Archivo de la etiqueta: Jordania

Mansaf – Plato Nacional de Jordania

Es el plato  nacional de Jordania cuyos principales ingredientes son cordero, arroz, yogurt denominado jameed y piñones. El Mansaf puede encontrarse fácilmente en cualquiera de los restaurantes de los países árabes. Se suele preparar para las ocasiones más importantes y especiales, (bodas y nacimientos, para honrar a un invitado y en los principales días festivos). Sus orígenes se remontan a las antiguas caravanas de  beduinos.

Una de las principales curiosidades de este plato, es que se sirve en el centro de la mesa sobre una gran bandeja. No se utilizan los cubiertos, se come con la mano derecha, que debe estar limpia. El lado derecho, entre los musulmanes, simboliza la suerte y la felicidad, mientras que el izquierdo significa desgracia. Por eso, la mano derecha se utiliza para las cosas consideradas nobles, (entrar en la mezquita con el pie derecho, comer con la mano derecha, se comienza a calzarse con el pie derecho, se duerme sobre el lado derecho), y la izquierda para las viles (limpiarse, descalzase, quitarse la ropa).


Ingredientes    

1 kg cordero
750 gr arroz
1 cebolla
250 gr piñones (de los pequeños)
2 litros de yogurt
(Curry, pimienta, nuez moscada, sal a gusto)

Preparación

Cortar la carne en trozos y freír con la cebolla, agregar sal y  agrega condimentos a gusto. Agregar el yogurt líquido y se deja cocer con la carne hasta que esté blanda.

Preparar el arroz aparte, agregándole caldo de verduras para darle sabor o preparar solo arroz blanco.

Cuando el arroz y la carne están en su punto, se presenta en una bandeja,  el arroz se extiende en toda la bandeja, encima van los trozos de carne y el caldo del yogur.

Decorar con los piñones que se fríen en aceite hasta quedar dorados, y (opcional) se sirve acompañado con la salsa de yogurt en una salsera.


©2018-paginasarabes® 

Manakish – (en árabe, معجنة mu’ajjanāt ‘masa’ o مناقيش manāqīsh)

Manakish es la variante árabe de la pizza y la focaccia. En la región  del Levante, a menudo se encuentran en panaderías, y lo preparan muchas familias de Medio Oriente,  para un desayuno tardío  o comenzar el día con una bandeja llena de manakish, con tomillo, queso o carne picada como aderezo. El singular de Manakish es Mankusheh.

Es una de las comidas más básicas y populares en Líbano, Palestina y Jordania. Es una especie de tostada grande o pizza, servida en trozos o doblada, que puede hacerse y rellenarse con multitud de ingredientes. El auténtico, es el que se elabora con una masa de za’atar y suele tomarse en el desayuno, acompañando a un delicioso y caliente té libanés. Pero existen multitud de variedades y rellenos que le cumplimentan y potencian su sabor. Como los que se preparan con aceite, tomillo y sésamo, con queso, con carne, con piñones, con rúcula o con tomate.

La variante  árabe  original lleva  tomillo. En las tiendas de comestibles árabes, puedes comprar Za’atar (o pedirlo en Internet). Esta mezcla de especias de color verde intenso y muy aromático consiste en tomillo seco (o variedades locales de mejorana), zumaque (una especia no conocida en Occidente y que consiste en bayas de color rojo oscuro de Oriente Medio y sabor agridulce aunque no muy aromática) y semillas de sésamo.

El origen de este plato no se sabe con exactitud, aunque probablemente se remonte a los albores de la historia por los ingredientes tan sencillos que lleva así como por su fácil elaboración.


Manakish (pizza árabe)
(6-8 personas)
Ingredientes

1 kg de harina
1 paquete de levadura fresca
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar
400 ml de agua
Za’atar (también escrito Sa’tar)
Aceite de oliva
Un poco de sal gruesa para rociar

Preparación

Mezcle todos los ingredientes secos (harina, azúcar y sal) en un tazón.

Disuelva la levadura en el agua y agregue 2 cucharadas de aceite de oliva y mezcle con los ingredientes secos.

Hacer la masa y dejar leudar durante una hora, amasar de nuevo brevemente, dejar reposar durante media hora. Luego dividirlos en pedazos del tamaño de un puño. Estirar un poco sobre una superficie con harina y usar los dedos para hacer panes planos desiguales del tamaño de un plato pequeño. Mezcle Za’atar con  aceite de oliva de modo  que esté húmeda, pero no líquida. Extienda la mezcla en los trozos de masa con una cuchara, luego hornee en el horno sobre papel a 180 grados, dependiendo del tamaño, durante aproximadamente 7 minutos. A continuación, muela un poco de sal gruesa sobre él. Además se puede acompañar con  un vaso de té con menta.


 ©2018-paginasarabes®

Sodoma y Gomorra: Hallazgo arqueológico de las ciudades bíblicas

Entonces Dios hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Dios desde los cielos;

– y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra.

(Génesis 19 24-25).

La ciudad bíblica de Sodoma parece haber sido descubierta por arqueólogos estadounidenses en el sur de Jordania. El equipo, dirigido por el profesor Steve Collins de la Universidad Trinity de Nuevo México, lo afirma luego de haber trabajado durante una década en excavaciones en un proyecto llamado Tall el-Hammam, en el Valle del Jordán, informa Popular Archaeology.

“El equipo de arqueólogos ha desenterrado una mina de oro de antiguas estructuras monumentales revelando una ciudad-estado que dataría de la Edad de Bronce, y que dominó la región del sur de Jordania en el Valle del Jordán”, afirmó Collins y agregó que “la mayoría de los mapas arqueológicos de la zona estaban en blanco” antes de su trabajos allí. “Lo que tenemos en nuestras manos es una importante ciudad-estado que era desconocida por los eruditos antes de empezar nuestro proyecto” concluye.

El sitio, según los arqueólogos, tiene dos estratos, una parte inferior y una ciudad alta. Además la ciudad posee un muro de 10 metros de alto hecho con ladrillos de barro. También hay puertas, torres y una plaza central. “Fue una misión enorme, que requirió millones de ladrillos y, obviamente, un gran número de trabajadores”, sostuvo Collins. Asimismo, la evidencia de torres y puertas, junto con algunas otras piezas descubiertas indican que las fortificaciones de la Edad de Bronce eran mucho más resistentes de lo que se pensaba.

La evidencia arqueológica también indica que la vida de la ciudad llegó a un abrupto final. Esto puso fin a toda forma de vida durante un período de 700 años. Según el Antiguo Testamento de la Biblia, esta ciudad junto a Gomorra, estaba asociada a los pecados de los hombres y es por eso fue castigada y destruida por Dios enviando una ‘lluvia de fuego y azufre’ que incineró completamente la ciudad.

Un equipo de arqueólogos afirma haber descubierto la ciudad bíblica de Sodoma en el Valle del Jordán. Dichos hallazgos arrojarían luz sobre la Edad de Bronce y sobre cómo las ciudades-estados se formaron en el período comprendido entre los años 3.500 y 1.540 a.C. El descubrimiento, si se confirma, sería de suma importancia para la arqueología.

¿Hay alguna evidencia de que los sitios son en realidad  los restos de las ciudades bíblicas?

En todo el sitio, los edificios son de ceniza blanquecina y está llena de literalmente millones de pelotas de azufre. Fuera de estos lugares, ninguna bola de azufre y cenizas se encontraron. Se analizó, se trata de una mancha de ceniza y las bolas de azufre. Se encontró que contiene 90-95% de azufre. La naturaleza  del azufre es  de una pureza y  en una cantidad que no aparecen en cualquier parte del mundo.

Fueron encontrados en los edificios, paredes, y Esfinge. Todos estos edificios están completamente cubiertos de las cenizas con una gran cantidad de bolas de azufre. En estas localidades se encontraron los huesos que emanan  de las cenizas, se descubrieron muestras de hierro fundido y dorado.

¿Quién descubrió la ciudad perdida?

Ron Wyatt pasó  en el Mar Muerto durante doce años, hasta 1989, en uno de estos viajes se llevaron los cuerpos blancos encontrados de forma especial a lo largo del Mar Muerto.

Ron se fue a la ciudad perdida con los colegas a explorar estos hallazgos. Le dio un claro testimonio de que esta es una ciudad bíblica. Con los años, muchas personas de todo el mundo  visitaron el sitio. Ha sido varias veces analizadas las bolas de azufre y cenizas. Fue una gran cantidad de material procesado, videos, sitios web y libros.

La República Checa, visitó el lugar, el Sr. Milan Latka, llevó el balón de azufre y que tenía que hacer un análisis detallado en el laboratorio. Comprobado por la nación Checa, que estos sitios existen realmente, y las conclusiones son verdaderas. Usted puede ver todo en la Web http://www.ban.cz

¿Cómo es posible que la ciudad haya sobrevivido hasta nuestros días?

Restos de la ciudad se conservan debido a la escasez de precipitaciones en esta zona. En esta zona las precipitaciones son mínimas (5 cm / año). La lluvia intermitente hizo la superficie de los edificios de las cenizas de una superficie dura, por lo que la ciudad se conserva hasta hoy. Cuando las lluvias fueron acumuladas en estos lugares, cuando aumentaron las precipitaciones, la ciudad fue destruida por completo, disuelta por la lluvia. Cuando la colisión fue menor, la corteza en la superficie de los edificios  se solidificó.

Flavio Josefo testimonio, Guerra de los Judíos.

Flavio Josefo (37-100 dC vivió alrededor del año) – en su libro La Guerra de los Judíos, el cuarto libro en el capítulo octavo describe  en su obra alrededor del Mar Muerto y la ciudad perdida en las cenizas

(La guerra judía, el cuarto libro, un extracto del capítulo octavo)

La longitud de este lago es de quinientos ochenta  etapas, que se extiende en el arado al árabe, y espacioso en ciento cincuenta etapas. Los países vecinos de Sodoma, una vez próspero país con los cultivos y la riqueza en las ciudades, pero ahora todos los reseca. Dicen que el rayo se quemó por la maldad de la gente. Las huellas del fuego divino es aún saben y pueden ver las sombras de las cinco ciudades, así como cenizas, que a su vez son también los frutos de las plantas, que, aun teniendo el mismo color que la fruta comestible, pero cuando coja las manos fuera caerá en el humo y la ceniza.

Josefo describe claramente  el Mar Muerto, Sodoma, como país vecino. Él escribe sobre las cinco ciudades en las que están familiarizados con los rastros de fuego de Dios, los restos de ceniza.

Las cinco ciudades que Josefo describe, se encuentran aún hoy en día. Todas estas ciudades son de ceniza blanquecina y las bolas de azufre. Sembrado de millones de personas entre las cenizas.

Fuentes: popular-archaeology.com actualidad.rt.com  www.es.amazinghope.net

©2017-paginasarabes®