Archivo de la etiqueta: Emiratos Árabes Unidos

Ajedrez: explosión de belleza en Al-Ain 2014

No poner el rey en un sitio seguro con el centro abierto es muy peligroso. Shyam lo sabía, pero retrasó el enroque y fue inmortalizado con gran belleza.

shyam_kravtsiv_2014

Blancas: S. Shyam (India, 2.484). Negras: M. Kravtsiv (Ucrania, 2.576).Apertura Española (C77). III Torneo Clásico (5ª ronda). Al-Ain (Emiratos Árabes Unidos), 22-12-2014.

Aprender disfrutando es doblemente placentero. Y esta partida es un bello ejemplo desde la apertura:

1 e4 e5 2 Cf3 Cc6 3 Ab5 a6 4 Aa4 Cf6 5 d3 d6 6 c4!? g6 7 Cc3 Ag7 8 h3 0-0 9 Ag5 h6 10 Ae3 Ce7!? (intentando que el alfil de a4 quede colgado de la brocha)

11 Dd2 Rh7 12 d4! (para activar el alfil inútil)

12 ..exd4 13 Cxd4 c6 14 Ac2 b5! (toma la iniciativa en el centro antes de que las blancas enroquen)

15 cxb5 axb5 16 b4? (demasiado optimista; había que enrocarse)

16 ..c5! (para exprimir la gran diagonal negra, h8-a1)

17 bxc5 b4! 18 Ca4 (diagrama)

18 ..Txa4!! (este sacrificio dará la máxima armonía a las negras)

19 Axa4 Cxe4 20 Dc2 dxc5! (también es buena 20 ..Cc3, pero la de Kravtsiv es mucho más coherente con las anteriores)

21 Dxe4 cxd4 22 Ad2 (si 22 Td1 Da5, ganando)

22 ..Aa6! (demostración evidente de que la idea del sacrificio fue muy acertada: las blancas están perdidas, por no haberse enrocado a tiempo)

23 f3? (habilita f2, pero debilita g3; tampoco funcionaba 23 Axb4 por 23 ..Cd5!!, y si 24 Axf8 Da5+ 25 Rd1 Cc3+ con ataque de mate)

23 ..Cf5 24 Rf2 (si 24 Axb4 Db8! 25 Axf8 Axf8! 26 Rf2 d3, y las blancas podrían rendirse)

24 ..d3 25 g3 (hay varias maneras de ganar, pero Kravtsiv sigue pegando muy duro…)

25 ..Ab7!! 26 Dxb7 Dd4+ 27 Rg2 De5! (los golpes en g3 y e2 no se pueden parar a la vez)

28 De4 Dxg3+ 29 Rf1 Axa1 30 Dxd3 Td8!! (una preciosa guinda)

31 Dxd8 Dxf3+ 32 Re1 (o bien 32 Rg1 Ad4+)

32 ..Dxh1+ 33 Re2 Cd4+, y Shyam dejó de sufrir en vista de
34 Rd3 Df1+ 35 Re4 Df5+ 36 Re3 Df3# mate. 0-1

Por Leontxo García
Con información de El País

©2014-paginasarabes®

Licencia Creative Commons
Ajedrez: explosión de belleza en Al-Ain 2014 por Leontxo García se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://paginasarabes.com/2014/12/31/ajedrez-explosion-de-belleza-en-al-ain-2014.

El largo vuelo de un Shaheen

ald_ddo

Cuenta una historia que, en cierta ocasión, a un poderoso jeque en el Medio Oriente lo despertaron con la trágica noticia de que su halcón más preciado y mimado había desaparecido. Alado Dorado, como lo había llamado cariñosamente el gran jeque, hacía parte de la más fina estirpe de su especie y su valor comercial era incalculable.

A decir verdad, esta distinguida ave no tenía una estimación en dinero, más sí un altísimo valor sentimental para el jeque y su extenso clan familiar.

Al día siguiente de la sentida pérdida, el pueblo fue despertado por un escueto comunicado de la Familia Real, en donde se ofrecía una jugosísima recompensa por quien encontrara y devolviera a Alado Dorado, el gran halcón del jeque perteneciente a la más exclusiva alcurnia falcónida: la Shaheen.



Nuevos aires 

En un azaroso vuelo, Alado Dorado había ido a parar en la ventana del baño de Francesca Toccaccio, una menuda dama Ítalo-argentina, recién llegada al Medio Oriente, para quien, la llegada del bello pajarraco – como inicialmente lo llamó- fue un signo de buena suerte y bienvenida. Alado Dorado experimentaba ahora nuevos aires, en  un hogar que lo acogería y cuidaría.

La diminuta figura de Francesca Toccaccio contrastaba enormemente con las inmensas e interminables comilonas que organizaba en su casa y por las cuales ya comenzaba a  adquirir una muy bien merecida fama en esta parte del Medio Oriente.

Es importante agregar en este punto, que los opíparos encuentros gastronómicos, no hacían mella en la fina figura de la siempre jovial bonaerense.

Celebración por lo alto

La llegada de Totti, como finalmente terminó llamando Francesca a Alado Dorado, era motivo más que suficiente para organizar una fiesta con el acostumbrado derroche de la variada comida italiana, que tanto le encantaba preparar a la signora Francesca.

Hoy era entonces el gran debut en sociedad de Alado Dorado ante la bulliciosa y voraz colonia italiana en este rincón del Medio Oriente.

“ -Quiero ahora -inició Francesca su introducción con un tono de emoción-, presentarles el motivo de nuestra celebración”. Rauda, entró al baño y luego salió sosteniendo a Alado Dorado sobre un viejo bate de cricket, que sus antiguos vecinos paquistaníes habían dejado y que ella improvisaba hoy a manera de estaca.

“-Les presento a Totti, mi bello  pájaro y nuevo  miembro de la familia”.

Sonoras exclamaciones de admiración retumbaron en el gran recinto, alabando la belleza y esplendor del gran halcón. El potente aura de su grandeza y majestuosidad envolvió de inmediato a los animados contertulios, hasta el punto de dejarlos mudos por unos buenos segundos, toda una proeza, considerando la incansable naturaleza comunicativa de los convidados.

“ -Me llegó literalmente como caído del cielo -continuaba Francesca-, y es por eso que veo a Totti  como una señal de buena suerte y prosperidad; de hecho, desde su llegada, mis cosas marchan mejor y mejoran”.

Con todo dispuesto sobre una inmensa y bellamente decorada mesa, en un ensordecedor bullicio, Totti fue colocado en el centro- en todo el frente a Francesca- donde todos los comensales se desvivían por darle a probar al “bello pájaro”, toda la gama de la abundante comida italiana dispuesta especialmente para él.

Los generosos ofrecimientos que el pico de Totti nunca despreciaba, incluían, entre otros, Vongole Oreganata, Fettuccine, Spaghetti Bolognese y Scampi Alla Mosconi.

Ocasionalmente, los niños de los convidados le ofrecían al homenajeado snacks que sacaban de ruidosas bolsitas y más de una vez se vio en el pico del alado, uno que otro trozo de chitos fosforescentes, los cuales devoraba a placer.

Este era, entonces, el nuevo y plebeyo mundo donde el gran halcón dorado ahora residía y donde parecía acomodarse del todo bien.

De un palacio real lleno de protocolo y solemnidad, pasaba a uno gastronómico lleno de carbohidratos y de una vibrante y desabrochada atmósfera, activada vivazmente por su nueva familia italiana, en algún lugar del inmenso Medio Oriente.

Para un gran Shaheen, este había sido un largo vuelo.
Alguien toca la puerta

Ali Mustafá Sidky era un cazafortunas, para quien, el rumor representaba el principal insumo de sus turbias actividades. A la fama de los fastuosos banquetes de Francesca Toccaccio, se le unía ahora la popularidad de tener siempre como invitado especial, a una majestuosa ave que la acompañaba junto al resto de  sus joviales invitados, en sus interminable encuentros gastronómicos. De esta segunda fama, el embaucador Ali Mustafá ya estaba bien al tanto y dispuesto a capitalizarla, para obtener la gran recompensa que el gran jeque ofrecía por su caro Alado Dorado.

Semanas después de la fiesta en honor a Totti, en una fresca mañana de noviembre, era Ali Mustafá Sidky quien tocaba la puerta de Francesca Toccaccio.

Después de los acostumbrados preámbulos sociales de presentación y del crucial momento de ver a la gran ave, Ali  Mustafá rompió en inconsolable llanto:

“–Mi amado hijo Samir –inició Ali su triste historia con el correspondiente drama y con sus manos cubriendo su rostro –, llora desconsolado la pérdida de su halcón que lo acompañaba desde la cuna. Nacieron prácticamente juntos y haría usted señora Frandisca –¡Francesca! le corrigió de inmediato la dueña de casa– perdón, señora Francesca – continuó el afligido–  haría usted hoy a un niño feliz, y de paso una inmensa obra de caridad por toda una familia, al devolverme esta amada mascota, sin la cual no podemos vivir. “

“–Me conmueve su historia señor Ali – le respondió Francesca en un tono compasivo–más cuando se trata de un niño. Lo siento. Siempre pensé que esta ave era una especie silvestre y la tomé como un regalo que me daba el desierto. Debo decir que me había encariñado mucho con Totti , así decidí yo llamarlo, pero ahora veo que esta bella ave tiene que volver a su verdadero hogar. Soy una mujer de ley y orden y por lo tanto, para entregarle el halcón, sólo pido que se cumplan dos condiciones: que la entrega se haga ante una autoridad veterinaria y un policía.”

“– Mi querida señora, las autoridades en el Medio Oriente hacen engorroso este tipo de procedimiento – acotó el acongojado Ali–, por que no más bien…– Ya le dije señor Ali– le interrumpió Francesca–, requiero de un policía y un veterinario, y entre más pronto mejor; usted trae el veterinario y yo traigo el policía.“

Después de esta visita, Francesca no volvió a saber más de Ali Mustafá Sidky, ni de sus pretensiones por Alado Dorado, por la urticaria que al timador le causaba todo lo que supiera y oliera a autoridad.

Cuenta la leyenda que, ante el fracaso de su artimaña para hacerse a Alado Dorado,Ali Mustafá Sidky decidió reportar la localización del ave a la guardia real del gran jeque, buscando con esto, que, por lo menos, se le reconociera algún porcentaje, así fuese mínimo, de la jugosísima recompensa.

“– Toda la recompensa se le entregará sólo a la persona que tenga al halcón–“ fue la tajante respuesta que obtuvo nuestro oportunista de marras, de quienes manejaban los asuntos del gran jeque.

visit_real

Visita real

Esta vez, quien llamaba a la puerta de Francesca Toccaccio era el gran jeque en persona, acompañado de su numeroso séquito. Muy al tanto de la exigencia de la señora Francesca y a pesar  de lo innecesario de la misma (un jeque no tiene necesidad de certificar nada), parte de la comitiva la conformaban cinco veterinarios, un piquete de policías dirigidos por un comandante, además de un antiguo baúl donde reposaban todos los títulos nobiliarios de la larga vida falcónida de Alado Dorado, acompañados de un elaborado titulo de propiedad, que señalaba al gran jeque como único dueño de la nobilísima  ave.

“– Su presencia honra mi modesta casa, su alteza – inicio Francesca unas cortas palabras  de bienvenida–, y a esta sí le puedo llamar una visita real. Bienvenido.”

Además del baúl nobiliario, y al chasquido de los dedos del gran jeque, tres corpulentos hombres introdujeron en el gran salón de banquetes, otro aún más grande y pesado. El inmenso baúl contenía la jugosísima recompensa. Al abrirlo, de lo rebosada que estaba la impresionante arca, gruesos fajos de billete comenzaron a caer sobre el suelo.

“– Hago acreedora  de la establecida recompensa, a la señora Francesca Toccaccio hoy 20 de noviembre – anunció solemnemente el gran jeque–, y le expreso a la señora Toccaccio, en nombre mío y de todo mi pueblo, un enorme agradecimiento por cuidar de nuestro más preciado y amado halcón todo este tiempo. Decreto que además de esta recompensa, se le otorgue a la señora Toccaccio, como bonificación, una tercera parte de la misma por preservar un halcón, para nosotros, un símbolo significativo de nuestro patrimonio cultural.”

“– Agradezco su alteza – inició Francesca su intervención, con su voz a punto de quebrarse–,  su inmensa generosidad, pero no voy a aceptar su desprendido gesto, y perdone mi franqueza.”

“–Su bello y preciado halcón –  prosiguió–, se convirtió para mí y mis allegados en un entrañable amigo que alegró nuestras vidas y corazones. Al aceptar su recompensa, su alteza, siento que estoy vendiendo a mi mejor amigo y las recompensas se hicieron para que  uno sea feliz, y no miserable.“

Sólo hubo silencio al final de la tajante intervención de una conmovida Francesca, haciendo que el gran jeque asintiera con su cabeza, más de una vez, en señal de entendimiento y comprensión.

Al viejo bate de cricket donde Totti se mantenía, lo reemplazó una estaca dorada sobre la cual se le vio salir de la casa de Francesca Toccaccio, con una capucha tapando sus ojos. Al no poder Francesca  dar una última mirada a los ojos de su alado amigo, no supo con certeza si se había ido de su casa triste o contento.

“– A Totti lo único que le faltaba era decir las cosas– solía comentar la gran anfitriona –, y tenía esta ave la particularidad de mirarlo a uno a los ojos cuando le hablábamos y sabía uno si estaba triste o alegre.”

Después de  la partida de  Totti, se  dice que Francesca Toccaccio cayó en un estado depresivo  rompiendo en un río de lagrimas que, a este punto del relato, aún no deja  de correr.



A un mundo real

Alado Dorado regresaba, entonces, a su mundo de gran atleta de los cielos y vedette de las pasarelas de belleza en el mundo árabe: era su mundo real de jeques, príncipes y princesas. Sin embargo, ya no sería el mismo al desarrollar la capacidad de mantener un largo y expresivo contacto visual con el sinnúmero de admiradores que tenía , lo cual incomodaba a muchos.

“– Su  mirada hacia   la gente es triste, melancólica y distante– comentó su cuidador de cabecera–, y su velocidad y desempeño han disminuido. Algo pasa en él. Nos está enviando un mensaje.”

El mensaje sí lo tenía claro el gran jeque, inclusive desde el mismo día en que fue a buscar a Alado Dorado a la casa de Francesca, cuando, antes de él mismo colocarle la capucha sobre sus ojos, recibió de su más preciado halcón, la mirada más triste que un ser humano haya podido experimentar. Esperanzado, el jeque pensó, en ese momento, que el regreso a casa desterraría la pesada melancolía que los ojos de su amado halcón cargaba. No resultó así.

“– Debo decir – sentenció el gran jeque–, con muchos sentimientos encontrados, que Alado Dorado ya no nos pertenece y de mantenerlo en nuestro palacio por más tiempo, se nos morirá de física melancolía.”

ERA PALABRA DE JEQUE
Día de libertad

Alado Dorado fue llevado a lo alto de una montaña y dejado en libertad una fría  mañana de un 29 de diciembre a eso de las 8 am, según cuenta esta historia. Su vuelo era relajado y elegante en dirección hacia el norte y se mantuvo así  por un buen tiempo sin titubear un segundo; parecía tener claro la ruta a su destino.

Benvenuto

En una mañana de enero, el inesperado ruido de un incesante aleteo, disparó aFrancesca Toccaccio de su cama para llevarla rauda al baño auxiliar donde sus ojos no podían creer lo que veían :

“– ¡ Totti , Totti, …. il mio bellissimo uccello, benvenuto, benvenuto! –” exclamó la emocionada Francesca en un incontrolable y desbordante regocijo que levantó a todo el vecindario.

Esta vez, el aterrizaje de Totti sobre la ventana, había sido perfecto.

Con el retorno de Totti volvió el festejo y la alegría a toda la bulliciosa cofradía italiana que tanto había extrañado a esta majestuosa ave, que parecía más un ser humano que volaba sobre los ojos y las alas de un halcón, creencia esta que tomaba forma perfecta en el gran Shaheen de nuestro relato. Totti era un halcón de noble plumaje, cuya vida en un suntuoso palacio, en el fondo, no era real.

Beduinos y lugareños dicen, que los últimos días del año en las zonas cercanas a la leyenda, cuando hay luna llena, se puede ver a una bella y majestuosa ave surcar un estrellado cielo llevando sobre sus alas el halo de una diminuta figura.

Afirman que es una escena, que llena de placidez y sosiego a aquellos que han tenido la fortuna de contemplarla. Un ser humano y un ave crearon un vínculo y un vuelo que se extendió hasta los confines de la inmortalidad.

Esta  historia sucedió en los años sesenta, en el Medio Oriente, y de ella puede dar fe el gran jeque, protagonista de excepción, quien nos la contó, hace ya algún tiempo, en una noche de shisha *  y cítaras, en algún lugar del inmenso desierto emiratí.

*Shisha: pipa árabe

Por Marcelino Torrecilla N  (Abu Dhabi septiembre de 2014)
Con información de El Tiempo

©2014-paginasarabes®

Una mujer lidera los bombardeos contra el E.I

Los yihadistas se sienten humillados. Ellos, que en su cultura tienen al sexo femenino relegado a un papel menor, se han enterado que es una mujer quien coordina la estrategia militar en su contra.

Mariam Al Mansouri
Mariam Al Mansouri

Mariam Al Mansouri ha sido noticia en diversos medios de comunicación mundiales, luego de que sus fotos llegaran a las redes sociales. Su historia no tendría interés alguno para la prensa sino es porque aparte de ser la primera piloto de los Emiratos Árabes, esta mujer de 35 años comanda todo un escuadrón de potentes aviones F-16 cuya tarea es bombardear las bases del Estado Islámico (E.I) en Siria, como parte de la ofensiva adelantada por la coalición de países árabes contra los yihadistas, liderada por Estados Unidos. Luego de que la noticia hiciera eco en los medios, es común encontrar gente en las redes admirando su labor e inclusive, proponiéndole matrimonio.

Los yihadistas, indignados de que países árabes como Emiratos Árabes, Bahrein, Jordania, Arabia Saudita y Qatar estén apoyando a Estados Unidos, publicaron fotos en redes sociales de los pilotos con leyendas como “se busca” o “tarde o temprano serán degollados”. Además de las razones obvias, Mariam es el temor de los yihadistas teniendo en cuenta que estos creen que si los mata una mujer van directamente al infierno.

Mansouri nació en Abu Dhabi, tiene siete hermanos y anteriormente había completado una licenciatura en Literatura Inglesa. En una entrevista a principios de este año dijo que el amor por su país y la pasión por competir fue lo que la llevó a la aviación, aclarando que nunca intentó competir contra hombres sino que se trata de competir contra sí misma, pues solo así podrá ser mejor en lo que hace “Estar en la fuerza aérea es toda una responsabilidad. Eso me hace sentir orgullosa y me motiva a seguir por este camino”. Contó en aquella ocasión.

Su sueño era ser piloto desde que era una adolescente pero le tocó esperar diez años desde que terminó el bachillerato hasta que la fuerza aérea de su país, permitiera el ingreso de mujeres. Cuando esto sucede, se convierte en la primera mujer que se une a la fuerza aérea de los Emiratos Árabes y desde entonces sus logros han sido reconocidos por sus compañeros, al punto de otorgarle la medalla Orgullo de los Emiratos, el máximo galardón del Premio a la Excelencia Mohammed bin Rashid, promovido por el gobierno.

Manifestaciones como esta, en dónde se resalta con humor el hecho de que una mujer esté bombardeando a ISIS, son comunes en las redes sociales, luego de conocerse la noticia.
Manifestaciones como esta, en dónde se resalta con humor el hecho de que una mujer esté bombardeando a ISIS, son comunes en las redes sociales, luego de conocerse la noticia.

En 2007 se gradúa de la Universidad de la Fuerza Aérea Khalifa bin Zayed y hoy goza de gran reconocimiento por sus capacidades para volar aviones como los F-16 ante lo cual sus colegas masculinos dicen que su condición de mujer nunca ha sido dificultad para ella. “Se trata de una piloto altamente cualificada, muy entrenada y lista para combatir” dijo Yousef Al Otaiba, Emabador de Emiratos Árabes en Estados Unidos cuando confirmó ante los periodistas la participación de Mariam en los bombardeos. “De hecho, hay una anécdota muy divertida y es que cuando los pilotos estadounidenses oyeron una voz femenina por el radio teléfono, comandando el escuadrón, se escuchó un silencio de unos 20 segundos”.

No es la única

Vale la pena destacar que no se trata de la única mujer guerrera en Medio Oriente. Hay todo un ejército de 7.000 kurdas combatiendo al Estado Islámico al norte de Irak desde hace dos meses y lo hacen, a sabiendas de que su condición infunde terror entre los yihadistas, al punto de que muchos de ellos ven una mujer armada y huyen, ante la creencia de que el ser asesinados por una les cierra las puertas del paraíso. Estas mujeres tienen interés especial en frenar el avance yihadista teniendo en cuenta que lo ven como una amenaza para sus derechos fundamentales. Los extremistas no permiten que las mujeres tengan puestos de mando sino que les obligan a cubrir sus rostros, así mismo quieren imponer la ley sharia, que significa hechos como la mutilación genital y demás normas contra la libertad de la mujer. Las mujeres son un tercio de los combatientes de las Unidades de Protección Kurdas y la mayoría están entre los 18 y los 24 años, siendo la mayoría solteras.

Por Enrique Trheebilcock Olmos
Con información de Las 2 Orillas

©2014-paginasarabes®

Nuevamente las saudíes no compiten

La atleta emiratí Alia Saeed. ©AFP
La atleta emiratí Alia Saeed. ©AFP

La foto de Alia Saeed destacaba el pasado viernes en la sección de Deportes de varios diarios de Emiratos Árabes Unidos (EAU). La corredora es una de las cuatro atletas de ese país que esperan llevarse alguna medalla en los Juegos Asiáticos (del 19 septiembre al 4 de octubre en Incheon, Corea del Sur). Su imagen, como la de su compatriota Bethlem Desaleyn, no sólo pone de relieve los avances de las emiratíes en el deporte, sino que desmantela las justificaciones religiosas y sociales de la vecina Arabia Saudí para no enviar mujeres a esa competición. Es el único de los 45 participantes sin equipo femenino, lo que ha motivado la condena de Human Rights Watch (HRW).

“Dos años después de los Juegos Olímpicos de Londres, se ha acabado el tiempo para las excusas. Arabia Saudí tiene que poner fin a su discriminación contra las mujeres y garantizar su derecho a participar en el deporte en igualdad de condiciones con los hombres”, ha declarado Sarah Leah Whitson, la directora de HRW para Oriente Próximo y el Norte de África. En su opinión, “el rechazo a enviar mujeres a los Juegos Asiáticos suscita dudas sobre el compromiso de Arabia Saudí de acabar con la discriminación y permitir que las saudíes participen en futuras competiciones”.

La presión internacional hizo que Riad incluyera a dos mujeres en el equipo olímpico que le representó en Londres 2012. Ni la yudoka Wujdan Shahrkhani ni la corredora Sarah Attar tenían el nivel para clasificarse. Participaron bajo la clausula de universalidad del COI que permite la inclusión de atletas por “motivos de igualdad”. Aunque ambas compitieron cubiertas de la cabeza a los pies, de algún modo hay que empezar.

La corredora saudí Sarah Attar, durante los Juegos Olímpicos de Londres. ©REUTERS
La corredora saudí Sarah Attar, durante los Juegos Olímpicos de Londres. ©REUTERS

“Técnicamente, no estamos preparados y el nuevo presidente de nuestro Comité Olímpico rechazó enviar a mujeres por el mero hecho de participar; quería que compitieran”, ha justificado ahora Mohammed al Mishal, el secretario general del Comité Olímpico de Arabia Saudí, en declaraciones a la agencia Reuters. El responsable aseguró que planean incluir una representación femenina “significativa” para los Juegos de Río de Janeiro dentro de dos años.

Es cierto que el Reino del Desierto carece de mujeres deportistas de nivel internacional. ¿Cómo podría tenerlas cuando la educación física está fuera del programa oficial y las saudíes no tienen acceso a centros deportivos? El mes pasado tampoco envió a ninguna atleta a las Olimpiadas Juveniles en China, aunque cuatro años antes la amazona Dalma Rushi Malhas logró una medalla de bronce en esa convocatoria, a la que acudió por su cuenta.

Para las activistas saudíes, la competición no es lo prioritario. Sus objetivos son más inmediatos: conseguir que se implante la educación física en las escuelas públicas de niñas y poder dejar atrás la clandestinidad de sus partidos de baloncesto. Tal como denunció HRW en un informe en 2012, Arabia Saudí es el único país del mundo que, como norma, todavía prohíbe de forma efectiva que las niñas hagan deporte en las escuelas nacionales. No hay instalaciones deportivas públicas para las mujeres. Sólo dispone de   polideportivos, clubes, pistas de atletismo, entrenadores y árbitros para los hombres.

Por ello se mostraron esperanzadas cuando el pasado abril el Consejo Consultivo, una asamblea sin poderes legislativos que asesora al Gobierno, encargó al Ministerio de Educación que estudiara la posibilidad de introducir la educación física para niñas en las escuelas públicas. Un año antes, las autoridades anunciaron que los colegios privados  femeninos podían organizar deportes siempre que las alumnas los practicaran con “ropa decente” y estuvieran supervisadas por monitoras saudíes. También empezaron a dar licencias para abrir clubs deportivos femeninos, el primero de los cuales se inauguró en la ciudad de Jobar, en la Provincia Oriental, en junio de 2013.

Esas pequeñas reformas para mejorar los derechos de la mujer han chocado no obstante con la resistencia de los sectores más conservadores, que temen que el país está sacrificando sus valores islámicos por los occidentales. Como resultado, por cada paso adelante, Arabia Saudí parece dar dos hacia atrás. Hace unos meses, los alumnos de la Facultad de Ley Islámica lograron que se cancelara una maratón femenina organizada por la Universidad de Taif, al suroeste del país.

La resistencia social está amparada por el estamento religioso. Los ulemas, que legitiman el poder de la familia real, se han opuesto tradicionalmente al deporte femenino con el argumento de que fomenta la interacción entre personas de distinto sexo, extremo considerado tabú por buena parte de esa sociedad en la que se impone la segregación de hombres y mujeres. Los más ultramontanos incluso aseguran que el ejercicio físico arruina la virginidad de las chicas.(sic)

Tales restricciones violan la clausula en pro de la igualdad de la Carta Olímpica, que Arabia Saudí ha suscrito. Pero el problema desborda con mucho el ámbito del deporte. Ese país mantiene un sistema discriminatorio de tutela masculina que reduce a las mujeres a eternas menores de edad. Más allá de la conocida prohibición de conducir, las saudíes no pueden acceder a la universidad, trabajar, casarse, viajar al extranjero, alojarse en un hotel o incluso recibir ciertos tratamientos médicos sin el permiso del varón de su familia que tenga su custodia, sea el padre, el marido, un hermano, un tío paterno o incluso, en ausencia de éstos, un hijo.

Desde los Juegos Olímpicos de Atlanta (1996) ha habido un movimiento reclamando que se impidiera participar en los juegos a los países que no enviaran mujeres, al igual que se hizo con la Suráfrica del apartheid. La campaña No Women No Play sigue activa y considera que el gesto simbólico de enviar dos mujeres a Londres no acaba con la discriminación de las saudíes en el deporte. Por ello sigue pidiendo que se boicotee a Arabia Saudí. Tampoco Qatar o Brunei habían tenido una deportista olímpica hasta 2012, pero a diferencia de aquel no vetaban la participación femenina en torneos deportivos.

Qatar, cuya sociedad es tan conservadora como la saudí y que también sigue la interpretación wahabí del Islam, lleva una década promocionando el deporte femenino, y algunas de sus atletas participan regularmente en torneos regionales, aunque esta semana su equipo de baloncesto se ha retirado de los Juegos Asiáticos al no permitirse que sus integrantes jugaran con hiyab. De igual modo, Emiratos Árabes Unidos hizo un gesto significativo al enviar a Pekín a dos hijas del jeque de Dubái. Al otro lado del golfo Pérsico, en el también islámico aunque no árabe Irán, las autoridades promueven el deporte femenino, eso sí, bajo estrictas normas de segregación. En consecuencia, atletas y nadadoras solo pueden competir ante público y jueces femeninos, lo que limita su participación en torneos internacionales a las disciplinas que les permiten aparecer completamente cubiertas.

Algo parecido está en la mente de los responsables saudíes. Según el citado Al Mishal, el reino limita el entrenamiento de mujeres para la competición a cuatro deportes: hípica, esgrima, tiro olímpico y arco.  ¿El motivo? Permiten que las participantes mantengan las estrictas normas de vestido que les imponen las autoridades con el pretexto de los usos “culturales y religiosos” del reino.

“Limitar la participación de las mujeres a unos deportes concretos es otro ejemplo más del rechazo de Arabia Saudí a permitir que las mujeres compitan en igualdad de condiciones con los hombres”, denuncia Whitson. “Arabia Saudí debiera permitir que las mujeres compitan en todos los deportes y facilitarles un entrenamiento similar al que reciben los hombres”, concluye.

Por Ángeles Espinosa
Con información de El País

©2014-paginasarabes®

Arquitectura Islámica 4

Mezquita Klang en Malasia
Mezquita Klang en Malasia

Las artes, en general, se consideran un elemento importante de los aspectos de la cultura dominante en la sociedad. Y en especial, el arte islámico se considera una de las imágenes más puras y precisas que expresan la civilización islámica. Es más, se considera un espejo brillante que refleja la civilización humana, ya que el arte islámico se considera una de las artes más grandiosas producidas por las civilizaciones del mundo en los tiempos antiguos y modernos. A pesar de eso, no recibió el estudio, el análisis y la interpretación suficientes que merece. La verdad es que muchos de quienes escribieron sobre el arte islámico no se basaron en los criterios intelectuales y culturales sobre los cuales el arte islámico fue fundado, sino sobre otros criterios occidentales.

También, hay varias formas y diversos tipos de estas artes que recibieron un toque islámico y distinguieron la civilización islámica del resto de las civilizaciones.

La arquitectura islámica tiene su personalidad y toque especiales y distinguidos que directamente se ponen evidentes al ojo; sea como resultado del diseño en su totalidad, de los elementos arquitectónicos distintivos o de los arabescos usados.

El arquitecto musulmán sobresalió en las obras arquitectónicas, pues hizo los dibujos, los detalles precisos y los modelos tridimensionales necesarios para la aplicación, aparte de las mediciones primarias. Sin duda, todo eso le exigió profundizar en las ciencias de la geometría, las matemáticas y la mecánica, en las cuales los musulmanes fueron destacados como vimos anteriormente. En lo siguiente veremos varias técnicas de la arquitectura islámica para saber su importancia y conocer las contribuciones de los musulmanes a su innovación y desarrollo.


 


©2013-paginasarabes®

Arquitectura Islámica 3 – Arquitectura Islámica 5