La importancia de llamarse Picasso

CompartirTwittearPin3CompartirCompartir3 Compartir Cuentan que al nacer le dieron por muerto. Que la comadrona lo abandonó encima de una mesa, para atender a su madre, derrengada por un parto puñetero. Fue entonces cuando Salvador Ruíz, su tío, y también médico, se inclinó sobre

Leer más

A %d blogueros les gusta esto: