Archivo de la categoría: Religión

Del Martirio de Imam Musa Al-Kadzim (P) – Séptimo Imam Shi’íta

Aniversario del Martirio de Imam Musa Al-Kadzim (P), Séptimo Imam Shiíta

El Imam Musa Al-Kadzim (P) fue el séptimo Imam, tras la muerte de su padre Ya’far As-Sadiq (P). Se lo conoció como “Al-Kadzim”, –el que reprime su enojo–, por su gran paciencia ante las dificultades que tuvo que soportar. Nació en una localidad ubicada entre La Meca y Medina llamada Abu’ua, su madre fue Hamidah “la Andaluza”. Fue martirizado el día 25 de Rayab del año 183 (d.H.)

BIOGRAFÍA DEL IMAM MUSA AL-KADZIM (la Paz sea con él)

Nombre: Musa

Título: Al-Kadzim

Nació: El 7 del mes de Safar, del año 128 (d.H.).

Su padre: Ya’far As-Sadiq (P).

Su madre: Hamidah la Andaluza

Martirio: 25 de Rayab del año183 (d.H.)

* * *

Durante su Nacimiento y Carácter

El Imam Musa Al-Kadzim (P) fue el séptimo Imam, tras la muerte de su padre Ya’far As-Sadiq (P). Se lo conoció como “Al-Kadzim”, –el que reprime su enojo–, por su gran paciencia ante las dificultades que tuvo que soportar. Nació en una localidad ubicada entre La Meca y Medina llamada Abu’ua, y su madre fue Hamidah “la Andaluza”.

Vivió veinte años junto a su padre y luego asumió el Imamato por orden Divina y designación expresa de sus antecesores. Su Imamato duró treinta y cinco años, durante los cuales convivió con el gobierno de los califas Abbásidas Al-Mansur, Mahdi, Hadi Y Harun Ar-Rashid. Este último fue quien lo hizo apresar y finalmente lo mandó a envenenar mientras estaba en la cárcel. Fue enterrado en Bagdad, en un cementerio usado por los Quraishitas para los nobles de Bani Hashim, llamado “Maqbir Quraish”, lugar que hoy se conoce con el nombre de “La Puerta de las necesidades”.

El Imam Al-Kadzim (P) se dedicó a enseñar en Medina hasta el momento en que fue encarcelado. Se dice que él era el más noble de los hijos de Ya’far As-Sadiq (P), el más sabio, desapegado, escrupuloso en las normas religiosas y devoto de las personas de su tiempo. Pasaba sus noches rezando y alabando a Dios, muchas veces hasta el alba, e incluso hasta el mediodía. Solía repetir: “¡Oh Dios! Te pido tolerancia en el momento de la muerte y el perdón el Día de la Resurrección”.

Acostumbraba a llorar por temor a Dios hasta el punto que su barba se mojaba con sus lágrimas.

Era el que poseía mayor conocimiento en jurisprudencia islámica, el más noble de espíritu y el más generoso. Era muy amable con su familia y sus parientes. Solía repartir abundantes limosnas.

Solía visitar a los pobres durante la noche, cubriendo sus necesidades sin que ellos supieran de dónde les llegaban las provisiones. Solía viajar siempre con 200 o 300 dinares para repartir en caridad.

Se reporta que él era el más versado de los eruditos en el Libro de Dios y el de mejor voz para su recitación. Dicen que cuando él lo recitaba, la gente se detenía a escucharlo, se ponía triste y lloraba por el efecto que tenía en ellos.

También fue apodado “El ornato de los que pasan la noche en oración”, y “Al Amin” (el fiel). Se lo conoce como Abu al Hasan y también con el nombre de Abu Ibrahim, Abu ‘Ali y Abu Saleh.

Hazri en Kazmain Shareef – Imam Musa Kazim AS y Jawad Taqi Imam tan memorable y bendita Hazri (Ziyrat, la peregrinación) de Halqa Alvia Qadria en Mazar-e-Aqdas, sagrado templo de Hazrat Imam Musa Kazim AS y Hazrat Imam Taqi Jawwad AS, en orientación y liderazgo de Su Santidad Syed Khurshid-ul-Hasan Jilani, nieto de Huzoor Ghous Pak (RA), jefe de Silsila-e-Aalia Alvia Qadria Razzaqia y el hijo mayor de Su Santidad el Sheikh-ul-Mashaikh Syed Zaheer-ul- Hasan Jilani Chandpuri (RA) en Kazmen / Kazemein Shareef, Irak


Badi shay hai nisbat-e-Mustafa(SAWW)

Hai waseela apni najaat ka

Shah-e-Ambiya ki jo Aal hai,

Bara us ka jaah-o-jalaal hai,

Nahin uski koi misaal hai,

Wo Habib-e-Haq ka jamaal hai,

Nahin Qaal is mein ye haal hai,

Mila usko kaisa kamaal hai,

Ye Khuda-e-pak ki hai ataa,

Badi shay hai nisbat-e-Mustafa(SAWW)

Wo jo Ahle Bayt ke hain Imam,

Baray muttaqi barhe nayk naam,

Wo hain badshah to hain hum ghulam,

Bane unke madhha srra tamaam,

Bara uncha har ek ka hai maqaam,

Hue pehlay hazrat Ali(AS) Imam,

Jinhay sab ne Asadullah kaha,

Badi shay hai nisbat-e-Mustafa(SAWW)

Hain Hassan(AS) Imam, Hussain(AS) bhi,

Hain Ali Raza wo Naqi Taqi,

Hain Imam Baqir-o-Kazmi,

Kahin Abdi kahin Ja’fari,

Koi Mahdi koi hai Askari,

Hai har ek Rasool ki rooshni,

Mili unse duniya ko hai zia,

Badi shay hai nisbat-e-Mustafa(SAWW)

Ye hain Aal-o-aulad-e-Ali

Kahin in mein Alvi aur Fatemi

Yahi nasl aal-e-Nabi bani

Hai mohabbat inse to wajibi

Hai Riyaz hukm-e-Khuda yahi

Yahi hai hadeeth Huzoor ki

Kahoon kyun na phir main barmala

Badi shay hai nisbat-e-Mustafa(SAWW)

 ©2011-paginasarabes®

Pedimos a Europa que no apoye la iniciativa Palestina en la ONU – (Diagnóstico:crisis de angustia (panic attack)

ENTREVISTA: GIDEON SAAR Ministro de Educación de Israel

Gideon Saar es una estrella ascendente del Likud, el gran partido de la derecha israelí. El primer ministro y líder de la formación, Benjamín Netanyahu, escucha con atención lo que tiene que decir este político de creciente popularidad a pesar de su juventud (Tel Aviv, 1966) y de sus escasas credenciales militares. El discurso oficialista de Saar, ministro de Educación, deja poco margen al optimismo, con vistas a una solución al enquistado conflicto de Oriente Próximo. Saar insiste en viejas fórmulas y se aferra a la vuelta a las negociaciones casi como un fin en sí mismo; las mismas conversaciones de paz que hasta ahora solo han conseguido profundizar en el abismo que separa a palestinos e israelíes.

Saar no es capaz de articular respuesta alguna a los intensos movimientos diplomáticos palestinos que aspiran a lograr el reconocimiento de su Estado en la ONU después del verano. Septiembre está a la vuelta de la esquina, pero sigue sin estar claro cómo piensan los israelíes contrarrestar la iniciativa palestina. Saar explica que dedica parte de sus viajes, incluido este a España, a convencer a los miembros de la comunidad internacional de que la solución pasa por volver a las negociaciones que se rompieron por enésima vez hace nueve meses. “Estamos intentando llevar el mensaje a nuestros amigos en la comunidad internacional, a Europa para que “no apoyen movimientos unilaterales de los palestinos en Naciones Unidas”. Sabemos que en la ONU hay una mayoría automática en contra de las posiciones israelíes”. Prosigue: “Le pedimos a España, un país amigo con conexiones en la parte israelí y en la palestina, que fortalezca el camino de las negociaciones y no el de las acciones unilaterales”.

Preguntado por los movimientos tectónicos que están produciendo las revueltas árabes en la región y por las repercusiones en Israel, Saar expresa el sentimiento de estupefacción y parálisis que cunde entre buena parte de la clase política israelí. “Experimentamos cosas sobre las que no podemos ejercer influencia pero que nos van a afectar. Es muy difícil saber cómo va a evolucionar”, dice Saar, quien expresa el miedo israelí a que los islamistas salgan reforzados una vez llegue la estabilidad a los revueltos países árabes. “No hay un campo liberal-democrático en los países árabes, mientras que el extremismo islámico se extiende”. Y deja de lado la diplomacia para expresar su opinión acerca del mundo árabe. “Las sociedades árabes son básicamente sociedades fallidas. No tienen democracia. Tienen economías fallidas, no están desarrolladas tecnológicamente, no hay justicia social. Son fallidas en prácticamente todos los aspectos”.

Destila el ministro de Educación algo más de precisión cuando habla de política interna. Como a muchos políticos israelíes, le preocupan las tensiones que genera el crecimiento de la comunidad ultraortodoxa en Israel, que plantea un dilema formidable a su Gobierno, y los israelíes más laicos. La mayoría de “los llamados haredim, literalmente “temerosos de Dios”, no trabajan y dedican su vida al estudio de los textos sagrados. Están además exentos de cumplir el servicio militar, obligatorio durante tres años para el resto de los israelíes”. Saar dice que su Gobierno aspira a integrar a los ultraortodoxos en el mercado laboral y en el sistema educativo. “Estamos dando pasos que no se habían dado hasta ahora. Hemos cortado financiación a escuelas, a las dos grandes ramas haredim

[sefardíes y ashkenazíes, de origen europeo] que no cumplen los requisitos mínimos, por ejemplo si no enseñan inglés”. No faltan expertos que sostienen que la solución pasa por un cambio en el sistema electoral que ponga fin al poder desproporcionado de los religiosos en el Parlamento. Saar coincide con ellos. “El sistema electoral debe cambiar. Hace falta introducir un elemento regional para que los grandes partidos tengan más poder”.

Para concluir, el ministro niega el evidente y creciente aislamiento internacional de Israel. “No sufrimos ningún aislamiento.Somos invitados respetados en muchos lugares y viene mucha gente a visitarnos. Pero sí notamos que en ciertos círculos de izquierdas hay una mayor deslegitimación de Israel como Estado, no de sus políticas. Es la nueva versión de antisemitismo”.

EL PAÍS – Madrid – 25/06/2011

Máximas de Hasan al Basrî – Del «Tadhkiratul-awliyâ» – Farîd ud-Din Al-‘Attâr


Hasan al Basrî consideraba muy superiores a él a todos aquellos con los que se cruzaba. Un día, mientras paseaba a orillas del Shatt al-‘Arab, vio a un negro sentado al lado de una mujer. Frente a él había una jarra y una copa; los dos se servían sucesivamente de la jarra y bebían. Hasan al Basrî, viendo a aquel hombre, se dijo para sí: «He aquí uno que también vale más que yo». Sin embargo pensó: «Desde el punto de vista legal no es posible que sea mejor que yo, puesto que tiene a su lado a una mujer de malas costumbres y tiene la intención de beber vino». Mientras reflexionaba de este modo apareció en el río una embarcación enormemente cargada que llevaba a bordo siete personas, la cual, mientras se acercaba a la orilla, de repente se hundió.

El negro, tirándose al agua, salvó a seis personas una tras otra, y luego dirigiéndose a Hasan al Basrî, dijo: «Adelante, si eres mejor que yo. He salvado a seis, puedes salvar a uno tú también». Y agregó: «¡Oh musulmanes! Esta jarra está llena de agua y esta mujer es mi madre. He querido poner a prueba a Hasan al Basrî». Y dirigiéndose a este último: «Como ves haz juzgado superficialmente y no has sido capaz de ver más allá de las apariencias». A estas palabras Hasan al Basrî se tiró a los pies del negro, le besó las manos, y comprendiendo que era uno de los servidores de excepción del Altísimo, le suplicó: «Oh venerable, así como has salvado a estos náufragos del agua del río, sálvame del abismo del culto a mí mismo». A lo que el negro respondió: «Ve, estás a salvo». Desde entonces no consideró jamás a ninguno como inferior a sí mismo, sino que estimó que todos le eran superiores.

[…]

Hasan al Basrî dijo un día a sus íntimos: «Vosotros me recordáis a los Compañeros del Enviado —¡sobre Él el Saludo y la Paz!—». Todos se estaban alegrando, cuando agregó: «Son vuestros rostros y vuestras barbas las que son similares, pero nada más. Si ustedes los hubiesen visto, les habrían parecido locos; y si ellos los hubiesen visto a ustedes, no los habrían tratado como verdaderos musulmanes, ni siquiera a uno de vosotros; porque en la práctica de la fe ellos eran como caballeros montados sobre caballos rápidos como el viento, mientras que nosotros andamos como si estuviésemos sobre la silla de un asno con el lomo llagado»

©2011-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

Máximas de Hasan al Basrî – Del «Tadhkiratul-awliyâ» – Farîd ud-Din Al-‘Attâr por Al Muru Andalucí se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.