Todas las entradas de: PaginasArabes

Ramadán Mubarak 2020

El mes de Ramadán es el mes de ayuno, que es uno de los pilares del Islam, por el cual los musulmanes se abstienen de comer y beber, además de evitar los deseos desde el amanecer hasta el anochecer. El mes de Ramadán comienza cuando se comprueba el avistamiento de la media luna el 29 de Sha’ban. Si la visión no es clara, el mes de Sha’ban se convierte en 30 días por lo que al día siguiente será el primer día del mes sagrado de Ramadán y la duración de este mes será de 29/30 días, así como la confirmación del avistamiento de la media luna. Cuando termina el Ramadán, los musulmanes celebran Eid Al Fitr. “Las puertas del cielo están abiertas para todos los creyentes”.




El nombre de Ramadán en árabe proviene de la raíz Ramada (en árabe, رمضاء), que significa quemar y ardiente;​ el mes de Ramadán se denomina con este término; ya que en este mes los pecados son perdonados como si estuvieran quemados.

El mes de Ramadán, en el cual fue hecho descender el Corán, como una guía para la gente, como indicaciones claras de la Guía y del Discernimiento. Por tanto, quien de vosotros esté presente ese mes, que ayune en él.

شَهْرُ رَمَضَانَ الَّذِي أُنزِلَ فِيهِ الْقُرْآنُ هُدًى لِّلنَّاسِ وَبَيِّنَاتٍ مِّنَ الْهُدَىٰ وَالْفُرْقَانِ ۚ فَمَن شَهِدَ مِنكُمُ الشَّهْرَ فَلْيَصُمْهُ

Corán 2:185.




Las tres religiones del Libro, primero los judíos y luego los cristianos y musulmanes, han establecido periodos de ayuno. Los musulmanes son los únicos que mantienen esta costumbre durante largos periodos de tiempo. Pero el ayuno no es solo físico. Se dice que la lengua también tiene que hacer Ramadán: las palabras y los gestos deben ser contenidos, y, aunque están prohibidos siempre, especialmente en estas fechas no son adecuados los insultos ni las agresiones. Las miradas y la actividad sexual también se restringen en especial durante estas fechas. El Ramadán supone un momento de arrepentimiento, una especie de limpieza, en la que el fiel se desembaraza de pulsiones y tentaciones. Para los creyentes es un reto personal, una toma de conciencia de los pecados, y un propósito de rectificación para ser mejor persona.

©2020-paginasarabes®

Genocidio Armenio-Un capítulo vergonzoso de la historia

“Propongo al Congreso el exterminio total de los armenios del Imperio otomano; es necesario aniquilarlos. Para llevar a cabo este propósito hay que actuar, frente a todas las dificultades, absueltos de conciencia, de sentimientos de humanidad, pues la cuestión no es de conciencia ni de sentimientos humanitarios: es sólo de índole política, íntimamente vinculado con el beneficio y futuro de Turquía.

Así terminará inmediatamente la Cuestión Armenia.

El gobierno turco se liberará de la intromisión extranjera en sus asuntos internos.

El país se desembarazará de la raza armenia y así brindará un amplio campo a los turcos.

Las riquezas de los armenios pasarán a ser propiedad del gobierno turco.

Anatolia será territorio habitado exclusivamente por turcos.

Se aplastará el obstáculo más importante para el logro del ideal panturánico.”

Nazim Fehti, secretario general del CUP. Declaración aprobada por unanimidad en el Congreso de Salónica desde el 31 de agosto hasta el 14 de septiembre de 1910.




Las matanzas y deportaciones de armenios entre 1915 y 1917 en el Imperio otomano causaron 1,5 millones de muertos, según los armenios, y entre 300.000 y 500.000, según Turquía, que se niega a calificarlo de genocidio.

Los armenios estiman que las tropas del Imperio otomano mataron a 1,5 millones de miembros de su comunidad durante la Primera Guerra Mundial. Ankara se opone al término de genocidio y asegura que una guerra civil en Anatolia acompañada de una hambruna fue la responsable de la muerte de entre 300.000 y 500.000 armenios y de otros tantos turcos.

Durante la Primera Guerra Mundial, el Imperio otomano era aliado de Alemania y del Imperio austro-húngaro. En cuanto empezó a sufrir numerosas bajas en los combates en las provincias armenias, echó la culpa de ello a los armenios.

El 24 de abril de 1915 se detuvo a miles de armenios bajo sospechas de que eran hostiles al gobierno central. El 26 de mayo, una ley especial autorizó las deportaciones «por motivos de seguridad interior», y el 13 de septiembre otra ordenó la confiscación de sus bienes.

La población armenia de Anatolia y Cilicia (región que pasó a formar parte de Turquía en 1921), considerada un «enemigo interior», fue enviada en exilio hacia los desiertos de la Mesopotamia turca. Muchos de ellos fueron abatidos cuando viajaban o en sus campamentos.

Murieron quemados vivos, ahogados, envenenados o por el tifus, según informes de diplomáticos extranjeros y de agentes de inteligencia de entonces.

El 30 de octubre de 1918, el Imperio otomano se rindió a las fuerzas de la Triple Entente (Reino Unido, Rusia y Francia). Fue desmantelado en 1920.




Turquía reconoce que hubo matanzas y que muchos armenios murieron cuando eran deportados. Pero afirma que fue una represión contra una población culpable de colaboracionismo con el enemigo ruso durante la Primera Guerra Mundial, y que decenas de miles de turcos murieron a manos de los armenios.

Uruguay fue el primer país del mundo en reconocerlo, en 1965. Le seguirían entre otros los parlamentos de Rusia (1994), Holanda (1994), Grecia (1996), Francia (2001), Italia (2001), Suiza (2003), Canadá (2004), Argentina (2005), Suecia (2010) o Bolivia (2014).

Con información de Diario Correo

©2020-paginasarabes®