Continúa el enigma de la vasija sumeria encontrada en Bolivia en 1960

fuente_magna_sumerios

Según la historia convencional la zona que hoy es Bolivia estuvo habitada por algunas antiguas culturas que no tuvieron contacto alguno con otras antiguas civilizaciones de fuera de América. Pero, ¿y si existiera una evidencia que pudiera probar lo contrario?. Esta evidencia existe, se le ha llamado «Fuente Magna» y se trata de una vasija con caracteres cuneiformes, pero el detalle es que esta escritura fue desarrollada en la antigua Sumeria. La gran pregunta es, ¿cómo llegó esto a América?. Aunque las antiguas civilizaciones existentes en ambos puntos del planeta pudieran ser contemporáneas, las separaron muchos kilómetros y el inmenso océano Atlántico.

En el año 1960 un campesino encontró una vieja vasija en Tiahuanaco, antigua ciudad arqueológica un terreno en Chúa, a unos 80 kilómetros de La Paz. El objeto es un gran vaso de piedra, parecido a un recipiente para efectuar libaciones, bautizos o ceremonias purificadoras, que con el tiempo recibió el nombre de «Fuente Magna», uno de los hallazgos arqueológicos más discutidos de toda América.

En este mismo año, el arqueólogo boliviano Max Portugal Zamora, realizó algunos trabajos de restauración en el vaso de piedra e intentó descifrar sin éxito la misteriosa escritura que está tallada en la parte interior. Hasta fines del siglo XX, nadie sabía en realidad de dónde provenía la «Fuente Magna».

Años más tarde, dos investigadores de La Paz, el argentino Bernardo Biados y el boliviano Freddy Arce descifraron los enigmáticos grabados que se encontraban al interior de la vasija y corroboraron que se trataba de un texto en idioma sumerio.

El bajorrelieve que hay en la parte interior del vaso, que puede evocar una rana (símbolo de fertilidad), según algunos investigadores es justamente la representación de Nía, la diosa de los Sumerios. Los otros símbolos que se encuentran a los lados del bajorrelieve y en la parte adyacente a las incisiones sumerias, fueron incisiones sumerias, fueron interpretados como quellca, idioma escrito de la civilización Pukara, pero no han sido aún descifrados.

Una vez descifrados los caracteres cuneiformes y habiendo corroborado su origen sumerio, la pregunta es clara: ¿cómo es posible que haya inscripciones sumerias en un vaso encontrado a miles de kilómetros del lugar de expansión de la civilización sumeria?. Esta incógnita es en la que siguen trabajando los investigadores y arqueólogos.

Esta antigua y enigmática pieza de la arqueología actualmente se encuentra en el Museo de metales preciosos, en La Paz.

CIVILIZACIÓN SUMERIA

Fue una región histórica de Oriente Medio que era parte sur de la antigua Mesopotamia, entre la llanura aluvial de los ríos Éufrates y Tigris. La civilización sumeria es considerada como la primera y más antigua civilización del mundo. El término «sumerio» también se aplica a todos los hablantes de la lengua sumeria.

Aunque la procedencia de los sumerios es incierta, existen numerosas hipótesis sobre sus orígenes, siendo la más aceptada actualmente la que argumenta que no habría ocurrido ninguna ruptura cultural con el período de Uruk (período arqueológico de la historia de Mesopotamia comprendido entre el 3.800 a. C. y el 3.200 a. C.), lo que descartaría factores externos, como podían ser invasiones o migraciones desde otros territorios lejanos.

Con información de: Notimérica

©2016-paginasarabes®

Un comentario sobre “Continúa el enigma de la vasija sumeria encontrada en Bolivia en 1960”

  1. LA HUMANIDAD TIENE UNA RAIZ COMUN, TODO ESTA LIGADO ENTRE SI, TODO TIENE UN MISMO PRINCIPIO. LA CIENCIA CONVENCIONAL NOS HA METIDO LA IDEA DE QUE LOS HUMANOS ANTIGUOS ERA DESCONOCIDOS ENTRE SI , Y ESTO ES MENTIRA, POR MAS APARTADOS QUE ESTUVIERAN GEOGRAFICAMENTE, HABIA CONTACTO ENTRE ELLOS, Y ERAN CONCIENTES DE MUCHAS COSAS QUE LA CIENCIA MODERNA DESCONOCE. HAY MUCHOS EJEMPLOS EN DESCUBRIMIENTOS ARQUEOLOGICOS, QUE LA CIENCIA SE NIEGA A ACEPTAR,

Deja un comentario