El ocaso de sumeria- Cambio climático

imagenes_talladas_sumerio_babilonicas

La civilización Sumeria situaba sus ciudades en las fértiles riberas fluviales ubicadas entre los ríos Tigris y Eufrates, en la región de Mesopotamia en oriente próximo. Se la reconoce como la primera civilización humana, y se piensa que se constituyó como tal incluso con anterioridad a la Egipcia. No obstante, la desaparición de las ciudades que componían la civilización Sumeria llegó mucho antes que en Egipto, de hecho, las excavaciones arqueológicas muestran como en el entorno del 2200aC dichas poblaciones sumerias fueron abandonadas, saqueadas o destruidas. Pero, ¿que ocurrió para que ciudades que llegaron a alcanzar los 30000 habitantes desaparecieran en el transcurso de dos o tres siglos? ¿A que se debió el ocaso de Sumeria?

Parece ser; según teorías como la del Geólogo Estadounidense, Matt Konfirst, que un cambio climático en estas fechas es la causa del fin de esta civilización y la consiguiente desaparición de gran parte de su población. Se ha llegado a esta conclusión después de comprobar los registros geológicos a pie de campo; puesto que hay registros que muestran como aumentaron los niveles de salinidad y evaporación en el Mar Rojo y en el Mar Muerto, también hay pruebas de estratigrafía, que demuestran como los sedimentos de esta época tienen un mayor aporte de arena; que sólo puede ser explicado por una mayor cantidad de polvo en el ambiente, y que únicamente puede ser debido a un proceso de desertización en la zona. Otra prueba contundente la encontramos en Turquía, lugar del nacimiento de los ríos de Mesopotamia, donde se sabe que lagos como el de Van, cerca del nacimiento de ambos ríos, también descendieron abruptamente de nivel.

Para una sociedad basada en la agricultura, la dependencia del agua para poder llevar a cabo sus cosechas es vital para su supervivencia. Hasta aquel momento, los ríos Tigris y Eufrates nunca habían resultado problema para mantener los cultivos de cereales que sustentaban su sistema de vida y economía, pero alrededor del año 2200 a.C comenzaron a haber problemas de agua y comenzó un periodo convulso en la zona. La sequía se estima que se prolongó durante más de dos siglos, con lo que la civilización sumeria entró en decadencia. Aprovechando la coyuntura, sociedades nómadas mejor adaptadas a este entorno hostil saquearon las indefensas ciudades sumerias, resultando la puntilla final para la primera civilización de la historia de la humanidad.

Por Antoni Rubio
Con información de : Levante

©2015-paginasarabes®

Deja un comentario