Archivo de la categoría: Medio Oriente

El enemigo disfrazado de Ahmed – Crónicas desde Oriente Próximo – Sal Emergui

ahmed_465654_a
Un agente en el papel de mujer arabe en jerusalén Este.


Ahmed es un joven palestino que ha participado en numerosas manifestaciones contra Israel. Dice con orgullo rozando la resignación que se ha convertido en un experto en lanzar piedras y cócteles molotov contra los soldados y policías israelíes. También contra civiles ya que para él, «todos son colonos«. Muchas veces lo ha hecho cerca de su casa, en Kalandia, territorio palestino entre Ramala y el norte de Jerusalén. Más conocido por el checkpoint. En más de una ocasión ha ido al barrio de Silwan (parte oriental de Jerusalén) para «enseñar» a los más jóvenes cómo y cuándo tirar piedras y esconder la mano. Montar un cóctel molotov y escapar corriendo. Cómo pasar de tranquilo adolescente que pasea por las calles a un encapuchado lleno de rabia gritando «Allâhu Akbar» ante los númerosos fotógrafos. De no interesar a nadie a verse en los medios de comunicación de medio mundo.

“Para unos, es una forma de resistencia contra la ocupación. Para otros, es un método de presionar para que los colonos se vayan de nuestras tierras. También es una forma de pasar el rato y matar el aburrimiento”, nos confiesa con sinceridad. 

Ahmed reza «para que un día los palestinos conquistemos Jerusalén,Tel Aviv y Haifa». No quiere hacerse fotos ni muchos menos dar detalles de su vida. Sólo que tiene «19 años aproximadamente». Desconfía de todos. De todo. Teme especialmente ser víctima de una trampa de los Mistaravim. Los agentes de esta unidad policial israelí se disfrazan de «árabes» para detener a los más violentos durante los choques. El último ejemplo, seguro que ya lo han visto pero por si acaso ahí va esta foto captada por Baz Ratner, el compañero de Reuters, durante los disturbios de la Nakba en Jerusalén Este.

ahmed_465654_a

No es una mujer palestina con pistola que se cuela entre los agentes israelíes para poder abrir su coche. Es un miembro de la unidad de Mistaravim, instantes después de interpetar su papel.

No sorprende que el desconfiado Ahmed les tema porque los Mistaravim hablan un árabe perfecto (con todos los matices de cada zona) y su aspecto local les hacen pasar como uno o una más en Kalandia, Nablús o Yenín. Están entrenados como cualquier unidad antiterrorista pero con la diferencia que deben saber maquillarse y disfrazarse. Para no despertar sospechas y ganarse la confianza de los manifestantes o milicianos, no dudan en «lanzar» piedras contra los soldados o policías israelíes. Contra los suyos aunque exhibiendo mala puntería. Cuando las cosas se calientan, los Mistaravim agarran al “objetivo” y antes que se entere ya está esposado. El agente se coloca rápidamente un distintivo de la Policia (suele ser una gorra) para que sean reconocidos por los suyos.

El nuevo jefe de la Policía en Jerusalén, Nisso Shajam, considera que el uso de esta unidad en la obtención de información y detención de los más buscados es fundamental para evitar la anunciada Tercera Intifada. No cree en las redadas nocturnas que suelen acabar con los detenidos en la calle al cabo de unas horas sino que prefiere atraparles «con las manos en la masa”. En las últimas semanas de enfrentamientos, la Policía ha arrestado a 120 palestinos “sospechosos de  alterar el orden, atacar agentes, preparar atentados y lanzar piedras y cócteles mólotov contra ciudadanos israelíes”. La alta cifra de las detenciones se debe también a los Mistaravim, una especie de espías domésticos.

Los habitantes de Silwan han visto el cambio de la táctica policial. Antes, los agentes circulaban en vehículos protegidos y blindados. Hoy van en coches normales. Y si es necesario, camuflados.

Volvemos a Kalandia, bajo control de Jordania hasta ser ocupada por Israel en la guerra del 67. Ahmed nos cita para un futuro muy próximo: “No sé exactamente la fecha exacta pero esto va explotar. Puede ser en las próximas semanas o en septiembre, dice aludiendo el mes en el que el presidente palestino, Abu Mazen pretender recabar el reconocimiento de la ONU  a un Estado palestino sin necesidad de negociar con israel. En ese caso, no se descarta un choque generalizado y muy violento.

Mientras Abu Mazen esté esos días en los pasillos de la ONU en Nueva York, Ahmed movilizará a los suyos en Kalandia. Bajo la mirada de otros jóvenes, promete que estará allí. Los Mistaravim seguramente también.

Sal Emergui

Periodista barcelonés, Sal Emergui trabaja como freelance en esta zona desde 1997. Corresponsal con base en Jerusalén de varios medios de comunicación españoles de radio y televisión centrándose principalmente en el conflicto entre palestinos e israelíes. Desde el 2007, colabora para EL MUNDO Y EL MUNDO.ES.

©2011-paginasarabes®

El Caballo Árabe

caballo_arabe_1_a
LA CREACIÓN DEL CABALLO ÁRABE

Según el emir Abd-el-Kader (1808-1883), cuando Allâh quiso crear el caballo, le dijo al viento del sur: “Condénsate, deseo que una criatura proceda de ti”. Y el viento se condensó. Luego apareció el Arcángel Jibril, quien tomando un puñado de esta materia la presentó a Allâh, el cual formó de ella un caballo castaño oscuro o alazán tostado, a la vez que le dijo: “Te hago árabe y te doy el color alazán de las hormigas; he depositado en el tupé que cuelga entre tus ojos la felicidad; serás tan veloz en la lucha como en la huida; transportarán riquezas en tu dorso y traerán fortuna con tu mediación”. Entonces colocó en el caballo la señal de gloria y felicidad: un lucero blanco en la frente.

Por su pureza genética, se considera el fundamento de las razas del Mundo, dado que transmite a su descendencia, su carácter y su estética, ayudando a mejorar y a estilizar las razas occidentales . De este modo ha desempeñado un papel importantisimo en la evolución de casi todas las razas reconocidas, destacándose la creación del Pura Sangre Inglés (pura sangre de carreras).

El caballo árabe ha sido selectivamente criado durante más de mil años, tiempo superior a cualquier otra raza, no faltando quien afirma que ha corrido en estado salvaje durante milenios. Otras opiniones, por el contrario, se basan en el hecho de que no se han hallado fósiles de caballos prehistóricos por aquellas tierras y también porque los romanos no lo incluían en sus famosas 12 razas ni tampoco lo mencionaban.

Los musulmanes creían que procedía por creación directa de Alâh, a partir de un puñado del viento del Sur, pero lo mas cercano a la verdad es que, al igual que todas las razas de caballos y ponys, al Árabe hubiera evolucionado a partir de los caballos salvajes prehistóricos que poblaban las llanuras y las estepas de Europa y Asia, antes de la civilización humana y que se parecían en gran medida al Tarpán y al Caballo Salvaje de Asia de nuestros Días.

La Cría selectiva del Árabe por parte de los beduinos se ha venido produciendo, por lo menos, desde los tiempos del Profeta Muhammad (s.w.s.) (siglo VII) y las evidencias sugieren que ya se practicaba desde más de mil años atrás. Los beduinos prestaban gran atención a la pureza de la línea y además, las excepcionales condiciones del clima del desierto también contribuían a dicha pureza, hasta el punto de que el Árabe es la raza más bonita e individual del mundo.

En el desierto el pasto era escaso y sólo crecía en invierno y a principios de primavera, por lo que los caballos debían alimentarse a base de leche de camella, dátiles secos, langostas y carne seca de camello. En tales condiciones sólo sobrevivían los mas resistentes a las inclemencias del clima y del terreno en donde vivían.

caballo_arabe_blanco_a
Las yeguas y no los sementales, eran las más apreciadas, constituyendo las monturas usadas en la guerra y los saqueos. La pureza de la raza fue llevada a extremos de auténtico fanatismo y se practicaba la consanguinidad en la creencia de que esto aumentaba las buenas cualidades, sin reparar en que la auténtica repercusión de ello era la debilidad congénita.

Estos caballos fueron introducidos a Europa durante las invasiones de los moros, en el mediterráneo Occidental. Durante las Cruzadas, los ejemplares Árabes capturados parecían haber adquirido de nuevo la estatura necesaria para ser monturas principescas y reales, pero como caballo de batalla jamás fueron seriamente considerados debido a las pesadas armaduras que requerían monturas de gran talla y consistencia. Las armas ligeras vinieron a cambiar todo este panorama.

A partir del Renacimiento y durante las batallas napoleónicas, la superioridad de los caballos Turcos era innegable por lo que la demanda de los caballos Árabes en Europa empezó a crecer.

En la actualidad los Árabes se crían en muchos países, mostrando ligeras diferencias de acuerdo a las preferencias locales, al clima y a los pastos. Evidentemente, un animal criado en clima moderado y abundante pasto, será mayor y de mejor calidad que sus parientes criados en el desierto. A pesar de que sus días como caballería militar han pasado, sus magníficas cualidades como animal de silla aseguran su futuro en este sentido y como semental, tal y como ha sucedido docenas de veces en el pasado.

Sus principales características son su resistencia, salud, inteligencia y belleza.

caballo_arabe_72_a
Origen: Arabia, norte de Africa y Medio Oriente, más específicamente de Egipto.

Alzada: entre 1.44 y 1.52 m.

Pelajes: Tordillo, Zaino, Alazán y ocasionalmente negro.

Carácter: Notablemente fogoso, indómito y alegre, de gran inteligencia, lealtad y paciencia.

Cabeza: corta y fina, de cara cóncava, grandes ollares y elegante hocico, ojos grandes y oscuros, orejas pequeñas y puntiagudas.

Cuello arqueado y hombros consistentes. El cuerpo es compacto y musculoso y los cuartos traseros fuertes.

El efecto general es de gracia y simetría, orgullo y plenitud de vida. Los movimientos son directos, sueltos y airosos.

Los árabes tienen 17 costillas, 5 vértebras lumbares y 16 en la cola, mientras otros caballos presentan 18-6-18.

Esta formación ósea justifica la peculiar forma del dorso y la grupa, y el elevado porte de la cola. la raza exhibe unos aires que la hacen flotar, como si se moviera sobre muelles invisibles.

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

El Caballo Árabe se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.