Logros militares del Ejército sirio acercan la paz

Bachar_ al Asad
Bachar Al Asad y su mujer, Asma el pasado 18 de marzo

El presidente de Siria, Bachar al Asad, afirmó ayer que las victorias militares del Ejército sirio acercan la paz en el país árabe ya que alejan a Francia y el Reino Unido, entre otros, de imponer sus condiciones en las negociaciones de paz.

En declaraciones realizadas a la agencia rusa RIA Nóvosti, el presidente sirio aseguró que algunos países, «sobre todo Arabia Saudí, Reino Unido, Turquía y Francia», apuestan por la derrota del Ejército en el campo de batalla «para imponer sus condiciones en las negociaciones de Ginebra».

«El apoyo militar de Rusia y los logros militares del Ejército sirio, todo eso contribuye a acelerar» una solución para el país, subrayó el líder sirio, en una entrevista que se publicará íntegramente en los próximos días y algunos de cuyos extractos fueron difundidos hoy por la RIA Nóvosti.

Asad negó que el apoyo militar de Rusia «para luchar contra el terrorismo» tenga como fin apuntalar su régimen y sostenerlo en el poder, como se ha denunciado en numerosas ocasiones tanto desde algunas capitales árabes y occidentales como en el seno de la oposición siria.

«Podría ser así si no fuera por la flexibilidad que hemos mostrado, si realmente nos resistiéramos», apuntó el presidente sirio, cuya dimisión es una exigencia de Riad y la oposición externa para negociar la transición siria directamente con representantes del régimen.

Asad concedió la entrevista al director de RIA Nóvosti, Dmitri Kisiliov, dos días después de que su Ejército recuperara con apoyo de los militares rusos la estratégica ciudad de Palmira, que cayó en manos del autoproclamado Estado Islámico en mayo del año pasado.

Las negociaciones de paz que se celebran en Ginebra siguen estancadas pese al alto el fuego decretado en Siria con mediación de Washington y Moscú y la retirada del grueso de las fuerzas aéreas rusas del país árabe.

El papel de Asad en la futura transición siria sigue siendo el principal escollo para desatascar el proceso de paz.

Mientras Estados Unidos y la oposición siria exigen que el presidente renuncie a seguir en el futuro sobre la escena política, Rusia y Damasco insisten en que eso lo deberá decidir el pueblo sirio, con lo que dejan la puerta abierta para que Asad se vuelva presentar a unas elecciones.

En una reunión celebrada en Viena antes de las negociaciones de Ginebra, una veintena de países con intereses e influencia en los dos bandos enfrentados en Siria acordaron que el poder debe ser transferido a un órgano de gobierno transitorio que cree las condiciones para redactar una nueva Constitución y organizar elecciones libres.

Esas elecciones deberían tener lugar de aquí a un máximo de 18 meses, según el calendario acordado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Con información de: La Razón

©2016-paginasarabes®

Deja un comentario