Sahara Essence (Instrumental Arabic Music)

 

caballo_arabe_a-e1315723463125

Leyenda y realidad

El Caballo Árabe: una criatura excepcional.

El caballo árabe es la más antigua de las razas actuales y a su vez, la única raza pura que existe. A pesar de esto es muy poco conocida en nuestro país, donde aun no ha adquirido la importancia que seguramente tendrá en un futuro no muy remoto, ya que en el momento es la raza de silla que más crece en los países de mayor actividad ecuestre en el mundo.

El origen posiblemente cierto de la raza árabe es la meseta del Nedj en la península arábiga. Algunos arqueólogos e historiadores aseguran que el sitio donde se inició este caballo supone un circulo más amplio y que la raza pudo haberse iniciado en los valles fértiles de Turquía y Siria. El caballo árabe como tal existía ya desde la época faraónica,siglo XXVI A. de C. En la Biblia el Rey Salomón habla acerca de la belleza del Caballo Árabe y se cuenta que llegó a tener 12.000 caballos en sus establos.

Rango y pureza

La leyenda señala al Profeta  Muhammad (sws) como uno de sus protectores y lo hace parte de su religión, dando beneficios e indulgencias a quien lo cuidara y castigo a los que lo maltrataran. Es lógico ya que este formidable exponente de la naturaleza era su único aliado en las batallas.

Del Profeta  Muhammad (sws) vienen las cinco yeguas a las que remontan las más nobles dinastías. Eran: Abbayah, Saqlawiyah, Kohailan, Hamdaniyah y Habdah. Todos los caballos árabes a los que se les denomina “Asil”, de sangre pura, descienden de estas yeguas benditas y preferidas de  Muhammad (sws) por su nobleza.

El único hecho importante, que no da lugar a discusión es de que se trata de una raza pura, conservada a través de los siglos por la sabia y aguda observación de los pueblos nómadas, que habitaban la Península Arábiga y quienes fueron los primeros que aplicaron el concepto de la cría y selección de caballos en base a pedigrees, familias o corrientes de sangre. Buscaron otras cualidades como la pureza de origen, resistencia y velocidad en las batallas. Su nobleza era indispensable ya que vivían con ellos, sus niños y sus cabras en sus tiendas. De esto dependía la seguridad y la vida del beduino.

Desde la época faraónica se habla de su existencia y perdura en su mismo tipo clásico hasta hoy y por sus dominantes cualidades el Caballo Árabe es inmortalmente perdurable.

En el año 637 de la Héjira, los árabes llevaron a Europa el Islam entrando por España y hasta Turquía, lo que hizo que los habitantes del Viejo Continente conociesen la raza y muchas se ennoblecieron con ella.

A finales del año 1.600, tres caballos árabes se importaron a Inglaterra y fundan el Pura Sangre Inglés.

En el Siglo XIX se mostró gran interés en criar árabes puros para mejorar otras razas ya existentes. Inglaterra, Polonia, Hungría y Alemania importaron caballos árabes por más de 130 años.

En 1840 Abbas Pasha en Egipto colecciona los mejores caballos árabes que existían en el desierto, pagando precios exorbitantes por estos ejemplares, y sucedido por su hijo Alí Pasha Sherife, llegan a tener los exponentes más preciados y valiosos de los que se tenga noticia.

©2011-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

Sahara Essence (Instrumental Arabic Music) se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Deja un comentario