Los sufís de Al-Andalus 3 – Por Ibn Arabi

sufies_8923

Una esclava de Qasim al-Dawlah

 

Pertenecía a nuestro maestro el Príncipe de los Creyentes. Vivía en los alrededores de La Meca, donde murió. Fue única en su tiempo y había obtenido la facultad de recorrer rápidamente grandes distancias . Cuando realizaba esas caminatas, se ponía de acuerdo con las montañas, las rocas y los árboles, diciéndoles: “Bienvenidos! Bienvenidos!”. Su estado espiritual era poderoso y servía a los Iniciados y seguía el Camino con una sinceridad inflexible. Tenía las virtudes de la futuwwah y practicaba el combate espiritual más intenso, ayunando con frecuencia día y noche; a pesar de ello, tenía mucha fuerza y sus esfuerzos parecían irle muy bien. Nunca vi en nuestra época a nadie tan educado. Estaba entregada a la exaltación de la Majestad divina y no se concedía ningún valor a sí misma.

 

Zaynab al-QaI’iyyah 

 

Procedía de la fortaleza de los Banu Jamad, pertenecía a las gentes del Corán y era la asceta más adelantada de su tiempo. Aunque tenía al mismo tiempo una gran belleza y una riqueza considerable, abandonó el mundo material y se marchó a vivir a la región de La Meca, como mujer ennoblecida por Allah. Me la encontré en Sevilla y en La Meca. Fue discípula de numerosos saykhs eminentes, como Ibn Qassum ,ash-Shubarbuli,Maymun al- Qirmizi, Abu al-Husayn b. Acca’igh , el tradicionista y asceta y Abu ac-cabr Ayyub al-Aqhri.


Cuando se sentaba para practicar la invocación, se elevaba a quince metros del suelo; luego bajaba cuando había terminado su dhikr. La acompañé una vez para ir de
La Meca a Jerusalén y nunca conocí a nadie más estricto que ella en el cumplimiento de los horarios de los salats. Fue una de las personas más inteligentes de su tiempo.

 

FIN

Deja un comentario

portal de cultura arabe

This site is protected by wp-copyrightpro.com

A %d blogueros les gusta esto: