Archivo de la etiqueta: Yabra Ibrahim Yabra

Llené una copa con mis palabras – Yabra Ibrahim Yabra

Llené una copa con mis palabras
(De cualquier poeta a cualquier lector)

Llené una copa con mis palabras,
las destilé, las hice fermentar, las dejé envejecer
y las escancié generosamente
en las bocas de quienes las deseaban para expresarse.
Y dijeron amor y la mejor broma,
y el deseo se tornó en palabras
que salían de gargantas de oro, de gargantas de plata,
en las que tarareaban las palabras
y hacían albórbolas en las bodas de nuestras aldeas…
Llené una copa con mis palabras,
las destilé, las hice fermentar, las dejé envejecer
y las escancié generosamente
en las bocas de quienes las deseaban para expresarse.
Y dijeron odio y la broma más amarga,
y la puñalada se tornó palabra
que salía de gargantas de cobre, de gargantas de plomo.
En ellas se carcajeaban las palabras, ladraban,
y ladraban las prostitutas en los arrabales de la ciudad.
Este es nuestro vino: nuestras palabras destiladas
para que peregrinen por nuestras entrañas,
para que las sintamos bullir en nuestra sangre,
para que nos aterren las visiones.
Escanciamos las palabras con cicatería
a quienes nos aman y a quienes nos odian
y les sueltan, como el vino,
el corazón y la lengua.
Os mantenemos ocupados,
al menos durante una noche,
con nuestras entrañas, nuestra sangre y nuestras visiones.

Yabra Ibrahim Yabra

Del poemario Tammuz fi l madina (Adonis en la ciudad). Beirut, 1959.

Traducido del árabe por María Luisa Prieto
Con información de Poesía Árabe

©2018-paginasarabes®

Después del Gólgota – Yabra Ibrahim Yabra

Cristo camino del Gólgota – Tiepolo y taller, Giambattista – Museo Thyssen-Bornemisza

DESPUÉS DEL GÓLGOTA

Viví con Cristo,
morí con Él y resucité.
Mi voz clamó en el desierto
como si fuera otra voz,
ardiendo con un fuego desconocido.
¿Por qué el fuego? ¿Para quién?
Dame sombra y agua fresca
y yo colgaré mis recuerdos en
la pared de una habitación abandonada.
La muchedumbre se ha dispersado y
los invitados se han marchado.
La voz clama en vano
como la voz de antes de la muerte y
el Gólgota.

En mis labios hay restos de miel
y de hiel.

¿He venido después de morir para
oír mi voz aferrándome
al vacío que abandoné?
Dame sombra. Y tú, mujer,
pon un trozo de hielo en tu agua.
El sol abrasa. La vida después de la muerte es
fatiga y mi voz ama el fuego.
¿Por quién? ¿Por quién
he cerrado los ojos, mientras en mis labios quedan
restos de miel y de hiel?

Yabra Ibrahim Yabra*

Del poemario: Al madar al muglaq (La órbita cerrada). Beirut,1964.
Traducción del árabe: María Luisa Prieto
Con información de Poesía Árabe

* Yabra Ibrahim Yabra fue un novelista, poeta, crítico literario, pintor y traductor palestino establecido en Irak desde 1948 tras la Nakba.

©2017-paginasarabes®