Archivo de la etiqueta: Literatura

Seres Mitológicos

al_miraj_a

“Tenemos hambre de mitos, de explicaciones totales, y anhelamos profundamente una profecía con garantías…”

Al-mi’raj

Al-mi’raj es un animal mítico de la poesía islámica que vive en una isla misteriosa llamada al Jezirat-Tennyn dentro de los confines del Océano Índico. Su nombre se puede descomponer de diferentes maneras, aunque generalmente las más usadas son Mi’raj, Mir’aj o simplemente Miraj.

Al-mi’raj tiene el aspecto de un conejo de color amarillo inofensivo y un cuerno en espiral que sobresale de su frente, muy similar al de un unicornio.

Sin embargo, a pesar de su apariencia dócil, al-mir’aj es en realidad un feroz depredador territorial capaz de matar a animales y personas de su propio tamaño o superior clavándoles su largo cuerno. Tiene un apetito carnívoro voraz y puede devorar a otros seres vivos varias veces superiores en tamaño sin esfuerzo.

lammasu_a
Lammasu o Lamasu

En la mitología mesopotámica, el Lammasu (o Lamasu) es una criatura legendaria que posee cabeza de hombre, cuerpo de león y alas de águila.

Guardaban los templos (generalmente en parejas) y mataban a todos los que se aproximaban, excepto a los hombres puramente buenos o totalmente malvados.

huwawa_a
Huwawa (Sumeria) o Humbaba (Babilonia)

En la mitología sumeria y acadia, Huwawa (sumeria) o Humbaba (Babilonia) es un guardián del bosque de cedros de los corazones, en la Tierra de los Vivos, donde vivían los dioses.

Es un monstruo con cara de león y dientes de dragón que ruge como el agua de una inundación y posee una gruesa melena y grandes pies

abraxas_a
Abraxas

Abraxas fue un dios egipcio y un demonio coronado, con cabeza de gallo, grueso vientre, pies de serpiente y cola raquítica, que lleva un látigo.

En él cohabitan el bien y el mal, siendo un ángel y un demonio a la vez.

behemot_a
Behemot o Bahamuth

Behemot (hebreo: בהמות), también conocido como Bahamuth, es un monstruo mítico de la mitología hebrea.

Posee atributos del búfalo de agua, del rinoceronte, cocodrilo, elefante y el hipopótamo. Aparece mencionado en la Biblia, en el Libro de Job (40,15-24) junto a otro monstruo, Leviatán.

Según las leyendas hebreas, ambas criaturas son enemigas y se enfrentaron al principio de los tiempos; otras versiones de estas leyendas sostienen, por el contrario, que la batalla entre los monstruos no fue al principio, sino que será el día del Juicio Final.

sirrush_a
El Sirrush

El sirrush es una criatura mitológica representada en la reconstruida Puerta de Ishtar de la ciudad de Babilonia.

Se parece a un dragón con el cuerpo recubierto de escamas, las patas traseras como garras de águila y las delanteras de felino.

También tiene un cuello largo y una cola, cabeza con cuernos, una lengua como de serpiente y una cresta.

ave_fenix_a
El Ave Fénix

El fénix es un mítico pajaro de fuego del Egipto Antiguo, que es retratado como un pájaro que muere en el fuego y renace de nuevo de ello.

Normalmente es retratado teniendo plumas de oro y rojas. Según la leyenda cristianizada, el ave Fénix vivía en el Jardín del Paraíso, y anidaba en un rosal. Cuando Adán y Eva fueron expulsados, de la espada del ángel que los desterró surgió una chispa que prendió el nido del Fénix, haciendo que ardieran éste y su inquilino. Por ser la única bestia que se había negado a probar la fruta del paraíso, se le concedieron varios dones, siendo el más destacado la inmortalidad a través de la capacidad de renacer de sus cenizas.

©2011-paginasarabes®

Sociedades secretas – Lo que Usted ignora sobre el Grupo de Bilderberg – (Señores del NOM)

Primera reunión del grupo Bilderberg
Primera reunión del grupo Bilderberg

 

La idea de que el Grupo de Bilderberg es un embrión de gobierno mundial ha venido extendiéndose desde hace años. Por haber tenido acceso a los archivos de ese club tan secreto, Thierry Meyssan señala que esa imagen es una pista falsa destinada a enmascarar la verdadera identidad y la real función del Grupo: el Bilderberg es una creación de la OTAN. Su objetivo es convencer a los líderes y manipular a través de ellos a la opinión pública para llevarla a aceptar los conceptos y acciones de la alianza atlántica.

Desde 1954, un centenar de eminentes personalidades de Europa Occidental y de Norteamérica se reúnen anualmente –a puertas cerradas y bajo condiciones de estrecha protección– en el seno del Grupo de Bilderberg. La reunión dura 3 días y nada se publica sobre los temas tratados.

Después de la desaparición de la Unión Soviética, algunos periodistas comenzaron a interesarse por el Grupo de Bilderberg. Varios autores han visto en él el embrión de un gobierno mundial y de las principales decisiones políticas, culturales, económicas y militares de la segunda mitad del siglo XX, una interpretación que Fidel Castro ha retomado. Nada permite, sin embargo, confirmarla o desmentirla (ver artículo al respecto sobre el Nuevo Orden Mundial para tener una idea de lo que esto implica).

En aras de saber lo que realmente es y lo que no puede ser el Grupo de Bilderberg, me di a la tarea de buscar documentos y testigos. Tuve acceso a todos sus archivos correspondientes al periodo que va desde 1954 hasta 1966 y a muchos documentos posteriores y he podido conversar con uno de sus antiguos invitados, a quien conozco desde hace mucho tiempo. Ningún periodista, ni ciertamente los exitosos autores que han popularizado los actuales clichés, ha tenido acceso a tantos documentos internos del Grupo de Bilberberg.

He aquí lo que he logrado descubrir y comprender.

La primera reunión

Setenta personalidades provenientes de 12 países participan en 1954 en la primera reunión del Grupo, un seminario de 3 días, del 29 al 31 de mayo, que se desarrolla cerca de Arnhem, en los Países Bajos. Los invitados se reparten entre dos hoteles cercanos pero los debates se desarrollan en el establecimiento principal con cuyo nombre se conocerá el Grupo.

Las invitaciones, que llevan el membrete del Palacio de Soestdijk [Una de las cuatro residencias oficiales de familia real de los Paises Bajos. Nota del Traductor.], resultan bastante oscuras: «Apreciaría muchísimo su presencia en el congreso internacional, sin carácter oficial, que tendrá lugar en los Países Bajos a finales del mes de mayo. Este congreso desea estudiar cierto número de cuestiones de gran importancia para la civilización occidental y tiene como objetivo estimular el goodwill [en español, “buena voluntad”] y el entendimiento recíproco gracias al libre intercambio de puntos de vista». Las invitaciones llevan la firma del príncipe consorte de los Países Bajos, Bernhard zur Lippe-Biesterfeld, y van acompañadas de varias páginas informativas de índole administrativa sobre el transporte y el alojamiento. Lo más que permiten saber es que habrá delegados de Estados Unidos y de 11 Estados de Europa Occidental y que se realizarán 6 sesiones de trabajo de 3 horas cada una.

Dado el pasado nazi del príncipe Bernhard, quien fue miembro de la caballería SS hasta su matrimonio, en 1937, con la princesa Juliana, y el contexto del mccarthysmo de aquella época, resulta evidente que las «cuestiones de gran importancia para la civilización occidental» tienen que ver con la lucha contra el comunismo.

Ya en el lugar del encuentro, los dos presidentes de la reunión –el empresario estadounidense John S. Coleman y el ministro saliente de Relaciones Exteriores de Bélgica Paul van Zeeland– mitigan la impresión de los invitados. Coleman es un militante del libre mercado mientras que el ministro Van Zeeland es un partidario de la Comunidad Europea de Defensa (CED) [1]. Finalmente, los participantes verán, en un extremo de la tribuna, a Joseph Retinger, la eminencia gris de los británicos. Todo ello parece indicar que las monarquías holandesa y británica apadrinaron la realización de la reunión en apoyo a la Comunidad Europea de Defensa y al modelo económico del capitalismo de libre mercado en oposición al antiamericanismo que promueven comunistas y gaullistas.

Las apariencias, sin embargo, son engañosas. No se trata de hacer campaña a favor de la CED, sino de movilizar a las élites a favor de la guerra fría.

La personalidad escogida para convocar a los invitados fue Su Alteza Real el príncipe Bernhard porque su condición de príncipe consorte le confiere un carácter estatal, sin ser por ello oficial.

Tras él se esconde el verdadero promotor del encuentro: una organización intergubernamental interesada en manipular a los gobiernos de algunos de los Estados que la conforman.

Por aquel entonces, John S. Coleman no se ha convertido aún en presidente de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, pero acaba de crear el Comité de Ciudadanos por una Política Nacional de Comercio (Citizen’s Committee for a National Trade Policy, CCNTP). Afirma que la libertad de comercio absoluta, o sea la renuncia a todos los derechos de aduana, permitirá a los aliados de Estados Unidos acrecentar sus propias riquezas y financiar la Comunidad Europea de Defensa, léase emprender el rearme de Alemania e integrar su potencial militar a la OTAN.

Los documentos que obran en nuestro poder demuestran, sin embargo, que el CCNTP lo único que tiene de “ciudadano” es el nombre. Se trata en realidad de una iniciativa de Charles D. Jackson, el consejero de la Casa Blanca a cargo de la guerra sicológica. A la cabeza de la operación se encuentra William J. Donovan, el ex jefe de la OSS (el servicio de inteligencia estadounidense creado durante la Segunda Guerra Mundial), ahora encargado de crear la rama estadounidense del nuevo servicio secreto de la OTAN, el Gladio [2].

Paul van Zeeland no sólo es el promotor de la Comunidad Europea de Defensa. Es además un político de mucha experiencia. Al término de la ocupación nazi presidió la Liga Independiente de Cooperación Europea (LICE) que tenía como objetivo la creación de una unión aduanera y monetaria, organización que fue instaurada por el ya mencionado Joseph Retinger.

El propio Retinger, quien funge como secretario en el encuentro de Bilderberg, sirvió durante la guerra en los servicios secretos ingleses (SOE) del general Colin Gubbins. En el Reino Unido, Retinger, un aventurero polaco, fue consejero del gobierno de Sikorski en el exilio. En Londres, protagonizó el microcosmo de los gobiernos creados en el exilio, lo cual le proporcionó múltiples contactos en la Europa liberada del fascismo.

Su amigo Sir Gubbins abandonó oficialmente los servicios secretos británicos y el SOE fue disuelto. Dirige entonces una pequeña empresa de tapices y productos textiles que le sirve de «pantalla». En realidad, Gubbins está a cargo de la creación de la rama inglesa del Gladio. Después de haber participado en todas las reuniones preparatorias del congreso de Bilderberg, se encuentra entre los invitados, sentado al lado de Charles D. Jackson.

Los participantes ignoran que son en definitiva los servicios secretos de la OTAN quienes realmente dan origen al encuentro de Bilderberg. El príncipe Bernhard, Coleman y Van Zeeland sirven de fachada.

Aunque periodistas imaginativos hayan creído encontrar en el grupo de Bilderberg la voluntad de crear un gobierno mundial oculto, este club de personalidades influyentes no es más que una herramienta de cabildeo que la OTAN utiliza para promocionar sus propios intereses. Esto es mucho más serio y mucho más peligroso ya que es la OTAN la que ambiciona convertirse en un gobierno mundial oculto capaz de perpetuar el statu quo internacional y la influencia de Estados Unidos.

Además, en las siguientes reuniones la seguridad del Grupo de Bilderberg no estará en manos de la policía del país donde se organiza el encuentro sino que será cuestión de los soldados de la OTAN.

Entre los 10 oradores inscritos se destacan dos ex primeros ministros –el francés Guy Mollet y el italiano Alcide de Gasperi–, tres responsables del Plan Marshall, el halcón de la guerra fría Paul H. Nitze y, sobre todo, un poderosísimo financiero, David Rockefeller.

Según los documentos preparatorios, una veintena de participantes están al tanto del secreto. Conocen más o menos en detalle quiénes son los que realmente manejan el show y han redactado de antemano sus intervenciones. Hasta los menores detalles están previstos y no se deja ni el más mínimo espacio a la improvisación. Por su parte, los demás participantes, unos cincuenta, ignoran por completo lo que se está tramando. Han sido escogidos para que ejerzan su influencia sobre sus respectivos gobiernos y sobre la opinión pública de sus países respectivos. Así que el seminario ha sido organizado para convencerlos y para llevarlos a que se impliquen en la propagación de los mensajes que se quiere divulgar.

En vez de abordar los grandes problemas internacionales, las intervenciones analizan la supuesta estrategia ideológica de los soviéticos y explican el método a seguir para contrarrestarla en el «mundo libre».

Las primeras intervenciones evalúan el peligro comunista. Los «comunistas conscientes» son individuos que pretenden poner su patria al servicio de la Unión Soviética para imponerle al mundo un sistema colectivista. Y hay que combatirlos. Pero se trata de una lucha difícil ya que estos «comunistas conscientes» están diseminados por toda Europa dentro de una masa de electores comunistas que nada saben de sus siniestros propósitos y que los siguen con la esperanza de obtener mejores condiciones sociales.

La retórica se endurece poco a poco. El «mundo libre» debe enfrentar el «complot comunista mundial», no sólo de forma general sino dando también respuesta a problemas concretos vinculados a las inversiones estadounidenses en Europa y la descolonización.

Finalmente, los oradores abordan el problema principal que, según afirman ellos, los soviéticos están explotando en su propio beneficio: por razones culturales e históricas, los responsables políticos del «mundo libre» emplean argumentos diferentes en Estados Unidos y en Europa, argumentos que a veces se contradicen. El caso más emblemático es el de las purgas que organiza el senador McCarthy en Estados Unidos. Estas resultan indispensables para salvar la democracia, pero el método utilizado es visto en Europa como una forma de totalitarismo.

El mensaje final es que no hay negociación diplomática ni compromiso posible con los «Rojos». Hay impedir, cuesto lo que cueste, que los comunistas logren desempeñar un papel en Europa Occidental. Pero habrá que actuar con astucia. Como no podemos arrestarlos y fusilarlos, habrá que neutralizarlos con discreción, sin que los electores se den cuenta. O sea, la ideología que se desarrolla en el encuentro es la de la OTAN y el Gladio. Nunca se dijo allí que se recurriría al fraude electoral ni que los indecisos serían asesinados, pero todos los participantes admitieron que, para salvar el «mundo libre», había que poner las libertades entre paréntesis.

Aunque el proyecto de la Comunidad Europea de Defensa (CED) fracasó 3 meses más tarde debido a los golpes que le asestaron tanto diputados comunistas como «nacionalistas extremistas», o sea los gaullistas, su objetivo no era en realidad apoyar la creación de la CED ni ninguna otra medida política en particular sino divulgar una ideología en el seno de la clase dirigente y transmitirla después, a través de dicha clase, al resto de la sociedad. Objetivamente, los ciudadanos de Europa Occidental disponían cada vez más de información sobre las libertades que no tenían los habitantes de Europa Oriental, pero tenían cada vez menos conciencia de las libertades que ellos mismos iban perdiendo en Europa Occidental.

Leer Más …

Homenaje a Jaime Sabines – Por Carlos Martínez Assad

jaime_sabines_a
Jaime Sabines, uno de los poetas más leídos en México, nació en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas el 25 de marzo de 1926. Hijo de Julio Sabines, un inmigrante procedente del pueblo de Sargbine – del cual se deriva su apellido-, en el fértil valle de la Bekaa, en Líbano, donde los ríos forman la presa de Karaoum con excelentes condiciones para la pesca. Quien sería recordado como el Mayor Sabines emigró en 1902. Después de recorrer varios países se establece en México y llega a Chiapas en 1914 con la División 21, de filiación carrancista. Como algunos otros inmigrantes libaneses, se involucró en la lucha que tenía lugar en México desde 1910. Ya en 1915 es fotografiado montando un caballo, con las cananas terciadas sobre el pecho y sosteniendo un máuser con la mano derecha.

Don Julio fue ocupando diferentes cargos en el ejército mientras subía de rango y estuvo activo por el rumbo del Istmo de Tehuantepec entre 1923 y 1924. En 1927, nombrado jefe de policía por el general Carlos Vidal, entonces gobernador de Chiapas y amigo próximo del general Francisco Serrano, se libró de la ejecución de puritito milagro y por la acción de otro paisano. Domingo Kuri lo encontró en Veracruz, a donde era seguido por su esposa Luz Gutiérrez y los hijos que habían procreado: Juan, Jorge y Jaime. Conocido por haber sido pagador del puerto en tiempos de Venustiano Carranza, logró salvar al Mayor Sabines del batallón de fusilamiento y le ayudó a huir a Cuba. (Carla Zarebska, Jaime Sabines (algo sobre su vida), Secretaría de Comunicaciones y Transportes, México, 1994).

luz_mayor_jaime_sabines_a
Tranquilizado el país, la familia volvió a establecerse en Chiapas y sus hijos crecieron. Jaime, el menor demostró un interés definitivo por la poesía aún siendo estudiante, época en que anima varias publicaciones que rescatan lo mejor de los poetas de entonces: Rafael Alberti, Federico García Lorca, Antonio Machado y León Felipe. Más tarde contará que su padre: “Vino del Líbano hace muchos años. Traía en el espacio de sus venas una sangre valiente y amorosa. Aquí encontró el dolor, la nostalgia, los sueños. Se hizo hombre como se hace una espada, a fuerza de golpes: el señor de la vida es un herrero. Adoptó a este país como adoptar a su padre, como escoger a una familia, como adoptar un lugar donde vivir y donde quedar muerto.”

Le gusta recordar, como lo constatan Martha Kuri y Lourdes Macluf: “Mi padre tenía mucha imaginación y como árabe era un narrador extraordinario, nos seducía con sus cuentos de Las mil y una noches, hacía como en las telenovelas: en lo más expectante lo dejaba para el otro día…El propiamente no hacía poemas, pero hablaba poesía.” (Crónica de un pueblo emigrante, México, 1995)

Con su primer libro, Horal, publicado en 1950 se muestra su gran solidez como poeta si recordamos que incluye el poema Los amorosos, quizás el más conocido por varias generaciones de mexicanos. Por esos años le escribió Elías Nandino: “Desde que leí sus poemas de 1950 y 1951, supe que había en usted un auténtico poeta…Sí, poeta Sabines usted ya ha encontrado su camino. Quizá la provincia lo preserve de este languideciente oleaje surrealista que aún contamina. Afírmese y aliente más y más la pasión quemante y desolada de sus poemas. Su paraíso es su angustia.”

Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.
Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.
Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan.
Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables,
los que siempre -¡que bueno!- han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.
Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan
también como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.
En la oscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana
y su cama flota como sobre un lago.
Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,
a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor
como una lámpara de inagotable aceite.
Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.
Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo,
complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida,
y se van llorando, llorando,
la hermosa vida.

Siguen varias publicaciones: La señal (1951), Adán y Eva (1952) y Tarumba (1956). Desde entonces, dice Mario Benedetti en su selección de Poesía amorosa, “…la palabra Tarumba se convierte en un estupendo comodín que el poeta inventa para entrar en sí mismo y reconocerse, el amor es su clave personal para comunicarse no solo con la mujer sino con el mundo contiguo, con el próximo prójimo.”(Seix Barral, México, 1999)

jaime_sabines_4456_a
Le siguen otros libros como Diario semanario y poemas en prosa (1961), Poemas sueltos (1951-1961), Yuria (1967), del cual considera Rosario Castellanos “poderoso monumento en que un hombre graba su protesta, su esperanza y su desesperanza, su sabiduría y sus oscuridades, aguardando a que venga el otro y lo descifre y lo comparta.” Después vendrían Maltiempo (1972) y, al fin completo, el poema Algo sobre la muerte del mayor Sabines (1973).

¿Quién no ha leído éste último, tiene que leerlo porque allí encontramos la angustia del hombre que compartimos todos los hombres. El autor narra: “Todo el poema se hizo con llanto, con sangre. Es un poema del que no me gusta hablar porque es puro dolor y desgarramiento, impotencia ante la muerte.”

Según Octavio Paz, “Jaime Sabines se instaló desde el principio, con naturalidad, en el caos. No por amor al desorden sino por fidelidad a su visión de la realidad…Su homr es una lluvia de bofetadas, su risa termina en un aullido, su cólera es acerosa y su ternura colérica. Pasa del jardín de la infancia a la sala de cirugía. Para Sabines todos los días son el primer y el último día del mundo.”

Para Carlos Monsiváis la de Sabines es “…una poesía del más descarnado y solidario análisis de los sentimientos, al margen de las jerarquías y prestigios adquiridos, sin miedo a mostrar, a exhibir el afecto desde su raíz individual y familiar.”

José Emilio Pacheco escribió; “El secreto de Sabines no es un misterio. En primer lugar es un maestro de su arte. En segundo (pero ante todo) “dijo nuestra palabra, anduvo nuestro camino”: dio expresión a lo que sentimos y no alcanzamos a formular en palabras. Todos sufrimos del amor y del desamor, a todos se nos mueren las personas que amamos. Nada más Sabines nos ha dicho al oído lo que necesitábamos escuchar en el momento preciso.”

mayor_sabines_a
En 1953 Jaime Sabines casó con Josefa Rodríguez “Chepita”, y continuó con la tradición de una estirpe que se identifica con la misma letra desde su padre y sus hermanos, al bautizar sus hijos utilizando la J para Julio, Julieta, Judith y Jazmín como un espontáneo elogio a la Vida.

Jaime Sabines ha sido galardonado con el Premio Chiapas en 1957, recibió el Premio Xavier Villaurrutia en 1972, su obra fue reconocida con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en la rama de Lingüística y Literatura en 1983 y se le confirió la Medalla Belisario Domínguez en 1994, entre muchos otros reconocimientos.

Me gusta pensar y envidiar a Jaime Sabines como lo describió José Casahonda Castillo: “…vive aquí, en Tuxtla Gutiérrez, su tierra natal. Frente al mostrador del cajón de ropa El Modelo, pasa los días. Sus grandes ojos zarcos miden los centímetros del metro y por sus manos de tradicional sensibilidad comercial pasan las piezas de pique español, de tira bordada francesa y de manta de india. Regatea con los marchantes. Vende y no vende. Es su oficio, un oficio noble, de ascendencia mediterránea. La labor cotidiana limita las horas de la creación artística. Pero el pan diario y la poesía pueden coexistir. Tras el mostrador se escribió Tarumba. Y se siguen escribiendo, sin burocracias, sin alquimias, en el lapso breve, entre vender una tela y pagar el impuesto.”

Muchos son los merecimientos que justifican el homenaje al poeta, cuya obra ha sido incluida en varias antologías, se encuentra entre las más leídas de los escritores mexicanos, representada por artistas en diferentes foros; pero él mismo nos recuerda uno de ellos cuando recibió la presea Ciudad de México en 1991: “La gloria mayor de un poeta ha de consistir en llegar a ser anónimo. Cuando alguien diga un poema, un fragmento o una línea de Jaime Sabines sin saber quién es el autor, ese será el momento supremo de Jaime Sabines.”

Texto leído en el Salón Baalbek del Centro Cultural Libanés, México, D.F., 4 de febrero de 1999

jaime_sabines_sello_a
Después de más de treinta intervenciones quirúrgicas . Jaime Sabines falleció a la edad de 72 años, víctima del cáncer el 19 de marzo de 1999, en México , Distrito Federal.

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de
fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible.
Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me
receto tiempo, abstinencia, soledad.
¿Te parece bien que te quiera nada más una semana?
No es mucho, ni es poco, es bastante. En una
semana se puede reunir todas las palabras de amor
que se han pronunciado sobre la tierra y se les
puede prender fuego. Te voy a calentar con esa
hoguera del amor quemado. Y también el silencio.
Porque las mejores palabras del amor están entre dos
gentes que no se dicen nada.

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons

Homenaje a Jaime Sabines por Carlos Martinez Assad se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.