado hacerlo así . Más típico todavía es la idea hebrea de que su dios requeriría de tales asesinatos.

Es el día de hoy que podemos leer estos testimonios en la Torá y en su versión cristiana, el Antiguo Testamento.

R.Macalister dice que halló cuerpos sacrificados de niños jóvenes en la totalidad de un estrato semítico; este trabajo describe los restos de estas víctimas y muestra imágenes de las mismas.

Isaías le encarga a los judíos “quemarlos a ellos con ídolos debajo de cada árbol verde, matar a los niños en los valles debajo de los riscos de las rocas” (Isaías VII, 5). Hay muchas otras referencias del Viejo Testamento a la práctica del sacrificio de niños a Moloch.

Le dice al Rev. J. Kitto en el C. of Biblical Literature, 1895: “sus altares humearon con sangre humana desde el tiempo de Abraham a la caída de los Reinos de Judah e Israel.”

G. A. Dorsey escribe: “Históricamente, su templo en Jerusalén, como un templo hindú o azteca, era un matadero de un sacrificio después de otro.”

La Jewish Encyclopedia (1904) dice: “El hecho, generalmente aceptado ahora por escuelas críticas, está en que se le ofrecieron a Yhwh, en los últimos días del Reino, los sacrificios humanos, como Rey o Consejero de la Nación y que los Profetas desaprobaron de él.”

Jesús mismo dice de los fariseos (San Juan VIII, 44) que ellos son asesinos hereditarios, que término puede tener ningún otro significado que asesinos rituales: “Es su padre el diablo y las lujurias de su padre harán. Es un asesino desde el principio…”

 ¡Esto está en el Libro sobre el que, cuando “se da testimonio de”, se jura al dar evidencia de ser “anti-semita” a quien expone sobre el asesinato de niños cristianos por judíos!

“El Rabinismo era un despliegue de Fariseísmo, el colmo y la saturación vertida de doctrinas corruptas, observadas y practicadas, en que los riachuelos corren arriba en los días de Cristo y al inverso de ellos en los de Ezra, hasta que se pierden en la fuente matriz, la Filosofía Religiosa de un Zoroastrismo corrompido.” (Rev. J. Kitto, Cyclopedia of Biblical Literature).

El sendero de la tradición, entonces, está completo y lleva a Rabinismo. Representación del inconcluso sacrificio de su primer hijo solicitado por Jehová al profeta bíblico Abraham, en un evidente acto de connotaciones molocquianas, o sea, del culto judío a Moloc que exigía el sacrificio ritual de todo primogénito.

“El Talmud declara tan hay dos géneros de sangre agradable al Señor:  (1) la del Paschal holocausto y; (2) la de una circuncisión.” (El Paschal holocausto es la Pascua de Resurrección o Sacrificio de Easter)

Supongo que cada nación tiene al Dios que merece y admira. ¿Cómo puede haber un grupo de personas como estas, cuyo Dios Definitivo toma la sangre obtenida de mutilaciones de órganos del genital humanos como algo “agradable”?.

Sir Richard Burton comenta: “Obviamente, una enseñanza tan cruel y vindicativa como ésta, que recontó en el capítulo previo, debió rendir sus frutos en el crimen y en las atrocidades.”

Todas estas “enseñanzas” talmúdicas que son seguidas al pie de la letra por los sionistas y fieles ortodoxos, (que en su inmensa mayoría, por supuesto, son sionistas), quizás sirvan para explicar las aberrantes conductas seguidas por el estado invasor sionista y sus esbirros electores.

Y como reza en Eclesiastés 1:9:

Lo que fue, eso mismo será;
lo que se hizo, eso mismo se hará:
¡no hay nada nuevo bajo el sol! 

Por Aisar Albornoz

©2013-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons
Los hebreos y su inclinación hacia la violencia por Aisar Albornoz se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://paginasarabes.com/2013/11/30/los-hebreos-y-su-inclinacion-hacia-la-violencia-por-aisar-albornoz/.

Deja un comentario