Archivo de la etiqueta: traducción

En la traducción hay que desplegar infinidad de conocimientos

traductores_corte_alfonso_x
La traducción en la corte de Alfonso X

La fraseología es una disciplina recientemente desarrollada que, precisamente, apareció en la década de los años 50, con un lingüista ruso, que se llama Vinogradov, que estableció las bases teóricas para la investigación. En este campo podemos hablar de una disciplina “joven” en el ámbito español refiriéndonos a la aportación de Casares el pionero de la fraseología y otros autores más recientes como Corpas y Gurillo. Esa rama se ha convertido en una realidad sólida que está despertando cada vez más el interés de los lingüistas, especialmente el de algunas orientaciones de la lingüística como la pragmática cognitiva o el análisis del discurso.

Rey y Chantreau en su trabajo: Dictionnaire des expressions et locutions definen la fraseología de esta manera : « Qu’appelle-t-on ici une locution, une expression ? (…) Il s’agit de phraséologie, c’est-à-dire un système de particularités expressives liées aux conditions sociales dans lesquelles la langue est actualisée, c’est-à-dire à des usages ». (Rey et Chatreau, 1989préface; IX).

Esta modesta reflexión nace del afán de tener acceso al mundo de la fraseología, desde un punto de vista traductológico, y ver de cerca, mediante ejemplos concretos, la diferencia que se puede plantear a la hora de cotejar dos unidades fraseológicas empleadas en dos culturas o contextos diametralmente distintos. Así pues, en esta elaboración nos atendremos más al enfoque pragmático sin olvidarse que superponen a éste otros aspectos el sintáctico, el semántico y el contrastivo. Por naturaleza de la tarea que pretendemos llevar a cabo veremos eso, por supuesto, mediante el análisis de algunos ejemplos sacados de la obra que hemos traducido. Nuestra finalidad con este estudio es ver hasta qué punto se diferencian o coinciden dichas expresiones idiomáticas con sus equivalentes españolas, y de modo particular, en su uso pragmático-cultural, aspecto que en nuestra opinión merece mayor atención.

Entonces, las unidades objeto de mi estudio hacen hincapié en las expresiones forjadas o las locuciones; estas estructuras prefabricadas denominadas por Coseriu discurso repetido se caracterizan por poseer un significado que no es la significación de tal constituyente sino la suma de todos los miembros de la unidad. Eso es todo lo que haremos a continuación.

El narrador nos presenta una escena en la que se entreve el ambiente de desentendimiento entre los padres de Ḥamīd. Pues, el padre responde a su mujer:

«- عليك ألا تكوني كذلك. إن وضع الثقة في الناس هو كل شيء، وبعد ذلك، كل شاة، غدا يوم القيامة، سوف تعلق من قائمتيها الخلفيتين«.ص:(66).

Leyendo esta frase, nos damos cuenta de que estamos ante una unidad fraseológica árabe que se utiliza mucho, sobre todo, en el dialecto marroquí (se ha dialectalizado) que es la siguiente:

                                          » كل شاة تعلق من كراعيها»

Desde un punto de vista sintáctico, estamos ante una locución nominal cuyo patrón sintáctico es: [N+N+V+PREP+N+PRON] . Semánticamente hablando, si traducimos al pie de la letra los componentes  de este frasema corremos el riesgo de caer en la opacidad (الاستغلاق)   o en la incomprensión, aunque a veces algunos receptores avisados en la lengua meta puedan entender lo que se quiere decir por ésta. En la cultura árabe esta locución quiere decir que cada uno de nosotros es responsable de sus actos. Para decir lo mismo en la lengua española decimos:

“ El que la hace, la paga”

Ahora bien, vemos que la estructura sintáctica de la unidad fraseológica original se ha alterado totalmente. Pues, estamos ante una estructura cuyo patrón sintáctico es : [ N+PRON+V+PRON+V ].

 Comparemos ahora el uso pragmático de cada unidad fraseológica en la lengua de partida – el árabe – y la lengua de llegada – el español- como sigue:

Uso pragmático árabe

Uso pragmático español

Contexto religioso

Contexto general

Entonces, se ve que hay una diferencia en lo que atañe al contexto en el cual se usa dicha unidad fraseológica. Es, por lo general, religioso en la cultura árabe y general en la española.

  • Ejemplo: 2

Avanzando en la lectura de de esta novela : Una tentativa para vivir, nos topamos con otra unidad fraseológica muy usada en la cultura árabe . La comprende este párrafo:

-» دخل الشرطي إلى أقرب محل ليتلفن.وقف حميد لحظة يفكر فيما يفعل.لم يكن في مستطاعه إقناع الشرطي، إنهم قذرون، فهم أن الشرطي لا بد أن يبتز منه تلك الأثواب.أخذ يجيل النظر حوله، ثم أسعفته البديهية و أطلق رجليه للريح.كان يركض لينجو بنفسه».ص: (48).

Pues, la unidad fraseológica concernida es, como queda subrayado arriba, la siguiente:

» أطلق رجليه للريح».

Entonces, estamos ante una locución verbal. Y como sabemos, las  locuciones verbales expresan procesos, formando los predicados, con o sin complemento. Presentan una gran diversidad morfo-sintáctica. Por ejemplo, se dan  binomios formados por dos núcleos verbales unidos por conjunción, etc. El patrón sintáctico de dicha locución es el siguiente: [V+ COD+PRON+PREP+N]. Desde un punto de vista semántico esta locución va a perder su sentido si la traducimos literalmente. Entones, tenemos que esforzarnos por encontrar su correspondiente o equivalente en la lengua meta. Para expresar la idea de huir rápidamente, los españoles forjaron una bonita expresión que es la siguiente:

“poner pies en polvorosa”

Esta locución es, también, verbal en la lengua meta.Además, sea la oración árabe sea la española son simples porque “presentan en sus estructuras un solo nexus o relación sujeto-predicado”, (Juan Luis Onieva Morales, (Fundamentos de gramática estructural del español, 1986, p.99).

Comparemos ahora el uso pragmático de la misma unidad fraseológica en las dos lenguas:

Uso pragmático árabe

Uso pragmático español

Contexto general

Contexto general

En lo que se refiere a la última unidad fraseológica, precisamos que se cita en el segundo capítulo de la novela. Pues, el narrador pone énfasis en la holgazanería del padre del personaje principal:

«كان حميد أحيانا يذهب مع رفاقه لجني البلوط و يتقاسمون ثمنه فيما بعد.أبوه كان كسولا، يفعل ذلك فقط (يجني البلوط) عندما يحس أنه في حاجة إلى نقود لشراء السجائر، أو عندما تشتد به حمية القرم كما يقول العرب، إذ تمر شهور دون أن يذوق شنتيفة لحم، وقتها يعزم على أن يعمل».ص:(18).

Sintácticamente hablando, estamos en presencia de una locución nominal. Antes de emprender el análisis de esta locución en cuestión, cabe dar una sucinta definición a esta categoría. ¿Qué es una locución nominal?

Es, simplemente, un sintagma nominal capacitado de desempeñar las mismas funciones que el sustantivo simple, esto es, sujeto, objeto indirecto o suplemento, etc. Los patrones sintácticos más producidos en este tipo de locuciones son los formados por:

  • [N +Conj+ N]
  • [N+ Prep]
  • [N+ N]
  • [V +Conj]

Es un deber confesar, desde el principio, que esta unidad fraseológica árabe es un poco elaborada. Es decir, no corre en lenguas del común de la gente. Sólo la usan los cultos como es el caso aquí con el novelista Moḥammed Zafzāf por ejemplo. La unidad léxica حمية está clara: Dieta, pero su homóloga القرم es compleja. Para entender lo que significa esta unidad fraseológica hemos tenido que llevar a cabo una investigación documentaria. Pues, nos hemos referido al diccionario de gran reconocimiento en los medios culturales árabes, que es لسانالعرب / Lisān AL – ‘arab de Ibn Mandūr. Entonces, la entrada lexical القرم tiene tantas acepciones en árabe:

⌡القَرَمُ، بالتحريك: شدّة الشهوة إِلى اللحم، قَرِمَ إِلى اللحم،
وفي المحكم: قَرِمَ يَقْرَم قَرَماً، فهو قَرِمٌ: اشتهاه، ثم كثر حتى
قالوا مثلاً بذلك: قَرِمْتُ إِلى لقائك. لسان العرب Lisān AL – ‘arab/- (باب قرم).

De veras, sea como sea el traductor no puede traducir debidamente una unidad fraseológica que no llega primeramente a entender. Pues, expuestas las acepciones arriba mencionadas, tenemos que decidir por una. Pero antes de decidir, tenemos que saber que hay una señal contextual en el texto original que nos puede ayudar a entender perfectamente lo que se quiere decir por esta unidad fraseológica. Es la siguiente:

«»   إذ تمر شهور دون أن يذوق شنتيفة لحم، وقتها يعزم على أن يعمل

Entonces, vamos entendiendo que esta expresión idiomática tiene que ver con la comida. Pero no se trata del hecho de comer pan o legumbres o frutas sino más bien la carneEntonces, la acepción árabe sería según el diccionario deلسان العرب   / Lisān AL – ‘arab:

«شدّة الشهوة إِلى اللحم «

Al fin y al cabo, tenemos muy claro el sentido de esta expresión. Para rendir el mismo sentido en la lengua meta hemos encontrado una gran dificultad que se encarna en la falta de un correspondiente. Y puesto que el traductor siempre tiene que asegurar una traducción, en todos los casos, nos hemos contentado con presentar una equivalencia dinámica. Es decir hemos sacrificado la forma a favor del contenido. Entonces, nuestra propuesta será, “con reservas”:

                          Sentirse fuertes ganas de comer carne.

Ahora, pasamos a la comparación del uso pragmático de la misma expresión idiomática en las dos lenguas. Pues:

Uso pragmático árabe

Uso pragmático español

Contexto específico

[    la gastronomía    ]

Contexto específico

[   la gastronomía  ]

Conclusión parcial

Como se puede deducir fácilmente de esos ejemplos, la locución carece de sentido si no se incluye en un contexto más amplio: la oración. O lo que es lo mismo, la locución no es un elemento insustituible de la misma, como el sujeto o el predicado, sino un conector de conceptos. Por otra parte, aquí se puede ver también, con claridad, lo que decíamos anteriormente: Las locuciones verbales, nominales o preposicionales son construcciones prefabricadas. No podemos alterarlas ni cambiar uno de sus elementos por otro como nos da la gana, sino que debemos respetar su configuración completa. En otras palabras: no vale decir “a gusto con”, sino “a gusto de”; ni “a favor hacia”, sino siempre “a favor de”.

No podemos perder de vista hablar, también, de esta oposicion formal que se da en grandes ocasiones porque pocas veces encontramos dos unidades semejantes categóricamente en las dos lenguas.

Por fin, aventurarse en un conocimiento  complejo no sólo desde el punto de vista linguístico sino también en plano del uso pragmático-cultural, dada la riqueza que caracteriza a este tipo de expresiones idiomáticas en las lenguas del mundo, verdaderamente, requiere mucho tiempo de investigación.

En lo que respecta a dichas unidades idiomáticas, el traductor que nosotros representamos en este sentido, debe evitar la traducción literal en la medida de lo posible, y sustituirlas por expresiones ya enraizadas en la lengua de destino. Aquí, se subraya de nuevo la utilidad del mecanismo de la interpretación puesto que, grosso modo, “pour traduire il faut interpréter”, (Danica Seleskovitch et Marianne Lederer: Interpréter pour traduire, 1984, p.17).

Conclusión general

En resumidas cuentas, podemos decir que, de veras, la traducción es una tarea difícil y compleja. Pues, requiere desplegar grandes esfuerzos en diferentes ramas del saber humano. Por ende, a lo largo del proceso traductor hemos sido verdaderos esclavos en las manos de dos amos al decir de Frederick Schleirmakher (Diferentes métodos para traducir): El texto original y el texto terminal. Hemos negociado muchísimo mediando entre la lengua de partida y la de llegada tratando de decir la misma cosa. (Humberto Eco: Decir casi lo mismo), sin olvidar la particularidad de la lengua árabe:

«و هي مع السعة و الكثرة أخصر لغة في إيصال المعاني…لأن الغرض في الكلام ووضع اللغات بيان المعاني و كشفها، فإذا كانت لغة تكشف عن المقصود و تظهره مع الاختصار والاقتصار فهي أولى بالاستعمال و أفضل مما يحتاج فيه إلى الإسهاب و الإطالة».( ابن سنان الخفاجي: سر الفصاحة     .(El secreto de la elocuencia

Pienso que hemos acertado en nuestra misión hasta cierta medida, siguiendo la prescripción de Abū Hilal Al-‘Askarī  en (الترجمة و التعريب، محمد الديداوي،2002،ص،81):

«فإذا ابتليت بتكلفة القول و تعاطي الصناعة و لم تسمح لك الطبيعة في أول وهلة وتعصى عليك بعد إحالة الفكرة، فلا تعجل، و دعه سحابة يومك و لا تضجر، و أمهله سواد ليلتك و عاوده عند نشاطك فإنك لا تعدم الإجابة و المواتاة».

A decir verdades, también, la literatura marroquí contemporánea es magnífica y merece ser traducida a lenguas universales como el español. Y nosotros en cuanto que hispanistas marroquíes tenemos la obligación de implicarnos en la tarea de la traducción de dicha literatura llevada a cabo por los arabistas españoles; porque cuando nos contactamos en cuanto que lenguas y culturas diversas nos enriquecemos mutuamente.   Por consiguiente, el hecho de traducir Una tentativa para vivir محاولة عيش al español es el comienzo del fin y no será, de ningún modo, el fin del comienzo.

Por Lahcen El Kiri
Con información de Mundiario

©2013-paginasarabes.com®