Archivo de la etiqueta: religión

El Hajj o peregrinación a La Meca – Uno de los cinco pilares del Islam

hajj_a-e1318553426581
El hajj (con /a/ breve) (árabe : ḥajj, حَجّ, o ḥijjaʰ, حِجّة, (ir hacia) peregrinaje) es para los musulmanes el peregrinaje a los lugares santos de la ciudad de La Meca en Arabia Saudí. Es entre el 8 y el 13 del mes lunar de Dhû al-hijja (ḏū al-ḥijja, ذوالحجة) que tiene lugar el Gran Peregrinaje a la Meca, el quinto pilar del Islam.

El hâj u hâjjî (/a/ largo) (árabe: ḥājj, حَاجّ, o ḥājjī, حَاجِّي, peregrino) designa también toda persona que hizo este peregrinaje. Se junta entonces en nombre de la persona, como marca honoraria, cuando  se dirige ella.

Al-hajj es el título de la Sura XXII del Corán.

Dhû al-hijja (árabe : ḏū al-ḥijja, ذوالحِجّة, el del peregrinaje) duodécimo mes del año musulmán en el cual se hace el gran peregrinaje.

Sumario:

La obligación de hacer el peregrinaje

[sura ‘Ali ‘Imran/97] lo que significa: “Allah pide a la gente realizar el peregrinaje a la Casa consagrada para todos los que son capaces”.

hajj_3_a-e1318553534691
El Mensajero de Allah dijo:

[informado por Al-Boukhariyy] lo que significa: “El Islam está basado en cinco deberes principales: el testimonio que sólo es de Allâh y que Muhammad (BPD) es el mensajero de Allâh, la realización del rezo, el pago del zakat, el peregrinaje a la Casa consagrada y el ayuno de Ramadán”. [sura Ali ‘Imran/97] lo que significa: “ un deber hacia Allâh de hacer el peregrinaje a la Casa [consagrada] para cualquiera que tenga los medios”.

El peregrinaje es una de las cosas más eminentes del Islam y es obligatorio para toda la persona responsable (moukallaf), libre, que tenga la capacidad. Lo mismo ocurre para el ‘oumrah. Es pues un deber de realizarlo una vez en su vida pero no es necesario repetirlo varias veces.

hajj_4_a-e1318553605312
Las ventajas de hacer el peregrinaje

El peregrinaje posee un favor, las de ser una expiación para los grandes pecados como para los pequeños pecados de acuerdo con su palabra :

[informado por Al-Boukhariyy] lo que significa: “Cualquiera hará el peregrinaje sin tener relación sexual y sin cometer gran pecado,se retiran sus pecados y vuelve a ser como el día en que su madre lo puso en el mundo”, y eso a condición de que su intención sea sincera para Allâh ta^ala, que el dinero utilizado para efectuar su peregrinaje sea legal y que se preserva del fisq, es decir, de caer en un gran pecado.

Entre las pruebas del favor del peregrinaje, es que reúne distintas maneras de calmar su alma, es decir, el de controlarla. En efecto, implica un gasto de dinero, un esfuerzo contra sus pasiones por el hambre, la sed, el hecho de velar mucho tiempo, de sufrir pruebas, el alejamiento de su lugar de residencia, la separación de su familia y sus amigos.

Los pilares del peregrinaje y el oumrah

Los pilares son los actos sin los cuales el peregrinaje y el oumrah no son válidos. Pues el que olvida uno de los pilares, su peregrinaje no es válido. Nada puede compensar este pilar, es indispensable realizarlo.

Los pilares del peregrinaje

hajj_5_a-e1318553677892
Son seis, son los siguientes:

La intención de la entrada en ritual (al- ‘ihram): es decir, formular en su corazón por ejemplo: (nawaytou l-hajja wa ‘ahramtou bihi li l-Lahi taala) lo que significa: “Empiezo los actos del peregrinaje y entro en ritual para la autorización de Allâh taala”.

La estación a ‘Arafah (incluso un momento): entre el momento en que el sol declina del cenit el noveno día de Dhou l-Hijjah y la aparición de la paleta (al-fajr) del décimo día, es decir, el día de la Fiesta.

Las vueltas rituales en torno a la Ka^bah (at-tawaf): siete cursos, es decir se vuelven en torno al Ka’ bah siete veces, guardando el Ka^bah a su izquierda y comenzando del nivel de la piedra negra; hay una condición: purificase las dos del hadath.

Los trayectos (as-sa’ allí) entre [el monte de] As-Safa y [el de] Al-Marwah: siete veces. Purificase aquí no es una condición. Se comienza por As-Safa y se termina por Al-Marwah.

El afeitado del cráneo o el corte del cabello (al-halq ou at-taqsir): el afeitado significa retirar todo el cabello, mientras que el corte consiste en cortar como mínimo tres cabellos; en cuanto a la mujer, corta su cabello pero no lo rasa.

El respeto del orden entre la mayor parte de los pilares: se hace ante todo la intención de entrar en ritual y a una condición de practicar el afeitado o el corte del cabello y de hacer las vueltas rituales en torno al Ka’ bah después de la estación a ‘Arafah.

Los pilares del oumrah

Son cinco :

La intención de la entrada en ritual. Es la intención de empezar el oumrah diciendo por su corazón por ejemplo: (nawaytou l-oumrata wa ‘ahramtou biha li l-Lahi ta’ ala) lo que significa: “tengo la intención de hacer el oumrah y entro en ritual para la autorización de Allâh ta’ ala”.

Las vueltas rituales.

Los trayectos entre el monte de As-Safa y el de Al-Marwah.

El afeitado o el corte del cabello.

El orden entre el conjunto de sus pilares tal como se cita.

hajj_2_a-e1318553777124
Los deberes del peregrinaje y el oumrah

El deber es un acto sin el cual el peregrinaje o el oumrah siguen siendo válidos pero cuyo desistimiento debe compensarse con el degüello de un animal; hay más que una desobediencia en olvidarlo deliberadamente.

Los actos obligatorios del peregrinaje

La intención de la entrada en ritual desde el miqat (el sitio determinado por el Profeta quien la entrada en ritual debe haber tenido lugar).

El lanzar piedras a los tres Jamrah : el pequeño Jamrah, el Jamrah mediano y el Jamrah de Al-^Aqabah, con setenta piedras.

La estancia de noche a Mouzdalifah: es un lugar próximo a ^Arafat dónde los peregrinos recogen las piedras para  lanzarlo al Jamrah.

La estancia de noche a minó: es un lugar situado entre La Meca y ^Arafat, pero más cerca el Mecque.

Las vueltas rituales de la salida (tawafou l-wada).

Lo que ha un deber de hacer en caso de desistimiento de un deber:

El que olvidó uno de los deberes del peregrinaje tiene el deber de degollar a la elección: una oveja de un año o que perdió a sus dientes de frente o a una cabra de dos años.

Si es incapaz de degollar, ayunará diez días: tres durante el peregrinaje y siete a su vuelta entre el suyo.

Las cosas prohibidas para el que entró en ritual de peregrinaje o de ‘oumrah

Entre las cosas prohibidas para el que entró en ritual, dos son específicos a los hombres:

Cubrirse la cabeza.

Llevar una prenda de vestir que rodea el cuerpo gracias a una costura, a la formación del fieltro o a lo que es equivalente.

hajj_6_a-e1318553836252
Está prohibido a la mujer:

Cubrir su cara.

Poner guantes.

Les está prohibido a ambos, hombres y mujeres, en caso de ritual:

Perfumarse

Ungirse la cabeza o la barba con un ungüento, por ejemplo , aceite

Eliminar un pelo, un cabello o cortar una uña.

Efectuar la relación sexual o su preliminar.

Hacer un certificado de matrimonio.

Expulsar a un animal terrestre salvaje autorizado al consumo, como la gacela.

 Los tres tipos de Hajj

El peregrinaje se dice “Tamattu” si se hace durante el mes del peregrinaje y decir su intención de hacer un “pequeño peregrinaje” (ʿUmra). Este peregrinaje debe terminarse por el sacrificio de un animal. (tamattuʿ, تَمَتُّع, disfrute; posesión)

El peregrinaje se dice “Qirân” si el peregrino declara su intención de efectuar el grande y pequeño peregrinaje al mismo tiempo. No afeitará su cabello hasta después la lapidación del Jamarat a minó y dejará entonces el estado de sacralización. Debe ofrecer a un animal en sacrificio (qirān, قَران, unión)

El peregrinaje se dice de “ifrâd” si el peregrino declara querer hacer que el gran peregrinaje. Permanecerá en estado de sacralización hasta el día del sacrificio pero no ofrecerá animal en sacrificio. (ʾifrād, إفْراد, individualización)

El Hajj recibe anualmente cerca de dos millones de peregrinos, lo que en realidad lo convierte en el lugar de peregrinaje más visitado del mundo musulmán. Por otra parte, el Gobierno impone este número saudí por la utilización de cuotas significadas a los distintos organismos organizadores con el fin de encauzar el mar de peregrinos.

hajj_7_a-e1318553892558
Los ritos

Los ritos son ligeramente diferentes según que se viva la región el Mecque o no, especialmente los ritos de sacralización (ihrâm) que es hecho en el momento de la entrada en el territorio consagrado para la gente del exterior. Varían ligeramente también según las escuelas jurídicas del Islam (madhhab).

Primer día: 8 dhû al-hijja. Declarar su intención de hacer el peregrinaje por una fórmula ritual repetida por tres veces. (nīya, نِيَّة, proyecto; voluntad)

Ponerse en estado de sacralización. (ihrâm) (1)

Hacer las siete rondas en torno a el Kaaba intentando abarcar la piedra negra. (matâf) (2)

Hacer siete veces la marcha (420 m en un largo pasillo contiguo a la mezquita) entre Safâ y Marwah en acordar del vagabundeo de Agar en busca de agua para Ismaël. Luego beber a la fuente Zamzam. (saʿīy, سَعْيي, curso; esfuerzo; investigación) (3)

Volverse al lugar dicho “a Mîna” por 4 km el Mecque y hacer los rezos de la tarde (asr), de la noche (el Magreb y icha) y de la mañana (fajr). (4)

Segundo día: 9 dhû al-hijja. Cuando el sol se levanta, es necesario avanzar hacia la montaña ʿArafat (20 km) y allí hacer el rezo de mediodía (dhur) y la tarde garantizándose bienestar -dentro de las fronteras de ʿArafat. Es necesario permanecer en este territorio hasta la puesta de sol. Es de este punto que el profeta hizo su discurso de adiós. (wuqūf, وُقوف, alto; estación de pie; pausa) (5)

Tras la puesta del sol, es necesario ir hacia “Muzdalifa”. A la llegada, es necesario hacer los rezos de la noche. Es necesario permanecer en Muzdalifa hasta que la noche haya caído. El peregrino va a proveerse de piedras para la consecuencia de los ritos (49 piedras: 7+21+21). (6)

Tercer día: 10 dhû al-hijja. Después del rezo de la mañana, el peregrino vuelve de nuevo hacia Mîna. El primer día de la fiesta del sacrificio (AID al-Adha) el peregrino recorre los 300 m que lo separan del lugar donde Abraham llevó a su hijo Ismaël para sacrificarlo. Sobre el curso, encuentra tres pilares que simbolizan los tres puntos donde Iblîs intentó desviarlo. El peregrino lapida estos pilares con las piedras recogidas la víspera. (7)

Entretanto, es necesario matar al animal de ofrenda que simboliza al espolón que Abraham sacrificó en lugar de su hijo. Es necesario comer pero debe darse la mayor parte a los pobres. Los peregrinos tienen la posibilidad de pagar el importe de la ofrenda a un banco administrado por las autoridades locales. (8)

Es necesario también rehacer los ritos (2) y (3) “circunvalación”. (9)

Cuartos y quintos días: 11 & 12 dhû al-hijja. El peregrino durante cada día de Tachriq, lapida los tres Jamrah de Minó, en primer lugar el más pequeño, luego el mediano y por fin el más grande, la de Aqaba. Sobre cada una, lanza 7 piedras diciendo: Allahou Akbar (Allah es el Más grande)… entre dos Jamrah, hace frente a el Quibla y récite algunas invocaciones.

Efectuar una última circunvalación: la del adiós y salir del estado de sacralización: Para los hombres, cortarse el cabello muy corto o afeitarse el cráneo, para las mujeres, acortar la longitud del cabello. (taqṣīr, تقصير, disminución; limpieza).

©2011-paginasarabes®

El mito de Josué: la purificación étnica – Los mitos fundacionales de la política israelí – Roger Garaudy

deir_yassin_a-e1317258336593
“Josué, y todo Israel con él, pasó de Laquis a Eglón. Yavé entrego Laquis a manos israelitas. Pusieron su campo junto a la ciudad y la atacaron. Aquel mismo día la tomaron y pasaron a filo de espada a todos los habitantes que había en ella y la dieron al anatema, como habían hecho con Laquis… Josué y todo Israel con él subió de Eglón a Hebrón…” 42.

La lectura integrista del sionismo político: El 9 de abril de 1948, Menahem Beghin, con sus tropas del Irgún, masacró a los 254 habitantes del pueblo de Deir Yassin, hombres, mujeres y niños.

No estudiaremos este episodio de fosilización del mito en historia y de pretensiones de bricolage histórico en aras de la justificación de una política concreta más que en un caso particular: el de la instrumentalización de los relatos bíblicos,porque no han cesado de jugar un papel determinante en el devenir de Occidente abarcando sus empresas más sanguinarias, desde la persecución de los judíos por los romanos, después por los cristianos, hasta las Cruzadas, las inquisiciones, las Santas Alianzas, las dominaciones coloniales ejercidas por los pueblos elegidos, hasta las exacciones del Estado de Israel, no sólo por su política de expansión en Oriente Medio,sino por las presiones de sus lobbies, de los cuales el más poderoso, constituido en la potencia más potente de los Estados Unidos, juega un papel de primer orden en la política americana de dominación mundial y de agresión militar.

Esa es la razón de nuestra elección: la explotación de un pasado mítico orienta el futuro hacia lo que podría ser un suicidio planetario.La Biblia contiene, más allá del relato de las masacres ordenadas por un “Dios de los ejércitos”, el gran profetismo de Amós, Ezequiel, Isaías y Job, así como la anunciación de una nueva alianza con Daniel.

Esta nueva alianza (este Nuevo Testamento) marcará a la vez la mayor mutación de la historia de los hombres y los dioses con la aparición de Jesús, a través de la cual,como dicen los Padres de la Iglesia de Oriente “Dios se hizo hombre para que el hombre pudiera llegar a ser Dios”. Después se regresó, con San Pablo, a la visión tradicional de un Dios soberano y todopoderoso, dirigiendo desde el exterior y lo alto la vida de los hombres y las comunidades, no ya por medio de la ley judía, sino de una gracia cristiana que poseería la misma exterioridad acabando con la responsabilidad del hombre. “Por medio de la gracia habéis sido salvados. Esto no os viene de vosotros. Es un don de Dios” 43.

No hablaremos de la Biblia en general, sino sólo de la parte en la cual pretende inspirarse hoy en día el régimen teocrático israelí y el movimiento sionista: la Torá (que los cristianos llaman el Pentateuco, es decir los cinco libros iniciales – Génesis, Éxodo,Levítico, Números y Deuteronomio -) y sus anexos llamados históricos (Josué, Jueces,Reyes y Samuel). De la Torá judía no forma parte la grandiosa crítica profética que recuerda constantemente que “la alianza de Dios con los hombres” es condicional y universal, ligada a la observancia de la ley divina y se abre a todos los pueblos y a todos los hombres.

La Torá (el Pentateuco) y los libros históricos (tal y como los exégetas han demostrado desde hace más de un siglo) son una compilación escrita de tradiciones orales hecha por los cronistas del siglo IX y por los escribas de Salomón, cuya preocupación central era legitimar (exagerándolas) las conquistas de David y de su imperio (del que, por otra parte no existe ninguna posibilidad de recuperación histórica,ni por medio de restos arqueológicos ni por medio de otros documentos que no sean los relatos bíblicos. El primer suceso confirmado por historias ajenas concierne a Salomón del cual encontramos restos en los archivos asirios).

Hasta ahí no hay ninguna fuente ajena a los relatos de la Biblia para controlar su historicidad.Por ejemplo, los vestigios arqueológicos de Ur, en Irak, no nos dan más datos sobre Abraham que los que nos dan las ruinas de Troya sobre Héctor o Príamo.

En el libro de los Números (XXXI, 7-18) se nos cuentan los logros de los “hijos de Israel” que, habiendo vencido a los Madianitas, “tal y como el Señor había ordenado a Moisés, mataron a todos los hombres, (…), hicieron prisioneras a las mujeres(…),incendiaron todas las ciudades”. Cuando volvieron a Moisés “Moisés se enfadó. ¿Por qué, les pregunto, habéis dejado vivas a las mujeres? Bien, ahora matad a todos los niños y matad a todas las mujeres que han conocido a un hombre en trato conyugal…Pero todas las vírgenes, guardáoslas para vosotros”.

prisioneras_madianitas_a-e1317258412262
El sucesor de Moisés, Josué, perseveró, tras la conquista de Canaán, de manera sistemática, en esta política de purificación étnica ordenado por el Dios de los ejércitos.

“Aquel mismo día se apoderó Josué de Maceda y la destruyó con todos los bienes que en ella había y su rey, pasándola a filo de espada. Dio al anatema la ciudad, y a todos los vivientes que en ella había, sin dejar uno solo, y trató a su rey como había tratado al de Jericó.

Paso Josué con todo Israel de Maceda a Libna y la atacó. Yavé la entregó también a las manos de Israel, con su rey; y la pasó a filo de espada a ella y a cuantos en ella había, sin dejar escapar a uno, y trató a su rey como había tratado al de Jericó.Paso Josué con todo Israel de Libna a Laquis, y la atacó, acampando ante ella.Yavé entregó a Laquis a manos de Israel, que la tomó al segundo día, y la pasó al filo de la espada, con todos los vivientes que en ella había, como había hecho en Libna.

Entonces Goram, rey de Gazer, subió para socorrer a Laquis; pero Josué le derrotó a él y a su pueblo, sin dejar escapar a nadie.“Josué, y todo Israel con él, pasó de Laquis a Eglón. Yavé entrego Laquis a manos israelitas. Pusieron su campo junto a la ciudad y la atacaron. Aquel mismo día la tomaron y pasaron a filo de espada a todos los habitantes que había en ella y la dieron al anatema, como habían hecho con Laquis… Josué y todo Israel con él subió de Eglón a Hebrón…” 44.

reyes_madian_asesinados_a
Y la letanía continúa enumerando los “exterminios sagrados” perpetrados en Cisjordania.

Debemos, ante estos relatos, plantearnos dos cuestiones fundamentales:

a) La de su veracidad histórica.

Nos ceñiremos aquí a la arqueología. Las excavaciones parecen haber demostrado que los israelitas que llegaron al final del siglo XIII a. C. No pudieron tomar Jericó porque Jericó estaba por la época deshabitada. La ciudad del Bronce Medio fue destruida hacia 1550 y fue en seguida abandonada. En el siglo XIV fue escasamente rehabitada: se han encontrado vasijas de esta época en las tumbas del Bronce Medio que fueron reutilizadas y una casa en la que se halló un pequeño cántaro de mediados del siglo XIV. Nada puede ser atribuido al siglo XIII. No hay restos de fortificaciones del Bronce Reciente. La conclusión de K. M. Kenyon es que es imposible asociar la destrucción de Jericó con una entrada de israelíes a finales del siglo XIII a. C.45

Lo mismo es aplicable a la “toma de Ay”.“De todos los relatos de la conquista, este es el más detallado; no contiene ningún elemento milagroso y aparece como el más verosímil. Desgraciadamente está desmentido por la arqueología.

El lugar ha sido excavado por dos equipos diferentes. Los resultados son concordantes: Et-Tell era, en el Bronce Antiguo, una gran ciudad de la que ignoramos el nombre y que fue destruida en algún momento del Bronce Antiguo, hacia 2400 a. C.Permaneció desierta hasta ca. 1200, cuando una reducida ciudad no fortificada se instaló sobre una parte de las ruinas. Ésta no subsistió más allá del inicio del siglo X a. C. como mucho; tras lo cual el sitio fue abandonado. Cuando llegaron los israelíes no había ciudad alguna en Ay, no había rey alguno en Ay, sólo ruinas de 1200 años de edad”.46

b) La de las consecuencias de una imitación literal de esta exaltación de una política de exterminio.

¿Por qué, en base a todo esto, un judío piadoso e integrista (es decir, fiel a una lectura literal de la Biblia) no iba a seguir el ejemplo de personajes tan prestigiosos como Moisés o Josué?

¿No está dicho al inicio del libro de los Números, cuando comienza la conquista de Palestina (Canaán):

“Oyó Yavé la voz de Israel, y le entregó el cananeo, a quien dio al anatema,destruyéndolos a ellos y a sus ciudades…”47. Y después, refiriéndose a los Amoritas y a su rey: “Y le derrotaron a él y a toda su gente, hasta no dejar ni uno, y se apoderaron de su tierra” 48.

El Deuteronomio incide en la misma línea, exigiendo no sólo la expoliación de la tierra y la expulsión de los autóctonos, sino la masacre: “Cuando Yavé, tu Dios, te introduzca en la tierra que vas a poseer y arroje delante de ti a muchos pueblos (…) las darás al anatema49, “y las suprimirás” 50.

De Sharon al Rabino Meir Kahane, es la prefiguración de la actitud de los sionistas hacia el pueblo palestino.

¿Acaso no era la conducta de Josué la misma que la de Menahem Beguin cuando el 9 de abril de 1948 los 254 habitantes de la ciudad de Deir Yassin, hombres, mujeres y niños fueron masacrados por sus tropas del Irgún a fin de hacer huir aterrorizados a los árabes desarmados? 51

Llamaba a los judíos “no sólo a expulsar a los árabes, sino a apoderarse de toda Palestina”.

¿Acaso no era la conducta de Josué la misma que la de Moshé Dayan: “Si poseemos el libro de la Biblia, si se nos considera como el pueblo de la Biblia, deberíamos poseer todas las tierras bíblicas”. 52?

¿Acaso no era la conducta de Josué la que definía Yoram Ben Porath en el gran periódico Yediot Aharonoth, el 14 de julio de 1972: “No hay sionismo, colonización de Estado judía, sin la evicción de los árabes y la expropiación de su tierras”.?

En lo tocante a los medios empleados para este despojo de tierras fueron fijados por Rabín cuando era General en jefe en los territorios ocupados: romper los brazos de los que lanzaban piedras en la Intifada.

¿Cuál es la reacción de las escuelas talmúdicas de Israel? Aupar al poder a uno de los responsables más directos de Sabra y Shatila: el general Rafael Eytan, que reclama el “reforzamiento de las colonias judías existentes”.

Animado por las mismas certezas, el Doctor Baruch Goldstein, colono de origen americano de Kiryat Arba (Cisjordania) causó más de cincuenta víctimas ametrallando a los palestinos que rezaban en la Tumba de los Patriarcas. Miembro de un grupo integrista apadrinado por Ariel Sharon (bajo la protección del cual fueron perpetradas las masacres de Sabra y Shatila, y que fue recompensado por su crimen con un ascenso.

Ministro de Vivienda, cargo que le otorgó la responsabilidad de llevar adelante las colonias en los territorios ocupados), Baruch Goldstein es hoy en día objeto de un verdadero culto por parte de los integristas que vienen a cubrir de flores y besos su tumba ya que fue rigurosamente fiel a la tradición de Josué exterminando a todos los pueblos de Canaán para apoderarse de sus tierras.

baruch_goldstein_a
Esta “limpieza étnica” que ha llegado a ser sistemática en el Estado de Israel hoy en día, deriva del principio de pureza étnica que impide la mezcla de sangre judía con la “sangre impura” de todos los demás pueblos.

En los textos que especifican la orden de Dios de exterminar las poblaciones que pone en sus manos, el Señor recomienda a Moisés que su pueblo no despose a las mujeres de dichos pueblos 53.

En el Deuteronomio el pueblo elegido 54 no debe mezclarse con los demás: “No darás tu hija a su hijo ni tomarás su hija para tu hijo” 55.

Esta apartheid es la única vía para impedir la desaparición de la raza elegida por Dios, de la fe que le liga a él.

Esta separación del Otro ha tomado cariz de ley, en su libro El Talmud 56 el Rabino Cohen escribe: “los habitantes del mundo pueden ser divididos entre Israel y las demás naciones en bloque. Israel es el pueblo elegido: dogma capital”.

A la vuelta del exilio, Esdrás y Nehemías velan por el restablecimiento de este apartheid.Esdrás llora porque “la raza santa (sic) se mezcló con los pueblos de aquella tierra” 57… Pinhas empala a una pareja mixta… Esdrás ordena la selección racial y la exclusión: “todos aquellos que habían tomado mujeres extranjeras las devolvieron,mujeres y niños” 58. Nehemías dice de los judíos: “los purificaba de elementos extranjeros” 59.

Esta mixofobia y este rechazo del Otro exceden la dimensión racial. Si se rechaza la sangre del otro evitando el matrimonio mixto, se rechaza también su religión, su cultura o su manera de ser.Así, Yavé fulmina a aquellos que se apartan de su verdad, la única que existe, por supuesto: Sofonías lucha contra las modas extranjeras en la vestimenta; Nehemías contra las lenguas extranjeras: “Vi asimismo por aquellos días judíos que habían tomado mujeres de Azoto, de Ammón y de Moab, cuyos hijos por mitad hablaban azoteo o lalengua de este u otro pueblo, y no sabían hablar judío. Les amonesté y les maldije;golpeé a algunos de entre ellos, les arranqué los cabellos…” 60.

Todos los disidentes son juzgados con severidad. Rebeca, hermana de Isaac y madre de Jacob, afirma: “Estoy disgustada y triste a causa de las hijas de Het [las mujeres hititas]. Si Jacob toma una mujer como esa, entre las hijas de Het, ¿qué me importa la vida?” 61. O los parientes de Sansón que, abrumados por el matrimonio de su hijo con una filistea le gritan: “¿acaso no hay mujeres entre las hijas de tus hermanos y en todo tu pueblo para que tomes mujer entre los filisteos, esos incircuncisos?” 62.

La literalidad conduce a las mismas masacres de Josué: “Los colonos puritanos de América, en su caza del Indio para tomar sus tierras, invocaban a Josué y a los exterminios sagrados de los Amalecitas y de los Filisteos” 63.

Haim Cohen, que fue juzgado por la Corte Suprema de Israel, constata: “la amarga ironía del destino quiso que las mismas tesis biológicas y racistas propagadas por los nazis y que inspiraron las infamantes leyes de Nuremberg, sirvieran de base para la definición del judaísmo en el seno del Estado de Israel” 64.

En efecto, en el proceso de Nuremberg contra los criminales de guerra nazis, en el seno del interrogatorio del teórico de la raza, Julius Streicher, se planteó la pregunta:

julius_streicher_a
“En 1935, en el Congreso del Partido en Nuremberg, fueron promulgadas las ‘leyes raciales’. ¿Fue usted consultado o participó en el curso de la preparación de este proyecto de ley?

Acusado Streicher: – Sí, creo haber participado en el sentido de que, desde hacía años atrás, venía escribiendo que había que evitar en el futuro toda mezcla de sangre alemana y de sangre judía. He escrito artículos en este sentido, y siempre he repetido que debíamos tomar a la raza judía, o al pueblo judío, como modelo. Siempre he repetido en mis artículos que los judíos deberían ser considerados como un modelo para las otras razas, ya que se dieron a sí mismos una ley racial, la ley de Moisés que dice: “Si vais a un país extranjero no debéis tomar esposas extranjeras”. Y esto, señores,es de una importancia considerable para juzgar las leyes de Nuremberg. Son las leyes judías las que han sido tomadas como modelo. Cuando, siglos más tarde, el legislador judío Esdrás constató que, a pesar de ello, muchos judíos habían desposado a mujeres no judías, estas uniones fueron disueltas. Fue el origen de la judería que, gracias a sus leyes raciales, subsistió durante siglos, mientras que las otras razas, y todas las demás civilizaciones, fueron aniquiladas” 65.

Fue así, en efecto, como los juristas, consejeros del Ministerio del Interior nazi,elaboraron las “Leyes de Nuremberg, del derecho de la población del Reich y de la protección de la sangre alemana y del honor alemán”. Estos juristas consejeros, Bernard Losener y Friedrich Knost comentan así el texto en el libro Las leyes de Nuremberg: “Según la voluntad del Führer, las leyes de Nuremberg no implicaban verdaderamente medidas dirigidas a acentuar el odio racial o a perpetuarlo; al contrario, tales medidas significaban el inicio de una tregua en las relaciones entre el pueblo judío y el pueblo alemán.

Si los judíos tenían ya su propio estado, en el cual se sentirían en su hogar, la cuestión judía podría ser considerada resuelta, tanto por los judíos como por losalemanes. Esta es la causa por la que los sionistas más convencidos no opusieron la más mínima resistencia contra el espíritu de las leyes de Nuremberg”.

Este racismo, modelo de todos los demás racismos, es una ideología de dominación de diversos pueblos.

Entre la shoah cananea y la mixofobia se inserta actualmente la ideología de la transferencia de poblaciones que sostienen el 77% de los rabinos de Judea-Samaria. El hecho de que esta doctrina de la exclusión-exterminación, tenga fundamentos en parte religiosos (es Dios quien lo impone) no enmienda en nada el rechazo judío al Otro.Dios, en el Levítico, insta a los judíos a no practicar la mezcla de las especies 66 y les ordena distinguir entre el puro y el impuro 67 tal y como él mismo ha distinguido Israel de los demás pueblos 68 para llevar a cabo una discriminación racial: “Estableceré una diferencia entre mi pueblo y tu pueblo” 69.

Así, en 1993, el gran Rabino Sitruk puede decir sin miedo alguno de ser llamado al orden por instancia alguna: “Quisiera que los jóvenes judíos no desposasen jamás más que a muchachas judías”.Esta fobia halla su punto culminante cuando se trata de Israel. Así, Israel “que será santa” 70 no debe “mancharse” 71 con el contacto con otras naciones que Dios “ha aborrecido” 72. La prohibición se repite hasta la saciedad: “No contraigas matrimonio con ellas [las naciones cananeas], no des tus hijas a sus hijos ni tomes sus hijas para tus hijos” 73. “…y os ligáis con los restos de esas gentes que han quedado entre vosotros, si contraéis matrimonios con ellas, mezclándoos con ellas y mezclándose ellas con vosotros, sabed bien que Yavé, vuestro Dios, no seguirá arrojándolas [a las naciones] delante de vosotros, sino que serán para vosotros un lazo y una trampa, aguijón en vuestros costados y espinas en vuestros ojos, hasta que desaparezcáis de sobre esta excelente tierra que os ha dado Yavé, vuestro Dios” 74.

El 10 de noviembre de 1975, en sesión plenaria, la ONU consideró que el sionismo era una forma de racismo y de discriminación racial.Tras el desmembramiento de la URSS, los Estados Unidos iniciaron sus triquiñuelas en la ONU y, entre muchos otros actos de bandolerismo internacional, obtuvieron el 16 de diciembre de 1991 la abrogación de esta justa resolución de 1975, lavando así una vez más la sangre que mancha a Israel y a sus dirigentes. Por tanto, al menos de hecho,nada ha cambiado en 1975, o más bien sí: la represión, el genocidio lento del pueblo palestino, la colonización, han adquirido una amplitud sin precedentes.

sionismo_2030_a


 

42 Josué X, 34.

43 Efesios II, 8.

44 Josué X, 18-36.

45 Cf. K.M. Kenyon, Digging up Jericho, Londres, 1957, pp. 256-265 ; Jericho, dans Archaeology Study,

ed. D. Winton, Oxford, 1967, spec. pp. 272-274 ; H.J. Franken, Tell es-Sultan and Old Testament Jericho,

en OTS, 14 (1965), pp. 189-200. M. Weippert, Die Landnahme der israelitischen Stämme, pp. 54-55.

46 Padre de Vaux (O.P.), Histoire ancienne d’Israël, ed. Lecoffre et Gabalda, París 1971, T I, p. 565.

Cf. en 1933-35 por Judith Marquet-Krause, Les fouilles de `Ay (Et-Tell), París, 1949; J.A. Callaway a

partir de 1964, cf. J.A. Callaway, Basor 178 (ca. 1965), pp. I3-40 ; RB, 72 (1965), pp. 409-415 ; K.

Schoonover, RB 75 (1968), pp. 243-247 ; 76 (1969), pp.423-426 ; J.A. Callaway, Basor, 196 (dic. 1969),

pp.2-16.

47 XXI, 3.

48 XXI, 35.

49 VII, 1-2.

50 VII, 24.

51 Menahem Beguin, La révolte: Histoire de l’Irgoun, p. 200, ed. Albatros, 1978.

52 Jerusalem Post, 10 de agosto de 1967.

53 Éxodo XXXIV, 16.

54 Cf. VII, 6.

55 Cf. VII, 3.

56 París, Payot, 1986, p. 104.

57 Cf. IX, 2.

58 Cf. X, 44.

59 Cf. XIII, 30.

60 Cf. XII, 23-25.

61 Génesis XXVII, 46.

62 Jueces XIV, 3.

63 Thomas Nelson, The puritans of Massachusets, Judaism, vol. XVI, p. 2, 1967.

64 Cf. Joseph Badi, Fundamental Laws of the State of Israel, Nueva York, 1960, p. 156.

65 Proceso a los grandes criminales de guerra ante el Tribunal militar internacional (Nuremberg: 14 de

noviembre de 1945 – 1 de octubre de 1946. Texto oficial en francés. Debate del 26 de abril de 1946,

Tomo XII. D. 321).

66 Levítico XIX, 19.

67 Cf. Ibídem XX, 25.

68 Cf. Ibídem XX, 25.

69 Éxodo VIII, 19.

70 Levítico XX, 26.

71 Esdrás IX, 11.

72 Levítico XX, 23.

73 Deuteronomio VII, 3-4.

74 Josué XXIII, 12-13.

©2011-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

El mito de Josué: la purificación étnica – Los mitos fundacionales de la política israelí – Roger Garaudy por Aisar Albornoz se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Tierra Amada – Cultura y Resistencia en la Palestina Ocupada

palestina_020304_a-e1316997016376
“Con los dientes/ Defenderé cada palmo de tierra de mi patria/ Con los dientes.

Y no aceptaré otro en su lugar/ Aunque me dejen/

colgando de las venas de mis venas”.

Así dice el poeta Tawfiq Zayyad. Y nos hace saber que una patria se defiende con la palabra y el cuerpo. Las dos herramientas básicas con las que cuenta el ser humano para la vida. También para el teatro. Para el combate. Para la muerte.

En el teatro se representan historias. En la vida, cada sujeto escribe su historia en el escenario que le ha tocado…

Esa escena espantosa en la que viven los palestinos desde 1948, que no eligieron sino que se les vino encima como un maremoto diabólico, tiene realizadores, directores y productores, guionistas y operadores, actores y técnicos, utileros y publicistas. A los palestinos, esa superproducción siniestra, les asignó el papel de expulsados, como no aceptaron les indicó el papel de dominados, como tampoco aceptaron les adjudicó el papel de exterminados.

Pero se siguen negando. Rechazan el personaje del colonizado. Prefieren, escribir la historia de los que luchan por la justicia. Aunque finalmente la horda primitiva logre su cometido eliminando de la faz de la tierra todo lo que remotamente recuerde a Palestina, ellos eligen resistir.

Los Niños de Arna. Crecer y morir en los campos de refugiados palestinos (J.Mer Khamis, 2003)

Este documental nos ofrece retazos de la historia de unos niños que crecieron en una tierra amenazada, que asistieron desde su nacimiento al constante y brutal acoso bélico israelí. Que lejos de sustraerse, ante su situación tan desfavorable, aceptan gustosos los instrumentos que Arna y sus hijos ponen en sus manos, a pesar de las sospechas, que al principio, genera la presencia de estos “israelíes”. Se entusiasman con las actividades artísticas e incorporan y aprovechan los recursos expresivos que desarrollan en los grupos de pintura, música, cerámica, teatro…

Hay una escena, en la que entrevistan a los niños del grupo de teatro. Ellos no tenían un guión preparado, ni unas acciones prefijadas. No sabían qué iban a preguntarles.

Sin embargo, Ashraf, se plantó frente a las cámaras de la TV israelí firme, erguido, la frente alta y dijo desde el fondo de su corazón: “Cuando estoy en el escenario es como si estuviera tirando piedras. No vamos a dejar que la ocupación nos obligue a vivir en las cloacas”.

Yusef, por su parte, asegura, con la mirada clara y la voz firme: “Estoy en contra de la ocupación israelí”.

palestina_020305_a-e1316997089242
Sabemos que estos jovencitos, recibieron apenas instrucción primaria. Que viven con escasos recursos económicos. Que probablemente no conozcan otro espacio que ese campo de refugiados… ¿De dónde les viene la valentía, la inspiración, la precisión para definir, el gesto adecuado, la palabra justa, la claridad conceptual, la convicción férrea?

El poeta Mahmud Darwish, contesta:

Escribe/ que soy árabe/ Soy nombre sin apodo.

Espero, pacientero, en un país/ en el que todo lo que hay

existe airadamente.

Mis raíces/ se hundieron antes del nacimiento

de los tiempos/ antes de la apertura de las eras,

del ciprés y el olivo/ antes de la primicia de la hierba.

Mi padre…/ de la familia del arado/ no de nobles señores.

Mi abuelo era un labriego/ sin títulos ni nombres.

Mi casa es una choza campesina/ de cañas y maderos,

¿te complace?…/ Soy nombre sin apodo.

Escribe/ que soy árabe;

que robaste las viñas de mi abuelo

y una tierra que araba/ yo, con todos mis hijos.

Que solo nos dejaste/ estas rocas…

¿No va a quitármelas tu gobierno también,

como se dice?…

Escribe, pues…/ Escribe

en el comienzo de la primera página

que no aborrezco a nadie/ ni a nadie robo nada.

Mas, que si tengo hambre,

devoraré la carne de quien a mí me robe.

¡Cuidado, pues!…/ ¡Cuidado con mi hambre/ y con mi ira!

Todo eso les viene, entonces, de su identidad, de su cultura, de los principios éticos que la rigen, desde el comienzo de los tiempos, transmitidos hasta hoy a través de los labios y las manos de las madres.

Las mismas herramientas-armas con las que amasan sus obras los actores, sirven también a los poetas, los labriegos, los obreros, las madres y los combatientes.

Los tanques y las topadoras israelíes con los que se impone la ocupación, no se detienen con obras de teatro…Los niños que se habían formado en las artes, llegados a la adolescencia, eligen combatir también, con otras armas. Fusiles y bombas caseras. Unas armas de morondanga, que tampoco paran los tanques, pero que requieren, para ser empuñadas ante esa parafernalia destructiva, de un arraigado ideal de justicia y libertad y de una disposición a perder la vida, antes que arrodillarse frente al invasor: “No queremos esta vida, es espantosa”, dice una de las mujeres de Jenín…

En otra escena, Ala, nos hace saber que “Más vale la vida de un combatiente que una casa”. “Mejor perder los bienes materiales, que a un familiar…”

Su madre había opinado lo mismo un rato antes: Y si destruyen su casa? -le preguntan-“Bienvenidos. Es una casa nada más. Puedo vivir en una tienda”. Y muestra su disposición a morir antes que abandonar su ideal, cuando asegura: “No pienso decirle que se rinda aunque me pusieran la pistola en la frente.”

Ala, que no estaba presente cuando su madre hizo esta declaración, opinó como ella, poco después: ¿Y si te atrapan? -le preguntan – “La muerte o la libertad…” -dice-. Y cumple.

palestina_020306_a-e1316997238109
En una escena anterior, se asiste a una discusión entre Ala y Zaccaría acerca de la conveniencia o no de arriesgarse al arresto con tal de mantenerse vivo para seguir resistiendo, o directamente, arriesgarse a la muerte. Se escucha allí varias veces la palabra muqáuama, que es traducida como “combate”, pero que significa literalmente “resistencia”. Reserven esto en su memoria para más adelante.

El documental nos muestra la disposición a la resistencia de los habitantes del campo de Jenín.

Pero lo que se observa allí es sólo un ejemplo de un fenómeno que recorre toda Palestina: mayoritariamente, el pueblo resiste. Cada uno como puede, con lo que tiene a su alcance. Y tratándose de palestinos, cuerpo y palabra no son dos herramientas entre muchas: son casi, las únicas.

En otros documentales, en el abundante material que circula por internet y en muchas publicaciones, se confirman estas afirmaciones.

Por ejemplo, en el libro El Perfume de Nuestra Tierra (Taller de Mario Muchnik, 2003), la periodista francesa Kenizé Mourad, recopila valiosísimos testimonios tomados durante su recorrido de cuatro meses por toda Palestina.

Allí cuenta, por ejemplo, la historia de Salim, un hombre cuya familia fue expulsada en 1948 y nuevamente en 1967. Que se crió en un campo de refugiados y con mucho esfuerzo estudió, formó una familia, trabajó en Arabia Saudí y volvió a Palestina con dinero suficiente para comprar un terreno y construir su casa. Casa que fue demolida tres veces y que Salim insiste en reconstruir por cuarta vez. Este hombre declara: “Me dejaron a mí, a mi mujer y a mis seis hijos en el polvo de los escombros, sin nada. (…) Para mi esposa fue demasiado. Sufrió una auténtica depresión. No hablaba, parecía no oír nada. Tuvo que estar ingresada en un hospital durante meses, pero no se ha curado completamente. En cuanto a los niños (…) cuando por fin comprendieron que (la casa) había sido de nuevo destruida, debería usted haber visto sus ojos. El pequeño de seis años tenía convulsiones. Ya sabe, para un niño (…) la casa es la seguridad, el nido…Si se destruye el nido, se siente en peligro de muerte. (…) (Voy a) continuar resistiendo. Desde hace dos meses estamos volviendo a reconstruir. (…) Quienquiera en el mundo, que vea su tierra ocupada por otros y no resista, es un animal.”

Zayyad, el que defiende la patria con los dientes, piensa como Salim, cuando escribe:

“Sobre vuestros pechos/ aquí/ como un muro/ nos quedamos.

Aquí/ en vuestras gargantas/ como un trozo de vidrio/

como un higo de tuna sin pelar.

Como una tempestad de fuego/ en vuestros ojos.

Sobre vuestros pechos/ aquí/ como un muro/ nos quedamos.

Hambrientos/ Desnudos/ Desafiantes/ Cantando versos.

Llenando las irritadas calles/ de manifestaciones/ y de orgullo, las cárceles.”

martir_a-e1316997340510
Mourad, interesada por lo que ella llama en principio “atentado suicida”, luego de que varios palestinos le hacen notar que no se trata de “suicidio”, decide nombrarlo “atentado kamikaze”, y obtiene al respecto, entre otras, estas declaraciones:

Ahmed, un joven profesor universitario de inglés, que durante una invasión a su pueblo, perdió a dos hermanos, dos primos y tres amigos, explica: – “Continuaremos luchando hasta que seamos libres, no tenemos elección. Aunque utilicen los armamentos más sofisticados y nosotros nuestras hondas y fusiles, finalmente venceremos porque el derecho está de nuestra parte. Es un combate entre un principio de humanidad -la lucha por la libertad, por los derechos- y el sionismo -que considera al pueblo judío el elegido y superior a los demás. (…) Señora, debe usted comprender: nadie se convierte en kamikaze por desesperación, porque se sufre demasiado. No se trata de un acto aislado, se trata de un acto de guerra, un acto político”.

Imán, una estudiante de 19 años, afirma – “Hoy estoy viva pero mañana tal vez los israelíes vendrán a matarme, por lo tanto prefiero convertirme en kamikaze para que al menos mi muerte sirva de algo, que sirva a mi pueblo. No se necesita ser religioso, creer en una vida futura. La religión bien puede ser el amor a su tierra, el amor a su país”.

Al menos en la cultura árabe, nadie se siente amenazado por la muerte natural, se la considera parte de la vida, una verdad inevitable. Pero estas personas viven bajo amenaza real de asesinato, lo cual le da a su vida y a su muerte un valor distinto. Porque la vida bajo la injusticia, en esa cosmovisión, es imposible.

Maha, una joven de 18 años, ofrece a la periodista, estas definiciones:

“(…) los palestinos asumimos riesgos todos los días, para estudiar, para salir, para simplemente vivir. Cuando miro objetivamente la existencia que llevamos, me digo: ¿cómo se puede soportar esto? y, sin embargo, encontramos los medios de vivir. Desde hace más de 50 años nuestro pueblo ha demostrado que es especialista en sobrevivir. Pase lo que pase, resistiremos.”

KM- ¿Resistir, es lo que los palestinos llaman el sumud?

Maha- “Exactamente. El sumud es no abandonar jamás, es resistir ante y contra todo, una resistencia pasiva si no es posible nada más. Es la paciencia: si somos débiles, bajo las botas del enemigo es no moverse, es aguantar, permanecer. Es, aún bajo el yugo, aún bajo la tortura, continuar con el espíritu libre, el espíritu de rebelión, continuar creyendo en nuestro ideal, en nuestro país…”

Es sumamente interesante, que en estas entrevistas realizadas en idioma inglés, que fueron luego transcriptas al francés y posteriormente traducidas al castellano, se mantenga intacta, justamente la palabra sumud. Palabra, que ha resistido y persistido, en árabe, pasando la barrera de tres idiomas!!

La descripción que Maha nos ofrece, es impecable, porque esa palabra literalmente implica: persistencia, perpetuidad, inmutabilidad, resistencia al hambre y a la sed, fortaleza, sostenimiento de un objetivo, disposición a enfrentar la adversidad…Significados que se mantienen en el uso.

Quiero señalar la diferencia entre sumud y muqáuama, esa palabra que pedí reservar en la memoria y que como dije, también significa resistencia. En esa diferencia hay un dato revelador.

Muqáuama se utiliza como resistencia en tanto respuesta a una agresión. Cuando cesa la agresión, cesa también la muqáuama.

En cambio, como bien lo indicó mi padre, “As-sumud, no es cosa de un día”. Porque nombra una posición en la vida, una posición ética. Y eso es algo que debe ser sostenido eternamente, perpetuamente, para garantizar los derechos. Este es un principio que está en los cimientos de la cultura árabe. Y que ya existía en las culturas que se arabizaron hace más de 1400 años.

Del valor particular que toman la vida y la muerte en esta existencia resistente a la ocupación, da cuenta la poeta Fadwa Tuqan, a través de este dulce testimonio:

Me basta con morir en ella/ con enterrarme en ella;

bajo su tierra fértil disolverme, terminar/ y brotar hecha hierba de su suelo;

hecha flor, con la que juegue/ la mano de algún niño crecido en mi país.

Me basta con seguir en el regazo de mi tierra/ polvo, azahar, hierba.

palestina_020307_a-e1316997418272
Samah Jabr, psiquiatra palestina, en un artículo que titula Ocupados, pero libres en nuestras mentes  afirma:

“Ahmad, un hombre de Ramallah de 46 años, estaba bien hasta la última vez que lo detuvieron. Pero esta vez no pudo soportar el largo encierro en una celda minúscula donde no podía ver ni oír nada. Primero perdió el sentido del tiempo, luego se obsesionó con los movimientos de sus vísceras y empezó a creer que se estaba volviendo “artificial por dentro”. Después desarrolló una paranoia, empezó a oír voces y ver gente en su celda de aislamiento. Actualmente Ahmad ha salido de la prisión, pero está encerrado en la idea de que todo el mundo lo espía”.

Fátima ha pasado varios años consultando a los médicos por una serie de graves enfermedades de cabeza y estómago asociadas con dolores y diversas dermatosis. No había nada que permitiese pensar en una razón orgánica. Finalmente Fátima se confió a nuestra clínica psiquiátrica y contó que todos los síntomas empezaron cuando vio el cráneo abierto de sus hijos asesinados en el suelo de su casa durante la incursión israelí (…).

(…) Durante mi formación como médico en diferentes hospitales y clínicas palestinos he visto a hombres quejarse de imprecisos dolores crónicos desde que perdieron su trabajo como obreros en los sectores israelíes; he visto a colegiales sufrir de incontinencia después de una noche terrorífica de bombardeos. Tengo en la memoria el recuerdo de una mujer que llegó a urgencias con una ceguera súbita producida por la visión de su hijo asesinado; una bala le entró por un ojo y salió de la cabeza por detrás.

(…) Observo el comportamiento trastornado de mis pacientes, escucho sus terribles historias y respondo con los medios de que dispongo: algunas palabras que les ayuden a ordenar sus ideas dispersas; algunas píldoras que pueden ayudarles a reorganizar su pensamiento, a calmar sus delirios y alucinaciones, o que les permitan dormir o relajarse. Pero las palabras y las píldoras no pueden devolver un niño asesinado a sus padres, un padre encarcelado a sus hijos, ni reconstruir un hogar demolido.

(…) El hecho de que nuestra patria esté ocupada no significa, en sí mismo, que no seamos libres. Rechazamos la ocupación en nuestras mentes en la medida en que podemos enfrentarla; aprendemos cómo vivir a pesar de la ocupación y no a adaptarnos.

La resistencia a la ocupación y la solidaridad nacional son muy importantes para nuestra salud mental. Ejercerlas puede protegernos de la depresión y la desesperación.

(…) la enfermedad mental sigue siendo una excepción en Palestina. Resistir y enfrentarse todavía son la norma en nuestro pueblo. A pesar de todas las demoliciones de casas y la extrema pobreza, no será en Palestina donde se encuentre gente que duerma en las calles o rebusque en los cubos de basura para encontrar comida. Esta determinación se basa en los cimientos familiares, en la tenacidad social y en una convicción espiritual e ideológica (…).

La postura de Jabr es muy clara: cuando una población mayoritariamente, generación tras generación, conduce su existencia aceptando lo justo y rechazando lo injusto en sus actos, sus palabras y sus pensamientos, hay menos posibilidades para el arrasamiento subjetivo. Pero si el arrasamiento acontece, contarán quienes lo padezcan con una multitud de compatriotas dispuestos a escuchar, acompañar, tolerar, comprender, cuidar, alojar…

palestina_ninia_a
Como si hubiera leído la mente y el corazón de cada palestino, la pluma combatiente de Samih AlQassem, escribió:

Tal vez me arranques hasta el último palmo de mis tierras.

Tal vez mi mocedad alimente la cárcel.

Tal vez robes la herencia de mi abuelo:

los muebles/ la vajilla/ y los cántaros.

Tal vez quemes mis versos y mis libros.

Tal vez mi carne arrojes a los perros.

Tal vez en nuestra aldea permanezcas

como una espantosa pesadilla.

¡Enemigo del sol!

Pero yo no cederé

Y hasta el último pulso de mis venas

¡Resistiré!

*Artículo presentado en el VI Congreso de Salud Mental y Derechos Humanos, organizado por la Universidad Popular de Madres de Plaza de Mayo, llevado a cabo en Buenos Aires, Argentina, 15 al 18 de noviembre de 2007.

Por Beatriz Esseddin

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

Tierra Amada – Cultura y Resistencia en la Palestina Ocupada por Beatriz Esseddin se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.