11-S

Acerca de los bombardeos

 

torres_cubos

 

 

Los ataques de hoy han sido grandes atrocidades. En términos de número de víctimas no alcanzan el nivel de muchos otros, por ejemplo el bombardeo de Clinton de Sudán, sin un pretexto creíble, destruyendo la mitad de sus suministros farmacéuticos y matando cantidades desconocidas de personas (nadie lo sabe, porque los EE.UU. bloquearon la investigación de la ONU y nadie se preocupa de continuarla). Sin hablar de casos mucho peores, que fácilmente se nos vienen a la mente. Pero de que esto ha sido un crimen horrible no hay duda. Las víctimas principales, como es usual fueron trabajadores: conserjes, secretarias, bomberos, etc. Es probable que resulte un golpe aplastante para los palestinos y otros pueblos pobres y oprimidos. Tambien es posible que conduzca a severos controles de seguridad, que incluirán probablemente muchas ramificaciones destinadas a minar los derechos civiles y la libertad interna..

El suceso revela dramáticamente la tontería del proyecto de “defensa antimisiles”. Como ha sido obvio desde el principio y señalado repetidamente por analistas estratégicos, si alguien quiere causar un daño inmenso a los EEUU, incluyendo armas de destrucción masiva, es muy improbable que lancen un ataque con misiles, que garantizaría su inmediata destrucción. Hay muchisimas formas más fáciles de hacerlo, que son básicamente imparables. Pero los sucesos de hoy, serán muy probablemente aprovechados para incrementar la presión para desarrollar estos sistemas y hacerlos operativos. “La Defensa” es una débil coartada para los planes de militarización del espacio, y con unas buenas relaciones públicas hasta el argumento más débil tendrá peso sobre un público aterrorizado.

En resumen, este crimen es un regalo para la línea dura de la derecha chauvinista, esos que ansían usar la fuerza para asegurarse el control de sus dominios. Esto incluso dejando de lado las probables acciones de EEUU, y lo que éstas desencadenarán-posiblemente más ataques como este, o peores. Las perspectivas que nos esperan son casi más ominosas de lo que parecían ser antes de estas atrocidades.

Con respecto a como reaccionar, tenemos una alternativa. Podemos expresar un horror justificado; podemos buscar comprender lo que pudo haber conducido a los crímenes, lo que significa hacer un esfuerzo por entrar en las mentes de sus posibles perpetradores. Si escogemos este último curso, nada mejor, pienso, que escuchar las palabras de Robert Flisk, cuyo conocimiento directo e introspección en los asuntos de la región no tienen parangón después de muchos años de destacado trabajo de reportaje. Al describir “La fiereza y la sobrecogedora crueldad de un pueblo oprimido y humillado,” escribe que “esta no es la guerra de la democracia versus el terror que se pretenderá que el mundo crea en los próximos días. Tiene que ver además con misiles estadounidenses impactando hogares palestinos y helicópteros de los Estados Unidos disparando misiles contra una ambulancia libanesa en 1996 y proyectiles estadounidenses cayendo sobre una aldea llamada Qana y tiene que ver con una milicia libanesa-pagada y uniformada por el Aliado Israelí de los Estados Unidos-abriéndose paso y violando y asesinando a través de campos de refugiados”. Y mucho más. De nuevo, tenemos una alternativa: podemos tratar de entender, o negarnos a hacerlo, contribuyendo a la probabilidad de que lo peor aún esté por llegar.

por Noam Chomsky

Traducido por Déborah Gil y Guillermo Calderón

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario

portal de cultura arabe

This site is protected by wp-copyrightpro.com

A %d blogueros les gusta esto: